Crítica: “El invitado”

El sueco Daniel Espinosa debuta en USA con esta película protagonizada por dos estrellas: Denzel Washington y Ryan Reynolds. El poster que plagiaba de manera descarada a “The Bourne ultimatum” era finalmente una pista de por dónde iban a ir los tiros. Por desgracia no supimos verlo y le dimos una oportunidad.

“El invitado” no es una película horrible pero desde luego se queda muy lejos de lo que prometía con esos trailers y ese reparto tan interesante. La trama es tan simple que los guionistas intentan liarnos con giros tontos y un guión algo críptico para que parezca más de lo que realmente hay. Y a estas alturas de curso no cuela, la verdad.

Denzel Washington no termina de situarse en el personaje pese a su arrollador carisma. Está cómodo porque lleva ya demasiados años en esto pero no se le nota demasiado entusiasmado con el papel. Ryan Reynolds, por su parte, ya ha demostrado muchas veces que tiene potencial como héroe de acción con ese puntito de humor que le dan sus caras aprendidas durante sus primeros años en Tv, pero sin un personaje realmente consistente se desmorona igual que el resto.  Vera Farmiga está desaprovechada, una vez más, tras una mesa de escritorio y hay que echarle imaginación para ver al T-1000 que un día fue Robert Patrick, qué cruel es el paso del tiempo!

Lo que sí que hay que reconocerle a David Espinosa es que sabe rodar escenas de acción. Las set-pieces son bastante espectaculares y es muy bueno en las escenas de lucha cuerpo a cuerpo, por cierto. Sin duda son lo mejor de “El invitado”, algo importante (tratándose de una película de acción) y le pueden dar ese falso toque de calidad que confundirá a muchos haciéndoles creer que en realidad acaban de ver una buena película.  

Conclusión: La película ha entrado en segunda posición en la taquilla USA con unos buenos 39 millones de dólares pero estoy seguro de que va a caer como la espuma en cuanto comience el boca-oreja. Como he dicho antes es una película bastante decepcionante. No es tan mala como para llegar a indignarnos ni nada por el estilo pero crea indiferencia, que es casi peor. Entretenida pero poco más.

Nota: 5,5

Crítica: “Green Lantern”

No soy seguidor de los comics de “Green Lantern” pero según afirman los entendidos, tiene una de las más ricas mitologías de todos los super héroes que plagan el universo DC y Marvel. Tanto es así que la película no podía empezar sino contándonos, grosso modo, la historia de los Green Lanterns (a Dios gracias que no lo han traducido, porque “Linterna verde” queda horrible) y su universo, dividido en partes iguales con un guardián para cada una de ellas. Y así, entre tanto extraterrestre, era lógico que uno, de los más poderosos además, se volviera malo maligno. Así surge Parallax, que es el miedo en sí mismo, la antítesis de lo que son los Green Lanterns. Para diferenciarlo claramente nos lo pintan de amarillo XD.

Y después de una breve introducción pasamos a la tierra, donde Hal Jordan encuentra a un Green Lantern moribundo y hereda su anillo, convirtiéndose así en el primer humano-Lantern. A partir de aquí comienza la amenaza de Parallax ayudado por un infectado accidental, el científico-nerd Hector Hammond (Peter Sasgaard) y el adiestramiento de Hal para combatir todo lo que se le viene encima, que es bastante.

Los efectos especiales son sin duda el punto fuerte de la película. Realmente se notan los 200 millones invertidos y tanto el planeta Oa (hogar de los Green Lanterns) como Parallax o incluso el traje de Jordan resultan totalmente creíbles e impresionantes (el antifaz es algo raro al principio pero te acostumbras). Por otra parte no he podido dejar de acordarme de “La Máscara” (la peli de Carrey) cuando el protagonista comienza a crear armas, puños e incluso Scalextrics gigantes con el poder del anillo, no es muy adulto que digamos pero bueno, los niños lo agradecerán.

El reparto es otro punto a favor ya que no dejaremos de ver caras conocidas; Ryan Reynolds que utiliza muy, muy bien su vis cómica (ya sabía yo que iban a explotar eso) y se le nota muy entregado interpretando a Hal Jordan. También tenemos a  Peter Saasgard, Mark Strong, Angela Bassett y Tim Robbins (ambos bastante desaprovechados) o una Blake Lively que no termina de encontrar su sitio. Y es que la historia de amor sobra totalmente en esta película. Qué manía de emparejar a todos los super héroes!! Si nos presentan a Hal Jordan como un picaflor y encima no para un segundo con el tema espacial y demás, ¿Qué sentido tiene hacernos creer que de repente se enamora de una ex y se va a dedicar a ella en cuerpo y alma? Resulta ridículo. Además que la química entre los dos brilla por su ausencia. Pasaba exactamente lo mismo en Thor, por mucha Natalie Portman que fuera (preciosísima ella, como siempre).

La dirección de Martin Campbell está a la altura de lo esperado después de haber visto peliculones como “Casino Royale”, “Goldeneye” o “Límite vertical” pero el guión cojea demasiado a veces. No es demasiado profundo, mucho “miedo” por todos lados pero poco más. También tenemos que tener en cuenta que estamos ante una presentación de personajes pura y dura pero quizá con un poco más de imaginación se hubiera contado mucho más en el mismo tiempo y de una forma más accesible. Me ha gustado, eso sí que aunque hay dos villanos, los dos proceden del mismo sitio por lo que no se crea el efecto Spiderman 3 (3 villanos intentando encontrar su momento y volviéndonos locos). Muy buena la sorpresa post-títulos de crédito con ese “nuevo” villano que espero poder volver a ver en una secuela.

Conclusión: A mí “Green Lantern” no me ha decepcionado. Es cierto que en general no es tan brillante como otros super héroes (qué irónico no?) pero este comienzo me parece prometedor si al final se deciden a continuar la franquicia ya que parece que hay bastante material interesante y muchos personajes que no hemos visto. Los resultados en taquilla no han ido tan bien como se esperaba así que no se yo… Lo que está claro es que la película es super entretenida, se pasa volando y sí, puede tener fallos aquí y allá pero yo al menos me quedo con ganas de ver más.

Nota: 7,5