Rincón de Lectura: “Todo oscuro, sin estrellas” – Stephen King

Ayer mismo me terminé “Todo oscuro, sin estrellas” lo penúltimo de Stephen King, ya que acaba de publicar nueva novela, “22/11/63” (con este hombre es un no parar). He de decir que después de la pequeña decepción que me supuso “Después del anochecer” me ha sorprendido gratamente esta colección de novellas (escritos más largos que un relato y menos que una novela). Como el mismo King subraya, son historias de gente ordinaria en situaciones extraordinarias pero bajo un trasfondo de lo más oscuro y asfixiante. Paso a comentaros brevemente una por una:

1922. Un granjero asesina a su esposa con la ayuda de su hijo ya que esta quería vender unas tierras de su propiedad adyacentes a la granja familiar. Pero lo peor está por llegar ya que después del cruel y torpe asesinato vienen los remordimientos, el rencor y las consecuencias que todo esto conlleva. “1922” está escrito en forma de diario o más bien, la confesión del protagonista. Es el más largo de los cuatro y uno de los que mejor consigue plasmar esa angustia, esa sensación de caer en un hoyo cada vez más profundo, mientras nos enteramos de los terribles sucesos que les van sucediendo a los protagonistas. Es un buen comienzo ya que nos da una idea de lo que nos espera después y atrapa de forma casi alarmante.

Camionero grande. Una escritora de novelas de misterio sufre una terrible violación y posterior intento de asesinato por parte de un camionero que, aparantemente, se detenía para ayudarla a reparar un pinchazo. Había leído que la escena de la violación era demasiado cruda o desagradable pero qué va, nada a lo que Stephen King no nos tenga ya más que acostumbrados. Lo “peor” o más escalofríante del relato son un par de giros que acentúan el espíritu o leit motif del libro: La oscuridad que es capaz de albergar el ser humano en determinadas circunstancias. Me gustó mucho la parte “La extraña que hay en ti”, tan parecida a la película de Jodie Foster que el autor lo reconoce haciendo varios guiños a ella (y a otras del mismo género), con ese aire desenfadado y natural que tanto nos gusta de él. La historia de Tess engancha desde la primera línea hasta la última. Me ha parecido la mejor junto a “Un buen matrimonio”.

Una extensión justa. Trata sobre un hombre enfermo terminal al que se le da la oportunidad de tener una extensión de vida de mínimo 15 años a cambio de pasarle su dosis de desgracias a otro. Éste tercer escrito es el que menos me ha gustado y el que más ganas tenía de terminar mientras lo estaba leyendo. La indiferencia de Streeter mientras ve lo que le está haciendo, no sólo al hombre que odia sino a sus más allegados, me pareció surrealista y bastante agobiante. Además el autor aporta demasiados datos soltados como cañonazos, uno detrás de otro. Yo desde luego no podría hacer algo así…

Un buen matrimonio. En la historia que sirve para cerrar el libro,  el autor se pregunta cómo actuaría uno al descubrir que su pareja es un asesino en serie. Una vez más se pone de manifiesto lo que el ser humano es capaz de ocultar a los demás, incluso a la pareja con la que has convivido varias décadas y de la que has llegado a conocer todo tipo de detalles y pequeñas manías. Esto último se retrata de forma magistral en una breve introducción. “Un buen matrimonio” me ha parecido brillante y sumamente interesante, con su dosis de tensión, de diálogos geniales y una resolución inmejorable. Si tuviera que escoger una, me quedaría con esta. Sin duda.

Conclusión: “Todo oscuro, sin estrellas” es la confirmación de que aún queda bastante del Stephen King de los comienzos, ese que consigue enganchar al lector desde la primera línea. Me ha gustado la cohesión que tienen las cuatro historias, que consiguen formar parte de un todo más que en cualquiera de sus otras colecciones de relatos. Y esto lo consigue la oscuridad consigue transmitir y que se impregna como la gasolina en cada una de ellas. En general es un libro duro, de esos que necesitas dejar reposar. También es muy cercano y muy simple, como acostumbra a ser Stephen King, por lo que resulta aún más impactante. Indispensable para los millones de fans del autor pero también para cualquier apasionado de los relatos cortos que guste de pasar un “mal rato”. A mí me encanta, desde luego.

