Las 10 mejores comedias románticas

Me he dado cuenta de que aún no había hecho una lista con las mejores comedias románticas en este, vuestro blog a pesar de que es uno de mis géneros favoritos (por aquello de que toda ocasión es buena para ver una película de este tipo) así que, sin más dilación, aquí están mis diez elegidas (más un bonus esta vez). A ver qué opinais pequeños saltamontes…

Bonus: Algo para recordar. No podía hacer esta lista sin una película de Tom Hanks y Meg Ryan así que de las tres que tienen juntos he escogido esta que me parece la mejor a pesar de estar dirigida por la infame Nora Ephron, la directora que más odio (con permiso de Isabel Coixet). Lo cierto es que “Algo para recordar” tiene ese toque mágico que la hace especialmente brillante al mezclar una historia de amor, el destino, dos protagonistas con una química increíble y Nueva York (mi debilidad). Bueno en realidad están en Seattle pero como el final es en el Empire ya me puede xD. Además tiene un grupo de secundarios de lujo: Bill Pullman (super mono, tan hipocondríaco y debilucho que da pena cuando Meg le pega la patada), Frances Conroy, Rita Wilson o David Hyde Pierce. En resumen, un nuevo clásico en toda regla.

10 – La boda de mi mejor amigo. Aunque se dice que el papel de Julianne Potter era para Sarah Jessica Parker (finalmente no pudo aceptarlo por su compromiso con “Sexo en NY”), está claro que Julia Roberts aportó su toque y transformó la película de P.J. Hogan en un éxito rotundo. Y es que “la novia de America” se desenvuelve espectacularmente bien en las comedias románticas. Además tenemos a una Cameron Díaz más encantadora que nunca (“Si no tuviera que odiarla, la adoraría” dice el personaje de Julian), a un Dermot Mulroney cuyo porte y atractivo le da consistencia a esa obsesión que la protagonista sufre por él y a un divertidísimo Rupert Everett haciendo del típico amigo gay que lo mismo canta delante de toda la familia y se monta un musical como si nada, que se va a escuchar poesía mientras aconseja sobre los puntos débiles del “maléfico plan” de la pobre Jules. En fín que todo el conjunto tiene el encanto de las comedias ochenteras, ese algo que las hace perdurar y ser recordadas siempre.

9 – Notting Hill. Esta comedia se centra en el famoso barrio de Notting Hill (obviamente xD) donde William Thacker (interpretado por Hugh Grant) dirige una librería especializada en guías de viaje al estilo tradicional. Y allí precisamente es donde Anna Scott (Julia Roberts), la mayor estrella cinematográfica del momento,  se refugia buscando un poco de intimidad. Los dos comenzarán una exquisita relación más allá de las clases sociales y la presión de la fama, ayudados por el siempre extravagante compañero de William (Rhys Ifans), un secundario a la altura.

8 – El diario de Bridget Jones. La famosísima  y aclamada novela de Helen Fielding (que me he leído ya tres o cuatro veces) dio lugar a esta genial comedia inglesa que nos cuenta los entresijos de la catastrófica vida de Bridget Jones, una chica que se ve en los treinta y tantos con sobrepeso, adicción al tabaco, al chocolate y a los libros de autoayuda y lo que es peor, sin una relación estable. René Zellwegger interpreta en esta película y su secuela al mejor personaje de su carrera (y eso que trajo cola lo de contratar a una americana para este papel en concreto). Ya está confirmado que volverá en 2013 con “Bridget Jones’s Baby” para cerrar la trilogía con un guión escrito de nuevo por la autora y acompañada por sus dos fantásticos compañeros, Colin Firth y Hugh Grant (de nuevo en esta lista y no por última vez). Una noticia que es mejor aún que una sopa azul con cordel. Bueno tanto no, pero casi xD. 

