Las 10 mejores películas de transformaciones

Hace poco mi cuñada Ana me sugería, medio en serio y medio en broma, una lista que podría desarrollar aquí: Las mejores películas de transformaciones. Las posibilidades eran a priori bastante reducidas pero le he echado un poco de imaginación y he confeccionado esta lista (menos seria que de costumbre) que le dedico muy especialmente 😉 Comenzamos:

10 – Shrek 2. La segunda parte de la saga Shrek ha resultado ser la mejor de todas (junto a la primera que está más o menos al mismo nivel). En ella la pareja de ogros y su fiel corcel Asno se transforman gracias a un hechizo del Hada Madrina y dejan atrás su desagradable aspecto para comprobar finalmente que no importa lo que digan los demás, lo importante es estar a gusto con uno mismo y que los demás aprendan a quererte por lo que eres etc. etc… (Típica moraleja que queda muy bien, eso sí). “Shrek 2” es ante todo muy divertida, tiene algunas setpieces bastante potentes y además fue la primera película en la que apareció el Gato con botas, un personaje entrañable que ha quedado algo desprestigiado por el infame spin-off con el que nos abofeteó Dreamworks el año pasado.

09 – Avatar. En la película más taquillera de la historia (hasta la fecha y por mucho tiempo), Mike Sully se nos presenta como un personaje paralítico que se siente incapaz de hacer nada productivo, y mucho menos suplantar a su hermano gemelo (fallecido en combate) en una misión que implica infiltrarse entre los Na’vi de Pandora para explotar sus recursos naturales. La transformación del protagonista se nos va dando muy poco a poco ya que el falso marine tiene que adaptarse a su nuevo cuerpo a la vez que al entorno que le rodea y sólo al final logra su objetivo: Dejar atrás su frustrante pasado y comenzar de nuevo abriendo los ojos al nuevo mundo que ha conocido y del que se ha enamorado. Lo cierto es que “Avatar”, vista con el paso del tiempo, es un peliculón. James Cameron supo una vez más suplir su falta de originalidad con todo aquello que suele esperar la gente al entrar en una sala de cine. Apostó fuerte y una vez más, salió ganando. Ahora nos toca esperar para ver qué pasa en los siguientes capítulos y hay muchas ganas. Sobretodo después de la guerra de esta primera parte en la que se cargó hasta al apuntador.

08 – El amor tiene dos caras.La tercera y última película dirigida y protagonizada por la gran Barbra Streisand puede entrar también en esta lista, porqué no! Sólo hay que ver la transformación que sufre la protagonista después de perder a su media naranja. El film cuenta con uno de los guiones más divertidos e inteligentes que he visto nunca y, a pesar de ser de 1996, tiene un espíritu ochentero desde el primer fotograma hasta el último. Se encuentra en ese pequeñísimo grupo de películas perfectas, esas que entretienen, hacen reir y encima tienen algo que contar.

07 – Un hombre lobo americano en Londres. Esta es, junto a “Lobo”, mi película favorita de este género tan particular. La transformación que sufre el protagonista después de ser atacado por uno de estos seres es lo más ochentera que os podais imaginar pero por eso es por lo que conserva su encanto. Todo es super físico y la verdad es que se nota el maquillaje en ciertos planos pero no tanto como cabría esperar. Un maquillaje excepcional, por cierto, sólo hay que ver la descomposición que va sufriendo el fantasma de Griffin Dune, que se le aparece a su compañero en múltiples ocasiones y mimetiza su aspecto con el del cuerpo que ha dejado atrás. Genial película y genial transformación.

06 – Grease. Olivia Newton John sufre varias transformaciones en esta película. La primera de ellas la consigue con esos vestidos con vuelos, el peinado de niña buena y la carpeta y los libros aferrados al pecho mientras mira soñadora a Danny Zucko. Todo eso hace que nos creamos (más o menos) que tiene 16 o 17 cuando en realidad tenía 30 tacos. Los maquilladores siguen sudando por el esfuerzo xD. La segunda es la que sucede al final de la película, cuando pasa de chica buena a toda una motera malota, que fuma e incluso conduce un coche volador! Cómo no adorar una película que termina con un plano tan surrealista como ese…

Sigue leyendo

Rincón de Lectura: “La mujer del viajero en el tiempo” – Audrey Niffenegger

Hacía mucho que no actualizaba la sección “Rincón de lectura” así que voy a hacerlo con uno de los últimos títulos que ha caído en mis manos, “La mujer del viajero en el tiempo” de Audrey Niffenegger. En la novela, su autora hace un análisis muy metafórico de las relaciones sentimentales (de hecho afirma que el libro está basado en sus relaciones fallidas con los hombres) pero de una forma nunca antes vista.