Anuncios

Rincón de Lectura: “Los juegos del hambre” – Suzanne Collins

Hace un par de semanas me acerqué por fin al primer tomo de la trilogía de Suzanne Collins titulado “Los juegos del hambre”, que se postula como el nuevo fenómeno adolescente gracias a su inminente adaptación cinematográfica. Para el que no lo sepa aún, la trama gira alrededor de Katniss, una chica de un futuro próximo, que vive en el duodécimo distrito del Capitolio de Panem, una sociedad cruel y dictatorial que se ha hecho con el control de lo que queda de Estados Unidos. Cada uno de estos distritos se dedica a explotar un tipo de producto con el que paga religiosamente al Capitolio y cada año debe entregar a dos adolescentes que son elegidos por sorteo para participar en los Juegos del hambre, un concurso tipo Gran Hermano que consiste en ver cómo los 24 chicos (12 chicos y 12 chicas) se matan entre ellos en un campo que cambia cada año, hasta que sólo queda uno, el ganador, al que se le premia con una vida mucho más próspera y fácil (en apariencia). Katniss, cazadora furtiva, ve cómo en el último sorteo su hermana pequeña Prim es seleccionada y, sin pensarlo, se ofrece a participar en su lugar.

Lo primero que me ha sorprendido del libro es la forma en la que está narrado: En presente y en primera persona, como si Katniss fuera redactando un diario mental mientras van sucediendo los acontecimientos. Esto tiene aspectos positivos como por ejemplo lo tremendamente rápido que te engancha la historia y la agilidad con la que está contada pero también uno muy negativo, que esta técnica le quita cierta tensión o interés al relato (no es muy dificil imaginar porqué).

Ademas los personajes son demasiado planos, no llegamos a conectar con ninguno de ellos, sólo con Katniss y a la fuerza, ya que es la que nos cuenta la historia directamente. Gale (el compañero de caza de la protagonista), Prim, la madre de Katniss, la gente del Capitolio y sobretodo los tributos (los concursantes de los Juegos) quedan dibujados con unas pocas pinceladas, por lo que el libro acaba siendo entretenido pero no llega a calar realmente. Te quedas igual que estabas, vamos. Además me ha parecido un error garrafal que la autora no le dedicara más tiempo a los rivales de Katniss en el concurso ya que terminan siendo un grupo informe y desdibujado que desaparece demasiado rápido, dejando sólo a cuatro o cinco que destacan y únicamente por intentar derribar a Katniss o por todo lo contrario. Un aspecto desaprovechado a todas luces cuando hay varios capítulos innecesarios con descripciones de vestuario, maquillaje y demás (aquí es donde más se nota hacia qué público va dirigido el libro).

El sufrimiento y las penurias que pasa la protagonista durante los Juegos tampoco están tan conseguidas como cabría esperar, una razón más por la que el libro no tiene esa intensidad que debería tener con un concurso y una situación tan extremos. En “La larga marcha” y “El fugitivo” dos novelas de Stephen King (Richard Bachman en realidad) de las que bebe directamente esta historia (hasta casi ser una nueva versión), la sensación de peligro no nos abandona desde el primer párrafo hasta el final, tememos por el protagonista y cualquier cosa puede pasar, algo que no se da en “Los Juegos del hambre”. Ni mucho menos. La mitología que expone la autora tiene algunos detalles curiosos y algunas ideas muy buenas pero en principio el conjunto es flojo.

Conclusión: El libro de Suzanne Collins se lee sólo como quien dice, eso es innegable. A pesar de estar dirigido a un público adolescente, consigue escapar en gran parte de ese rollo empalagoso-Crepusculero gracias a su trama y a que la protagonista es tan fría y tan inexpresiva como la mismísima Kristen Stewart (siguiendo con las referencias a la saga de Meyer). No es un comienzo brillante ni un libro que pasará a la historia pero sí que puede dar lugar a una película entretenida, a pesar de que no vamos a ver violencia explícita ni demasiada sangre por la calificación USA. Por cierto, qué alegría me ha dado ver a Isabelle Fuhrman (“La huérfana”) en el reparto. Yo por mi parte seguiré próximamente con “Sinsajo” (segunda parte de la saga) y os contaré qué me ha parecido, as usual.

