Box Office: “Safe House” sube al nº1. “Journey 2” se mantiene. “Ghost Rider 2” y “This means war” fuera del top 3 en su estreno.

Crítica: Imparable

 

En su quinta película junto a Denzel Washington, Tony Scott (el hermano listo de Ridley) se arriesga con una historia basada en hechos reales. Fue bastante menos espectacular que lo que nos cuenta “Imparable” ya que el tren en cuestión salió de Ohio un alegre 15 de Mayo de 2001 y cruzó tres estados (aproximadamente 66 millas) antes de poder ser detenido. Nadie resultó herido, por cierto.

El proyecto llevaba dando vueltas por los estudios desde nada más y nada menos que el 2004 e incluso hubo algún otro director a cargo del proyecto. Al final se dio luz verde y se contrató a Denzel Washington. Éste convenció a su amigo Tony de que Chris Pine era el indicado para co-protagonizar “Imparable” y de ahí hasta lo que ha llegado al cine es historia.

La trama es casi tan simple como el suceso en que se basa, lo único que se han añadido son algunos momentos de tensión y mucha más heroicidad por parte de los protagonistas al enfrentarse a un descarrilamiento en una peligrosa curva rodeada por sustancias que podrían hacer volar una ciudad entera (sino para qué molestarse tanto no?).

Respecto a los protagonistas decir que Denzel Washington sigue siendo tan carismático como siempre, en un papel que gracias a Tony Scott ha repetido en varias ocasiones y que le sienta la mar de bien. Está claro que una gran mayoría apoya su trabajo y él lo sabe. Por otra parte Chris Pine intenta labrarse un futuro próspero en Hollywood después de su gran oportunidad en Star Trek (tras comedias como “Just my luck” con Lindsay Lohan, pobrecito) y hay que decir que lo hace muy bien. Además es uno de esos actores que hacen absolutamente todas las escenas de acción, algo a tener en cuenta.

Rosario Dawson, la única mujer que tiene frases en la película aparte de las dos hijas de Denzel, aparece en contadas ocasiones ya que sólo es el contacto que los dos protagonistas tienen en la central mientras todo se derrumba. No hubiera estado mal que ella hubiera estado a bordo, le habría dado más vidilla al asunto pero bueno…

Conclusión: No hay mucho que decir sobre “Imparable” salvo que es una película de acción muy entretenida. He echado de menos cierta tensión en el tramo final ya que al no haber “malos” no puede haber un desenlace espectacular y estaba claro que la cosa no iba a acabar mal así que practicamente no hay emoción en ese sentido.

La dirección de Tony Scott, intachable como siempre, con planos de todo tipo que aportan mucho más realismo al resultado final. Lo bueno que tiene este hombre es que sabe mantenernos con los ojos abiertos aunque la historia en sí no sea para tirar cohetes.

Star Trek (2009)

startrek

Me encuentro aún saboreando la película de ayer. Sí, es que para mí Star Trek ha sido como un caramelo de un sabor maravilloso, que notas nada más metértelo en la boca y que dura 2 largas horas. Después de la depepción mutante necesitaba un buen blockbuster. Completo, entretenido, espectacular, divertido, inteligente y que no me dejara indiferente. Por suerte Star Trek tiene todo eso y mucho más. J.J. Abrams me ha vuelto a demostrar que es un genio del cine y la Tv actual.

Reiniciar una franquicia muerta comercialmente y reservada unica y exclusivamente a los Trekkies debe ser todo un reto. La primera meta apuesto a que fue conseguir hacerla accesible a todo el mundo y no una frikada más. ¿Cómo? Muy muy fácil, reseteando la saga y mostrando un comienzo que nunca llegó a contarse en las 10 películas anteriores (aunque estaba pensado desde hace años).

Mientras veía ayer Strar Trek (2009) no podía dejar de pensar que exactamente así es como deberían haber sido los tres primeros episodios de Star Wars (La amenaza, el ataque y la rebelión, se entiende). Y es que entre todos los aciertos de este nuevo trabajo de J.J. Abrams, destaca sin duda el crear un futuro con naves como las que se hacían en los 80 e instrumentos igualmente “retros”. El guión y las escenas de acción también reviven un espíritu olvidado que da nostalgia y se dejan a un lado los monstruitos y las naves de videojuego de PS.

Una de las cosas que más me gusta de Abrams es que da verdadera importancia a los personajes y sabe crear grupos heterogéneos y atractivos. No hay nadie que sobre, ninguno molesta. Cada uno aporta un toque diferente a la película (como pasa en LOST por ejemplo). Destaca sin duda Zachary Quinto, la mejor elección de la película. Está completamente metido en su papel y hace que la excentricidad del personaje (tanto psíquica como física) sea creíble y no ridícula como seguramente hubiera pasado en manos distintas.

Chris Pine por su parte sorprende por su capacidad para crear el personaje rebelde y arrogante que simpatiza con el espectador desde el primer momento. Ayuda su trágico pasado y ese aire solitario y desvalido que trata de ocultar con sus actos. Los demás personajes son meros secundarios que apoyan a los dos protagonistas. Como he mencionado antes todos ellos interesantes, necesarios y con muchas posibilidades en las próximas entregas que vendrán. Winona Ryder hace un pequeño papel como la terrícola madre de Spock y Eric Bana interpreta al malo de la película, un Romulano con ansias de venganza.

Viendo LOST, la forma en que está contada M:I 3 y seguramente Fringe no dentro de mucho, esta claro que a Abrams le apasionan los viajes en el tiempo. Con Star Trek parece que no ha podido resistirse y de nuevo están presentes las paradojas y los saltos temporales. Es un terreno inestable pero agradecido si se trata bien y abre una gama increíble de posibilidades, entre las que se encuentra poder tener dos Spocks: El genial Zachary Quinto y el genuino Leonard Nimoy, todo un regalo Trekkie. La parte negativa de todo esto es que la película puede resultar confusa a veces.

Fantástica la banda sonora de Michael Giaccino (nominado al Oscar por Ratatouille y creador también del score de LOST).

Conclusión: La nueva entrega de Star Trek sobresale. Tiene todo lo que se le pide a un Blockbuster, desde un ritmo que no para desde el minuto 1 hasta unos efectos increíbles, un diseño de producción acertadísimo, unas escenas como hace muuucho que no se veían (por nombrar alguna la del planeta helado o al salto en paracaidas y la lucha en la plataforma) un reparto genial… TODO. No he logrado sacar nada negativo.

En su primer fin de semana Star Trek ha conseguido acumular 76 millones. No ha superado a Lobezno por muy poco pero aún así seguramente está por debajo de lo esperado. Espero y deseo con todas mis fuerzas que doble lo acumulado en su segunda semana llegando a ser una franquicia de éxito porque está claro que la historia del Enterprise no ha hecho más que comenzar.