La trama versa sobre un hombre que viaja en el tiempo debido a un desorden genético. No puede controlarlo pero siempre aparece en algún lugar que ha sido importante para él o en el que se encuentra alguien relevante en su vida. Así conoce a Clare, el amor de su vida y a través de sus viajes podrá verla en todas sus etapas de crecimiento, incluída su más tierna infancia. Las dificultades que atraviesa la pareja son increíbles, claro ya que la pobre Clare tiene que enfrentarse a la soledad y también a que el que reaparece en su vida no siempre es el Henry de su presente.

Uno de los puntos fuertes de “La mujer del viajero en el tiempo” es la forma en que está contada; en primera persona, pasando de Henry a Clare y especificando siempre la edad que tiene cada uno (algo que nos ahorra muchos quebraderos de cabeza). Respecto a las diferencias con la película (cuidado con los spoilers en este párrafo) la novela es algo más cruda pero tiene un final más poético y cerrado, es decir le amputa los pies al protagonista, víctima de la congelación, pero a cambio nos cuenta cómo Henry muere en brazos de Clare (por un disparo accidental) y también cómo Clare muere a los 82 años (por muerte natural) en brazos de Henry, que llega por sorpresa en su último viaje a través del continuo espacio-tiempo. En la película por otro lado, sabemos que Henry sigue visitando a su familia después de su muerte en el presente pero no sabemos cuantas veces más y deja una sensación más bien agridulce (lo que tampoco es malo).

Muy interesante la trama secundaria de Alba (la hija de la pareja), que ha heredado la genética de su padre pero es capaz de controlar los viajes y también tiene que cargar con la responsabilidad de saber cuando morirá su padre (se lo dice él mismo en uno de sus viajes).

Conclusión: Esta es una de tantas veces que he visto la película antes de leerme la novela, enamorado perdido de una historia tan original y tan bien contada, pero es una de las pocas que me ha gustado bastante más la primera que la segunda. La razón fundamental es que el primer trabajo de Niffenegger se me ha hecho muy muy pesado en algunas ocasiones. La acción suele detenerse demasiado a menudo para analizar cada mínima acción de sus protagonistas, por irrelevante que ésta sea en la trama. Además de otro tipo de escenas que no entiendo muy bien a qué venían (por ejemplo la de los dos Henry practicando sexo en su adolescencia :S). A pesar de esto la novela no está mal. No es de esas que te cambia la vida pero es muy curiosa y sólo por la forma en que está contada merece la pena echarle un ojo.

Crítica: Hanna

Joe Wright ha vuelto a trabajar con Saoirse Ronan (después de su nominación al Oscar por “Expiación”) en “Hanna”, un film que mezcla acción y drama y que trata sobre una adolescente víctima de un experimento científico que ha sido criada alejada de la sociedad con un padre que la ha transformado en una máquina de matar.

Comenzaré resaltando el trabajo de Saoirse Ronan que ya se perfila como una de las jóvenes estrellas más prometedoras de Hollywood (Espero que su papel en “The Host” de Stephanie Meyer no le haga caer en la mediocridad como le pasó a Kristen Stewart…). En “Hanna” se le nota realmente metida en el papel, creíble en todo momento y con un carácter muy disfrutable en los momentos en los que parece la hermana mayor de Hit-girl.

Eric Bana por su parte aparece poco pero sus escenas son espectaculares. Viendo esta película he vuelto a preguntarme porqué no habrá tenido más éxito este genial actor (el mejor Hulk que habrá, siento decirlo) que  aparentemente lo tiene todo para triunfar. Kate Blanchett, la tercera en discordia está en esta ocasión un poco forzada como mala de la película. No me termino de creer su papel, no es natural y no es por su interpretación sino por el personaje en sí.

Lo malo de “Hanna” es que hay dos estilos bien diferenciados que hacen que el metraje en general se resienta muchísimo. Por un lado tenemos una acción espectacularmente bien rodada (por ejemplo la huída de Hanna o la lucha de Eric Bana con cinco o seis tipejos ¡¡¡en plano secuencia!!!) pero por otro hay demasiado drama y demasiada comedia en las partes en las que la protagonista sale al mundo exterior y empieza a empaparse de todo lo que le rodea y que sólo conocía por unas escasas definiciones de enciclopedia. Además hay varias escenas interminables y totalmente prescindibles como la del cante gitano (sí, los americanos siguen pensando que España entera es así, tal cual…).

La banda sonora de los Chemical Brothers es de nuevo espectacular, mejor incluso que la que hicieron para Tron y se acopla perfectamente a una historia con un claro trasfondo de cuento de hadas que, por cierto, no acaba de funcionar todo lo bien que cabría esperar.

