Crítica: Paranormal activity 2

“Paranormal activity” recaudó 193 millones en todo el mundo y se convirtió en la película independiente más taquillera de la historia, robándole el título a la famosa “The Blair witch proyect”. Después de semejante éxito era obvio que habría una segunda parte.

La casa  sigue siendo la misma aunque parece otra porque Oren Peli, director de la original, hizo una reforma exhaustiva con los beneficios que obtuvo de la película (que han debido ser realmente sustanciosos). Yo creía que esta secuela tendría poco que ver con la original pero cuál fue mi sorpresa al ver que poco después de comenzar aparecía Katie, la protagonista de la primera parte que resulta ser hermana y cuñada de la pareja protagonista.

Al verla tan rolliza y feliz, intuímos que “Paranormal activity 2” es en realidad una precuela, algo que se confirma poco después, cuando Micah (novio de Katie) aparece en escena y un cartel nos informa que lo que estamos viendo sucedió 60 días antes de la muerte de éste. Es justo en ese momento cuando inconscientemente surge en el espectador la esperanza de que nos aclaren cómo y porqué la feliz pareja de la primera parte acaba como acaba. Una oportunidad que los guionistas no desaprovechan en absoluto. “Paranormal activity 2” completa la historia y rellena todos los huecos y preguntas que nos quedaron después de ver la cinta de Oren Peli.

Uno de los mayores aciertos de esta segunda parte es utilizar como protagonistas a una adolescente y un bebé, algo que siempre ha dado muchísimo juego en las películas de terror. Lo bueno de Paranormal activity, creo yo, es que no se limita a mantener en tensión al espectador y asustarle un par de veces. Hay una buena historia detrás y a través de los personajes vamos uniendo las piezas del puzzle, llegando incluso a saber de donde podría provenir la maligna entidad que amenaza con llevarse al pequeño Hunter.

Sigue leyendo

Crítica: Paranormal Activity

Paranormal Activity es la película más rentable de la historia superando a “El proyecto de la bruja de blair”. Su presupuesto ronda los 15.000 dolares y a día de hoy ha recaudado sólo en Estados Unidos la friolera de 107 millones. Superó a Saw 6 con creces que ha conseguido su peor recaudación (27 millones habiendo costado 11) y además se lo merecía.

Oren Peli, director de la cinta, ha grabado todo el metraje en su propia casa. Dice que casi todos los que le conocen le han comentado alguna vez si lo que pasaba en Paranormal Activity era real. Aunque su respuesta parece ser que no, también ha afirmado en alguna entrevista que la idea para la película surgió cuando una noche escuchó caer un bote de detergente en la cocina. Al levantarse para ver lo que pasaba, observó que el producto se había desplazado más de lo que esperado tratándose de una simple caída. Sea como sea hay que tenerlos bien puestos para dormir en esa habitación después de rodar la película, por mucho que la hayas hecho tu mismo…

Paranormal Activity parte de una idea tan simple que es contagiosamente efectiva y aterradora. Una pareja decide poner a grabar una cámara de video por la noche pues creen que su nueva casa no sólo la habitan ellos. Nada más empezar podemos ver una entrevista que mantienen con un psíquico o medium que cumple perfectamente como presentación de personajes. Durante la charla sale a relucir un tema interesante: Katie (la protagonista) ha notado en distintos períodos de su vida una presencia extraña. Cuando era pequeña, su hermana y ella la veían en la habitación como una sombra a los pies de la cama. Terrorífico. El caso es que ellos creen que “eso” ha vuelto y lo peor es que, según el medium no es un espíritu humano sino un demonio. Sigue leyendo