Rincón de Lectura: “Tomates verdes fritos” – Fannie Flag

(Con Spoilers)

Hace poco tiempo conseguí por fín una copia de “Tomates verdes fritos”, la novela de Fannie Flag y pensé que sería perfecta para leer después de un tocho como “Choque de reyes”. Acerté de pleno, ya que la novela es muy ligera, con capítulos cortos y saltos temporales que hacen la lectura muy amena. Realmente es perfecto como lectura puente entre dos más densas o largas.

La historia, como todos debeis saber (sino por el libro, por la película), se desarrolla en Whistle Stop, un pequeño pueblecito de Alabama en el que hay poco más que unas pocas casas, algunas tiendas y una vía de tren que lo recorre de un extremo a otro. Allí, dos mujeres abren el café de Whistle Stop en plena época de la Gran depresión americana (años 30), una época de racismo y pobreza. Sus vivencias serán rememoradas en 1986 por una anciana que vivía en el pueblo y ha conocido en el asilo donde reside a una cuarentona algo entrada en carnes que verá en su historia una forma de superar sus miedos y cambiar de vida de una vez por todas.

Comparando la película con la novela, voy a comentaros algunas cosas que me han gustado de una y de otra. Debo empezar con la relación entre Idgie y Ruth, las dos protagonistas. Mientras que en la película se trata como una simple amistad, en la obra de Flag es una relación en toda regla. Idgie se enamora de Ruth locamente a pesar de su corta edad y años después la salva de su marido y se va a vivir con ella haciendo de segunda madre de su hijo. Me encanta cómo se aborda el tema, desde la más sincera naturalidad, como debe ser; Idgie se enamora de Ruth y la familia no se echa las manos a la cabeza, lo ven bastante normal (muy modernos para la época, la verdad). Según he leído Mary Louise Parker (Ruth en la película) luchó para que esta relación apareciera tal y como es, alegando que sería una pena que no contaran una parte tan esencial de la historia, pero el director y los productores se negaron. Su compañera Mary Stuart Masterson e incluso la autora estaban de acuerdo y apoyaron su causa pero quien pone el dinero es el que decide y así se quedó. Una pena…

Por otro lado tenemos la relación entre Evelyn y Ninny, muy parecida en la película a como la presenta en el libro; La primera va a visitar a su desagradable suegra y se encuentra con esta mujer que la engancha con su historia y con el misterio de un asesinato sin resolver. La trama de estas dos mujeres es mucho más positiva en la película ya que Evelyn termina acogiendo a Ninny en su casa agracida por haberle dado un motivo para cambiar su vida mientras que en el libro los problemas por los que atraviesa la primera son más serios (Lo de Towanda casi se le llega a ir de las manos) y ni siquiera está presente cuando muere su amiga (bastante más deprimente ya que muere sóla en lugar de vivir sus últimos años en la casa de su nueva amiga). Además Ninny no es Idgie en la novela de Fannie Flag, una pequeña sorpresa final que  a mí me encantó cuando vi la película, aunque sí que deja entrever que la encantadora de abejas sigue viva.

El tema del racismo, la muerte de Ruth y del asesinato de Frank se retratan casi de la misma forma en la película y la novela mientras que el personaje de Buddy Jr. (el hijo de Ruth e Idgie) está mucho más desarrollado en esta última. El funeral del brazo fue divertido sí, pero después lo pasa realmente mal hasta que consigue adaptarse a su situación, algo que en la película no vemos. También pasa algo parecido con Smokey ya que en la novela conocemos de donde viene y algunas otras historias interesantes de su vida. El semanario de Whistle Stop que aparece en la novela entre los capítulos de ambas épocas (en forma de pequeña misiva) resulta divertido al principio aunque al final se hace un poco pesado ya que apenas aporta información relevante…