7 – Ghost. Esta película es más un drama-romántico con toques de ficción y suspense que comedia en sí pero me ha sido imposible dejarla fuera de la lista. Es que es tan memorable de principio a fín… En “Ghost”, el gran Patrick Swayze (que en paz descanse) interpreta a Sam Wheat, un hombre enamorado y en la flor de la vida que es asesinado por “una mala gestión” de su mejor amigo (llamémoslo así). Después de tan cruel destino, su fantasma permanece en la tierra para proteger a su querida Molly (con la que jugaba a hacer formas fálicas en el barro antes de chingar) y evitar que acabe tan mal como él. Geniales los cuatro protagonistas destacando por supuesto a Whoopi Goldberg que se llevó el Oscar a la mejor actriz secundaria interpretando a la medium que ayuda a la pareja. Su Oda Mae Brown es simplemente espectacular. Vamos, que “Ghost” es otra de esas películas que nadie debería perderse.

6 – Mejor… Imposible. La película de James L. Brooks se llevó dos de los siete Oscars a los que optaba, pero fueron dos “de los grandes”, el de mejor actor y mejor actriz. Y es que la pareja formada por Helen Hunt y Jack Nicholson fue sin duda lo mejor de su año. Está claro que el productor de “Los Simpson” jamás dirigirá nada mejor pero es que es difícil superar algo así. Nunca un escritor malhumorado y psicótico con un montón de manías resultó tan encantador ni una camarera de Nueva York tan dulce e inteligente. Y es que nada en esta película podría ser mejor… Imposible.

Sigue leyendo

Las 10 mejores películas de Ron Howard

Nueva lista en este, vuestro blog. Esta vez sobre el padre de mi querida Bryce Dallas Howard, un director con una trayectoria envidiable, llena de éxitos y algún que otro clásico de la historia del cine. También algún “fail” importante como “Edtv” o “El grinch” pero en general ha tenido un ojo impresionante con sus proyectos. Comenzamos…

10. Un horizonte muy lejano – A comienzos del siglo XX, Joseph y sus dos hermanos malviven del cultivo de unas tierras que son propiedad, como toda la comarca, del poderoso señor Christie. Cuando el padre de Joseph muere en un accidente provocado por los hombres de Christie, el joven decide vengarse, pero no lo consigue. Poco después, para evitar un duelo, emigra a América, y en el barco coincide con Shannon, la bella hija de Christie. Nada más llegar a los Estados Unidos, a Shannon le roban todo su dinero; entonces Joseph decide protegerla haciéndola pasar por su hermana. Uno de los primeros exitos de Tom Cruise ya que consiguió amasar 137 millones de dólares con un presupuesto de sólo 32.

9. Una mente maravillosa – En mi opinión está un poco sobrevalorada pero desde luego es una película realmente interesante, con un desarrollo genial y alguna que otra sorpresa escondida bastante impactante. La película, basada en el libro de Sylvia Nasar, trata sobre la vida del matemático John Forbes Nash, un matemático brillante que consiguió superar la esquizofrenia paranoide y ganar un premio Nobel. “Una mente maravillosa” fue la gran ganadora de su año, llevándose el premio a la mejor película, mejor director, mejor actriz de reparto (la guapísima Jennifer Connelly) y mejor guión. Ahí es nada…

8. The paper – Henry Hackett es redactor jefe de un tabloide de Nueva York. Es un adicto al trabajo y le encanta lo que hace, pero una jornada laboral demasiado larga y un salario demasiado bajo están minando su entusiasmo. Además, el editor se enfrenta a problemas financieros, dejando que su “esbirra” Alicia Clark, la pesadilla de Henry, tome las medidas impopulares. La mujer de Henry, antes reportera y ahora embarazada, está harta porque su marido dedica muy poco tiempo a su familia. Por todo ello, Henry está a punto de aceptar una oferta para editar un periódico cono el New York Times, lo que significaría más dinero, menos horas, más respetabilidad… pero también más aburrimiento.