Conclusión: “Hanna” ha resultado ser una pequeña decepción ya que no es una película de acción al uso que es lo que intentaban vender sus responsables. Tiene cosas muy muy buenas pero también tiene otras que bajan el nivel irremediablemente. Además el guión es bastante flojo (no es malo pero podría ser mucho más brillante). En fín que es una película interesante en general, con una buena base pero que no termina de explotar sus puntos fuertes. Eso sí, merece la pena echarle un ojo aunque sólo sea por ver a Eric y Saoirse en acción.

Nota: 6,2

Star Trek (2009)

startrek

Me encuentro aún saboreando la película de ayer. Sí, es que para mí Star Trek ha sido como un caramelo de un sabor maravilloso, que notas nada más metértelo en la boca y que dura 2 largas horas. Después de la depepción mutante necesitaba un buen blockbuster. Completo, entretenido, espectacular, divertido, inteligente y que no me dejara indiferente. Por suerte Star Trek tiene todo eso y mucho más. J.J. Abrams me ha vuelto a demostrar que es un genio del cine y la Tv actual.

Reiniciar una franquicia muerta comercialmente y reservada unica y exclusivamente a los Trekkies debe ser todo un reto. La primera meta apuesto a que fue conseguir hacerla accesible a todo el mundo y no una frikada más. ¿Cómo? Muy muy fácil, reseteando la saga y mostrando un comienzo que nunca llegó a contarse en las 10 películas anteriores (aunque estaba pensado desde hace años).

Mientras veía ayer Strar Trek (2009) no podía dejar de pensar que exactamente así es como deberían haber sido los tres primeros episodios de Star Wars (La amenaza, el ataque y la rebelión, se entiende). Y es que entre todos los aciertos de este nuevo trabajo de J.J. Abrams, destaca sin duda el crear un futuro con naves como las que se hacían en los 80 e instrumentos igualmente “retros”. El guión y las escenas de acción también reviven un espíritu olvidado que da nostalgia y se dejan a un lado los monstruitos y las naves de videojuego de PS.

Una de las cosas que más me gusta de Abrams es que da verdadera importancia a los personajes y sabe crear grupos heterogéneos y atractivos. No hay nadie que sobre, ninguno molesta. Cada uno aporta un toque diferente a la película (como pasa en LOST por ejemplo). Destaca sin duda Zachary Quinto, la mejor elección de la película. Está completamente metido en su papel y hace que la excentricidad del personaje (tanto psíquica como física) sea creíble y no ridícula como seguramente hubiera pasado en manos distintas.

Chris Pine por su parte sorprende por su capacidad para crear el personaje rebelde y arrogante que simpatiza con el espectador desde el primer momento. Ayuda su trágico pasado y ese aire solitario y desvalido que trata de ocultar con sus actos. Los demás personajes son meros secundarios que apoyan a los dos protagonistas. Como he mencionado antes todos ellos interesantes, necesarios y con muchas posibilidades en las próximas entregas que vendrán. Winona Ryder hace un pequeño papel como la terrícola madre de Spock y Eric Bana interpreta al malo de la película, un Romulano con ansias de venganza.

Viendo LOST, la forma en que está contada M:I 3 y seguramente Fringe no dentro de mucho, esta claro que a Abrams le apasionan los viajes en el tiempo. Con Star Trek parece que no ha podido resistirse y de nuevo están presentes las paradojas y los saltos temporales. Es un terreno inestable pero agradecido si se trata bien y abre una gama increíble de posibilidades, entre las que se encuentra poder tener dos Spocks: El genial Zachary Quinto y el genuino Leonard Nimoy, todo un regalo Trekkie. La parte negativa de todo esto es que la película puede resultar confusa a veces.

Fantástica la banda sonora de Michael Giaccino (nominado al Oscar por Ratatouille y creador también del score de LOST).

Conclusión: La nueva entrega de Star Trek sobresale. Tiene todo lo que se le pide a un Blockbuster, desde un ritmo que no para desde el minuto 1 hasta unos efectos increíbles, un diseño de producción acertadísimo, unas escenas como hace muuucho que no se veían (por nombrar alguna la del planeta helado o al salto en paracaidas y la lucha en la plataforma) un reparto genial… TODO. No he logrado sacar nada negativo.

En su primer fin de semana Star Trek ha conseguido acumular 76 millones. No ha superado a Lobezno por muy poco pero aún así seguramente está por debajo de lo esperado. Espero y deseo con todas mis fuerzas que doble lo acumulado en su segunda semana llegando a ser una franquicia de éxito porque está claro que la historia del Enterprise no ha hecho más que comenzar.