Conclusión: Pese a todo he de decir que me gustan mucho las dos versiones de la historia. Me alegro de haberme acercado a la novela ya que a partir de ahora, cuando vea la película, lo haré con la perspectiva que proporciona saber muchos más detalles de los personajes y la trama, aunque a veces no coincidan los desenlaces o los giros argumentales. Resumiendo, una novela muy recomendable, entretenida, llena de humor, drama, romance, historias curiosas y un puntito de misterio que terminan de rematar el conjunto. Con una base así era difícil no hacer una gran película…

Rincón de Lectura: “Canción de hielo y fuego 2 – Choque de reyes” – George R. R. Martin

Lo reconozco. Soy de los que se resistían a leer los libros de “Canción de hielo y fuego” por pensar que se trataba de otra saga épica más con batallitas, guerras sin interés y personajes estereotipados. Por suerte nada más lejos de la realidad. Me hizo falta ver la adaptación de HBO en forma de serie para sentir la necesidad de profundizar en este impresionante mundo creado por George R. R. Martin. Y es que realmente no podría ser mejor. Tanto la forma de dividir los capítulos como la narración hacen que las novelas sean maravillosamente entretenidas. Además los protagonistas son en su mayoría niños y mujeres, lo que le da a todo una nueva perspectiva mucho más interesante.

En esta segunda parte continuamos justo desde lo dejamos en Juego de Tronos. Los Stark siguen estando divididos. Ned fue decapitado por orden de Jeoffrey (ese villano tan repulsivo y tan efectivo) y Robb se propone recuperar el trono a golpe de espada hasta llegar a los Lannister. Cuenta con la ayuda de su madre que hace de consejera y tiene como rehén a Jaime Lannister, lo que le asegura que Sansa y Arya, las jóvenes Stark, estarán a salvo. La primera permanece prisionera, prometida al Rey Jeoffrey y sufriendo sus constantes maltratos y humillaciones públicas (es una joyita el niño…) pero la segunda consiguió escapar de Desembarco del rey y en principio se dirige hacia el muro haciéndose pasar por un chico. Su viaje en “Choque de reyes” es de lo más emocionante y además es de las que más evoluciona. Vamos que sigue siendo mi favorita, sin ninguna duda. Lo mismo le pasa a Tyrion, que demuestra ser mucho más inteligente e interesante en este segundo tomo. Es un Lannister sí, pero tiene tanto carisma que es imposible no ponerte de su lado. Se nota que es uno de los personajes preferidos del autor y eso hace que también lo sea para todo el que se acerque a la obra. Es inevitable.

Daenerys y Jon son dos personajes imprescindibles pero bastante desaprovechados en “Choque de reyes”. Ambos se embarcan en un viaje y se tiran así hasta el final. Dany tiene a sus dragones y a es venerada por lo que le queda de su Kalasaar pero no puede cruzar el mar angosto sin barcos. Ese es su gran problema. Jon, por su parte sale con sus hermanos de la guardia a explorar el otro lado del muro con la esperanza de encontrar a su desaparecido tío Benjen. Y por otro lado tenemos a Theon y Bran, dos personajes que sí que evolucionan y mucho y cuyos destinos se encontrarán de una forma que yo por lo menos no me esperaba para nada. Rickon, el pequeño de los Stark, ya empieza a tener algo más de voz en la historia, por cierto.

Conclusión: “Choque de reyes” es incluso mejor que “Juego de tronos” ya que va más al grano, no hay tantas presentaciones que hacer (aunque sí que hay muchos personajes nuevos) y ya conocemos el carácter de los protagonistas, por lo que la historia avanza mucho más rápido. George R. R. Martin tiene la capacidad de hacer que nos enteremos de todo aunque nos suelte tropecientos nombres en una sóla página. Es increíble, la verdad. Además, como buen guionista sabe como conducir la historia y como dividirla para que cada capítulo mantenga nuestro interés. En fín, que es totalmente recomendable (para mí se ha convertido en imprescindible). En su género es ya una saga de referencia (no me extraña) y estoy deseando que llegue Abril para poder disfrutar de la segunda temporada de la serie ya que va a superar a la primera, igual que le pasa al libro. 

Rincón de Lectura: “La Cúpula” – Stephen King

“Carrie” cayó en mis manos cuando tenía 11 o 12 años y, aunque en esa época era más de Dean Koontz, tuve que rendirme al Rey de la literatura de terror al descubrir joyas como “El resplandor”, “Pet Sematary” o “Apocalípsis” (mi libro favorito ever). Desde entonces ha llovido mucho y me he leído cada libro que ha publicado mi querido Stevie.

