Las 10 mejores películas de transformaciones

Hace poco mi cuñada Ana me sugería, medio en serio y medio en broma, una lista que podría desarrollar aquí: Las mejores películas de transformaciones. Las posibilidades eran a priori bastante reducidas pero le he echado un poco de imaginación y he confeccionado esta lista (menos seria que de costumbre) que le dedico muy especialmente 😉 Comenzamos:

10 – Shrek 2. La segunda parte de la saga Shrek ha resultado ser la mejor de todas (junto a la primera que está más o menos al mismo nivel). En ella la pareja de ogros y su fiel corcel Asno se transforman gracias a un hechizo del Hada Madrina y dejan atrás su desagradable aspecto para comprobar finalmente que no importa lo que digan los demás, lo importante es estar a gusto con uno mismo y que los demás aprendan a quererte por lo que eres etc. etc… (Típica moraleja que queda muy bien, eso sí). “Shrek 2” es ante todo muy divertida, tiene algunas setpieces bastante potentes y además fue la primera película en la que apareció el Gato con botas, un personaje entrañable que ha quedado algo desprestigiado por el infame spin-off con el que nos abofeteó Dreamworks el año pasado.

09 – Avatar. En la película más taquillera de la historia (hasta la fecha y por mucho tiempo), Mike Sully se nos presenta como un personaje paralítico que se siente incapaz de hacer nada productivo, y mucho menos suplantar a su hermano gemelo (fallecido en combate) en una misión que implica infiltrarse entre los Na’vi de Pandora para explotar sus recursos naturales. La transformación del protagonista se nos va dando muy poco a poco ya que el falso marine tiene que adaptarse a su nuevo cuerpo a la vez que al entorno que le rodea y sólo al final logra su objetivo: Dejar atrás su frustrante pasado y comenzar de nuevo abriendo los ojos al nuevo mundo que ha conocido y del que se ha enamorado. Lo cierto es que “Avatar”, vista con el paso del tiempo, es un peliculón. James Cameron supo una vez más suplir su falta de originalidad con todo aquello que suele esperar la gente al entrar en una sala de cine. Apostó fuerte y una vez más, salió ganando. Ahora nos toca esperar para ver qué pasa en los siguientes capítulos y hay muchas ganas. Sobretodo después de la guerra de esta primera parte en la que se cargó hasta al apuntador.

08 – El amor tiene dos caras.La tercera y última película dirigida y protagonizada por la gran Barbra Streisand puede entrar también en esta lista, porqué no! Sólo hay que ver la transformación que sufre la protagonista después de perder a su media naranja. El film cuenta con uno de los guiones más divertidos e inteligentes que he visto nunca y, a pesar de ser de 1996, tiene un espíritu ochentero desde el primer fotograma hasta el último. Se encuentra en ese pequeñísimo grupo de películas perfectas, esas que entretienen, hacen reir y encima tienen algo que contar.

07 – Un hombre lobo americano en Londres. Esta es, junto a “Lobo”, mi película favorita de este género tan particular. La transformación que sufre el protagonista después de ser atacado por uno de estos seres es lo más ochentera que os podais imaginar pero por eso es por lo que conserva su encanto. Todo es super físico y la verdad es que se nota el maquillaje en ciertos planos pero no tanto como cabría esperar. Un maquillaje excepcional, por cierto, sólo hay que ver la descomposición que va sufriendo el fantasma de Griffin Dune, que se le aparece a su compañero en múltiples ocasiones y mimetiza su aspecto con el del cuerpo que ha dejado atrás. Genial película y genial transformación.

06 – Grease. Olivia Newton John sufre varias transformaciones en esta película. La primera de ellas la consigue con esos vestidos con vuelos, el peinado de niña buena y la carpeta y los libros aferrados al pecho mientras mira soñadora a Danny Zucko. Todo eso hace que nos creamos (más o menos) que tiene 16 o 17 cuando en realidad tenía 30 tacos. Los maquilladores siguen sudando por el esfuerzo xD. La segunda es la que sucede al final de la película, cuando pasa de chica buena a toda una motera malota, que fuma e incluso conduce un coche volador! Cómo no adorar una película que termina con un plano tan surrealista como ese…

Sigue leyendo

Las 10 mejores comedias románticas

Me he dado cuenta de que aún no había hecho una lista con las mejores comedias románticas en este, vuestro blog a pesar de que es uno de mis géneros favoritos (por aquello de que toda ocasión es buena para ver una película de este tipo) así que, sin más dilación, aquí están mis diez elegidas (más un bonus esta vez). A ver qué opinais pequeños saltamontes…

Bonus: Algo para recordar. No podía hacer esta lista sin una película de Tom Hanks y Meg Ryan así que de las tres que tienen juntos he escogido esta que me parece la mejor a pesar de estar dirigida por la infame Nora Ephron, la directora que más odio (con permiso de Isabel Coixet). Lo cierto es que “Algo para recordar” tiene ese toque mágico que la hace especialmente brillante al mezclar una historia de amor, el destino, dos protagonistas con una química increíble y Nueva York (mi debilidad). Bueno en realidad están en Seattle pero como el final es en el Empire ya me puede xD. Además tiene un grupo de secundarios de lujo: Bill Pullman (super mono, tan hipocondríaco y debilucho que da pena cuando Meg le pega la patada), Frances Conroy, Rita Wilson o David Hyde Pierce. En resumen, un nuevo clásico en toda regla.