7. Apollo 13 – Segunda colaboración de Tom Hanks con Ron Howard (a la que seguirían dos más) en la que el Apolo XIII inicia su viaje a la Luna. Cuando está a punto de llegar a su destino, se produce una explosión en el espacio que les hace perder oxígeno y, además, cambia el rumbo de la nave. La situación de los tripulantes se hace desesperada cuando el oxígeno empieza a agotarse. Mientras tanto, el mundo entero vive pendiente del desenlace de tan angustiosa aventura.

6. Llamaradas – Es una de las grandes películas de Ron Howard, la historia de dos hermanos bomberos que tienen que aprender a solucinar sus rencillas del pasado mientras luchan por detener a un peligroso pirómano que está causando el pánico en la zona. “Llamaradas” cuenta con unas escenas de incendios espectaculares , en las que los protagonistas apenas utilizaron extras.

Un apunte curioso: Brad Pitt hizo una audición para interpretar a Brian, el hermano pequeño del protagonista (se parecía más a Kurt Russell). Lo consiguió William Baldwin, como todos sabemos, y al hacerlo tuvo que dejar de interpretar al J.D. de “Thelma y Louise”, el personaje que hizo de Brad Pitt una estrella mundial.

Sigue leyendo

Crítica: “Larry Crowne”

Tom Hanks vuelve a sentarse en la silla de director 15 años después de traernos la muy recomendable “The Wonders”, en la que un grupo de chicos conseguían triunfar en el mundo de la música con su pegadiza “That thing you do!”. Además de dirigir y protagonizar, en “Larry Crowne” co-escribe junto a Nia Vardalos (que tanto dinero le dio como productor con el sleeper “Mi gran boda griega”).

A priori podríamos pensar que esta comedia lo tiene todo para triunfar pero nada más lejos de la realidad ya que “Larry Crowne” es lo que sutilmente podríamos llamar una puñetera basura de película. Desde luego no sé que habrá podido ver Julia Roberts en este terrible guión. Quizá sólo le apetecía volver a trabajar con Tom Hanks… Sea como sea no lo puedo entender.

La película comienza con el despido del protagonista, el mejor empleado que pueden tener unos grandes almacenes, y todo por no tener una carrera. Aquí ya empezamos con las chorradas, las incongruencias y las situaciones ridículas que no nos tragamos. El caso es que una vez en paro, Larry Crowne se apuntará a dos clases para mejorar su situación (¿sólo dos?). En una de ellas conocerá a Mercedes Tainot (Julia Roberts), una profesora obsesionada con la pronunciación de su apellido que intenta emular a Cameron Diaz en “Bad teacher” (osea borrachuza y sin interés aparente por su trabajo) con pésimos resultados.

Como decía antes, el guión de Nia Vardalos se mueve siempre entre lo ridículo y lo bochornoso con protagonistas planos que no tienen nada que contar y secundarios ridículos que propician situaciones aún más ridículas con el único propósito de resultar divertidas (una vez más sin éxito). Ahí tenemos por ejemplo a la pandilla de moteros malotes cuyo único fin es ayudar al prójimo con cortes de pelo y Feng shui y cuyo requisito para entrar en su grupo es chasquear los dedos (no comments).

La química amorosa de los protagonistas es inexistente (como amigos puede pero poco más) y el extenso metraje de la película se hace interminable entre discursos de 2 minutos en clase, borracheras petardas y restregones de cebolleta entre la joven y atractiva pandillera y Larry, a pesar de los buenos 30 años de diferencia que hay entre ellos. Del novio de ella no se preocupan demasiado porque siempre está en medio pero es retrasado mental (o se lo hace, vamos).

Conclusión: Poco más que decir sobre esta película, sólo que ahora entiendo el fracaso en taquilla y que, desde luego, los próximos proyectos como director de Tom Hanks habrá que mirarlos con lupa para no tirar el dinero así como así…

Nota: 2,1