Últimamente ha tenido algún bajón que otro: “Cell” me gustó mucho pero ese final tan horripilantemente abierto me dejó no frío, congelado. “La historia de Lisey” estaba bien aunque me pareció demasiado surrealista (eso sí, la parte calcada a la peli “Escalofrío” me encantó y en general es bonito), no terminé Duma Key (bueno, lo hice con grandes saltos por lo pesado que se me estaba haciendo) y tengo pendiente terminar “Después del anochecer”, que no me estaba maravillando (como sí lo hicieron todas sus colecciones de relatos anteriores). “Blaze” sí que es maravilloso pero da la casualidad de que era uno de sus primeros manuscritos así que cuando me puse a leer “La Cúpula” lo hice con un poco de miedo, por si en aquellas 1100 páginas (es la tercera novela más larga de su carrera) se escondía otro “King” flojo o pesado. Afortunadamente nada más lejos de la realidad.

La trama no puede dejar de recordarnos a la película de “Los Simpson” a pesar de que King había hecho un intento de escribir el libro hace la tira de años. En ella, un pueblo (Chester’s Mill) queda incomunicado después de que caiga una cúpula invisible que emite una extraña vibración. No filtra el agua, tan sólo entra aire (a duras penas) por lo que a largo plazo llega a ser peligrosa e incluso mortal. Los habitantes del pueblo intentan sobrevivir dentro pero el alcalde es el ser más corrupto y ególatra del mundo y no dudará en llevar a cabo los planes más maquiavélicos para lograr hacerse con el control absoluto de todos los recursos.

Una vez más Stephen King demuestra ser impresionantemente hábil con los personajes, ya que en este libro maneja a todo un pueblo. Sí, muchos acaban siendo meros figurantes pero hay muchos principales y muy interesantes. Siendo objetivos casi todos están muy estereotipados pero tampoco vamos a pedirle peras al olmo a estas alturas…

Conclusión: “La Cúpula” es una de las mejores novelas que King ha publicado últimamente. Es adictiva desde la primera página (adictiva de verdad) y en sus capítulos cortos, algo que hace más amena si cabe la narración, no dejan de pasar cosas. La historia tiene bastantes semejanzas y guiños a la política estadounidense (Bush y demás) pero llevada al extremo, claro, por lo que tenemos a un villano a la altura, que da muchísimo juego. Respecto al final debo destacar que no es tan sorprendente como cabría esperar (desde la mitad del libro ya se puede intuir por dónde van los tiros) pero aún así una novela de 1100 páginas que se hace corta es todo un logro. Se mire por donde se mire. Una must-read para cualquier fan del género fantástico (terror hay muy poco esta vez) y aún más para los seguidores de King.

Rincón de Lectura: “La mujer del viajero en el tiempo” – Audrey Niffenegger

Hacía mucho que no actualizaba la sección “Rincón de lectura” así que voy a hacerlo con uno de los últimos títulos que ha caído en mis manos, “La mujer del viajero en el tiempo” de Audrey Niffenegger. En la novela, su autora hace un análisis muy metafórico de las relaciones sentimentales (de hecho afirma que el libro está basado en sus relaciones fallidas con los hombres) pero de una forma nunca antes vista.

La trama versa sobre un hombre que viaja en el tiempo debido a un desorden genético. No puede controlarlo pero siempre aparece en algún lugar que ha sido importante para él o en el que se encuentra alguien relevante en su vida. Así conoce a Clare, el amor de su vida y a través de sus viajes podrá verla en todas sus etapas de crecimiento, incluída su más tierna infancia. Las dificultades que atraviesa la pareja son increíbles, claro ya que la pobre Clare tiene que enfrentarse a la soledad y también a que el que reaparece en su vida no siempre es el Henry de su presente.