10 – La boda de mi mejor amigo. Aunque se dice que el papel de Julianne Potter era para Sarah Jessica Parker (finalmente no pudo aceptarlo por su compromiso con “Sexo en NY”), está claro que Julia Roberts aportó su toque y transformó la película de P.J. Hogan en un éxito rotundo. Y es que “la novia de America” se desenvuelve espectacularmente bien en las comedias románticas. Además tenemos a una Cameron Díaz más encantadora que nunca (“Si no tuviera que odiarla, la adoraría” dice el personaje de Julian), a un Dermot Mulroney cuyo porte y atractivo le da consistencia a esa obsesión que la protagonista sufre por él y a un divertidísimo Rupert Everett haciendo del típico amigo gay que lo mismo canta delante de toda la familia y se monta un musical como si nada, que se va a escuchar poesía mientras aconseja sobre los puntos débiles del “maléfico plan” de la pobre Jules. En fín que todo el conjunto tiene el encanto de las comedias ochenteras, ese algo que las hace perdurar y ser recordadas siempre.

9 – Notting Hill. Esta comedia se centra en el famoso barrio de Notting Hill (obviamente xD) donde William Thacker (interpretado por Hugh Grant) dirige una librería especializada en guías de viaje al estilo tradicional. Y allí precisamente es donde Anna Scott (Julia Roberts), la mayor estrella cinematográfica del momento,  se refugia buscando un poco de intimidad. Los dos comenzarán una exquisita relación más allá de las clases sociales y la presión de la fama, ayudados por el siempre extravagante compañero de William (Rhys Ifans), un secundario a la altura.

8 – El diario de Bridget Jones. La famosísima  y aclamada novela de Helen Fielding (que me he leído ya tres o cuatro veces) dio lugar a esta genial comedia inglesa que nos cuenta los entresijos de la catastrófica vida de Bridget Jones, una chica que se ve en los treinta y tantos con sobrepeso, adicción al tabaco, al chocolate y a los libros de autoayuda y lo que es peor, sin una relación estable. René Zellwegger interpreta en esta película y su secuela al mejor personaje de su carrera (y eso que trajo cola lo de contratar a una americana para este papel en concreto). Ya está confirmado que volverá en 2013 con “Bridget Jones’s Baby” para cerrar la trilogía con un guión escrito de nuevo por la autora y acompañada por sus dos fantásticos compañeros, Colin Firth y Hugh Grant (de nuevo en esta lista y no por última vez). Una noticia que es mejor aún que una sopa azul con cordel. Bueno tanto no, pero casi xD. 

7 – Ghost. Esta película es más un drama-romántico con toques de ficción y suspense que comedia en sí pero me ha sido imposible dejarla fuera de la lista. Es que es tan memorable de principio a fín… En “Ghost”, el gran Patrick Swayze (que en paz descanse) interpreta a Sam Wheat, un hombre enamorado y en la flor de la vida que es asesinado por “una mala gestión” de su mejor amigo (llamémoslo así). Después de tan cruel destino, su fantasma permanece en la tierra para proteger a su querida Molly (con la que jugaba a hacer formas fálicas en el barro antes de chingar) y evitar que acabe tan mal como él. Geniales los cuatro protagonistas destacando por supuesto a Whoopi Goldberg que se llevó el Oscar a la mejor actriz secundaria interpretando a la medium que ayuda a la pareja. Su Oda Mae Brown es simplemente espectacular. Vamos, que “Ghost” es otra de esas películas que nadie debería perderse.

6 – Mejor… Imposible. La película de James L. Brooks se llevó dos de los siete Oscars a los que optaba, pero fueron dos “de los grandes”, el de mejor actor y mejor actriz. Y es que la pareja formada por Helen Hunt y Jack Nicholson fue sin duda lo mejor de su año. Está claro que el productor de “Los Simpson” jamás dirigirá nada mejor pero es que es difícil superar algo así. Nunca un escritor malhumorado y psicótico con un montón de manías resultó tan encantador ni una camarera de Nueva York tan dulce e inteligente. Y es que nada en esta película podría ser mejor… Imposible.

Sigue leyendo