Uno de los puntos fuertes de “La mujer del viajero en el tiempo” es la forma en que está contada; en primera persona, pasando de Henry a Clare y especificando siempre la edad que tiene cada uno (algo que nos ahorra muchos quebraderos de cabeza). Respecto a las diferencias con la película (cuidado con los spoilers en este párrafo) la novela es algo más cruda pero tiene un final más poético y cerrado, es decir le amputa los pies al protagonista, víctima de la congelación, pero a cambio nos cuenta cómo Henry muere en brazos de Clare (por un disparo accidental) y también cómo Clare muere a los 82 años (por muerte natural) en brazos de Henry, que llega por sorpresa en su último viaje a través del continuo espacio-tiempo. En la película por otro lado, sabemos que Henry sigue visitando a su familia después de su muerte en el presente pero no sabemos cuantas veces más y deja una sensación más bien agridulce (lo que tampoco es malo).

Muy interesante la trama secundaria de Alba (la hija de la pareja), que ha heredado la genética de su padre pero es capaz de controlar los viajes y también tiene que cargar con la responsabilidad de saber cuando morirá su padre (se lo dice él mismo en uno de sus viajes).

Conclusión: Esta es una de tantas veces que he visto la película antes de leerme la novela, enamorado perdido de una historia tan original y tan bien contada, pero es una de las pocas que me ha gustado bastante más la primera que la segunda. La razón fundamental es que el primer trabajo de Niffenegger se me ha hecho muy muy pesado en algunas ocasiones. La acción suele detenerse demasiado a menudo para analizar cada mínima acción de sus protagonistas, por irrelevante que ésta sea en la trama. Además de otro tipo de escenas que no entiendo muy bien a qué venían (por ejemplo la de los dos Henry practicando sexo en su adolescencia :S). A pesar de esto la novela no está mal. No es de esas que te cambia la vida pero es muy curiosa y sólo por la forma en que está contada merece la pena echarle un ojo.

Rincón de Lectura: “De muerto en peor” – Charlaine Harris

El octavo libro de la saga de Sookie Stackhouse, “De muerto en peor” comienza poco después del atentado en la cumbre vampírica que dejó malherida a la reina Sophie-Ann y mató a tantos otros. En este nuevo capítulo, Sookie tiene que lidiar con la desaparición de su nuevo novio Quinn (el hombre-tigre) y también con varios intentos de asesinato al verse inmersa en una inminente guerra entre hombres-lobo que afectará indirectamente a todas las criaturas sobrenaturales.

Por si esto no fuera poco aparece en escena su bisabuelo, del que ha heredado la sangre de hada que tantos problemas le ha dado durante toda su vida. Así pues conocemos un poco más sobre los orígenes de la protagonista (algo que se echaba de menos ultimamente) y también sobre el fuerte vínculo de sangre que le una a Eric (atracción sexual aparte).

Para los que hayan visto la serie, la sorpresa final del libro no lo será en absoluto ya que se trata ni más ni menos de la presentación del hijo de Hadley (la fallecida prima vampira de Sookie que aparece en la temporada 3), que ha desarrollado la capacidad telepática de su tía y parece que sabe perfectamente cómo usarla. Supongo que será un personaje regular muy pronto, tanto en las novelas como en la serie…

Como siempre, el estilo de la novela es llano y sin ningún tipo de florituras. Harris no es ni mucho menos la mejor escritora (eso ya lo he dicho varias veces) pero su imaginación y su capacidad para entretener con material ligero, divertido y sensual es algo a tener muy en cuenta.

Conclusión: Después de dos partes bastante flojas (tirando a aburridas), la historia de Charlaine Harris vuelve a ser entretenida e interesante aunque entre tanto ser sobrenatural no da tiempo a centrarnos en ninguno (algo que también pasa en “True Blood”). Lo bueno de esto es que los libros no suelen parar ni un segundo, algo necesario al estar contados en primera persona. Son dinámicos, ocurrentes y pese a tener un buen número de secuelas, no han perdido su frescura.

Después de tanto tiempo con Sookie y sus compañeros es inevitable preguntarse qué pasará a continación y también cómo acabará todo (un dato importante que marcará la manera en que lo hará la serie). Hace poco ha salido el undécimo tomo de la saga, llamado “Dead Reckoning” y parece ser que mínimo habrá dos o tres más así que Charlaine tiene tiempo para cerrar todas las tramas en condiciones. Esperemos que así sea…