LOOK UP SURFBOARDS – Tablas de Surf Look Up

tablaLook Up es una marca que desde el principio siempre ha optado por la máxima calidad en todos sus productos. Nuestra especialización son las tablas de Surf, Skate y Long Skate.

Las tablas de surf LOOK UP se fabrican  en los talleres SINGLE FINS, situada en la localidad andaluza de Sevilla. Este taller comenzó en un garaje como muchas otras grandes marcas, en el año 1980, y poco a poco ha ido creciendo hasta establecerse como uno de los mejores talleres de surf.

Sin duda, la clave del éxito  de estas tablas son los shapers: JEFFT JOHNSTON, MATT BARROW, PAUL HUTCHINSON,  y RANDY RARICK reconocidos mundialmente, y los materiales usados, fibra “Hexcell” S-Glass, resina “Silmar”, X-tra blanks son del más alto nivel y calidad disponibles en este sector.

En el proceso de fabricación contamos con la máquina DSD ,puntera en el mundo del shape ya que todos los diseños son realizados por ordenador para posteriormente ser mecanizado por una brazo robotizado. Con este sistema conseguimos una perfección en las formas que nada tiene que ver con el proceso manual.

Contrariamente a lo que pueda parecer, aunque la máquina de pre-shape acelere sobremanera el trabajo del Shaper, todo el proceso de formas, glaseado, lijado, pintado y pulido se sigue realizando artesanalmente, y aún dentro de un proceso industrial, la perfección en los acabados no deja de ser algo de resultado impresionante.

Fabricamos todo tipo de tablas, hechas a medida y personalizadas. Y hacemos envíos a cualquier parte del mundo.

brittany nicholl look up shurfboards

banner guia surf and skate look updsg

Camisetas y ropa deportiva “Look Up”. Ya puedes pedir el catálogo de la temporada 2012!

El otro día, en mi interminable búsqueda de camisetas, encontré la web de Look Up, una marca cuyo simpático logo se compone de dos ojos siempre mirando hacia arriba. Look Up está dirigida, según sus creadores, “a todos aquellos que tienen un sueño en su vida y luchan por ello cada día”. Una buena premisa llena de optimismo que esconde detrás una pequeña empresa en pleno auge.

Desde su inicio han conseguido crear una gama muy amplia de productos Look Up y lo más destacable es que tienen una calidad impresionante (y yo de eso entiendo bastante). Podeis comprar desde su fantástica web oficial y no dudeis echar un vistazo a las nuevas tablas de Surf, de Skate y de Longboard. También podeis solicitar el catálogo de la temporada 2012 con todos los productos disponibles.

Si buscais un nuevo estilo, una forma de vivir la vida de una forma positiva, sana y llena de deporte, LOOK UP es vuestra marca!

Web oficial: www.lookupstore.com

Crítica: “Los juegos del hambre”

Muchos la definen como la película del año y es verdad que una nueva fiebre tan repentina ha sorprendido a todos. Y más con la saga Crepúsculo aún vigente aunque a punto de terminar (a Dios gracias) y la de Harry Potter (Que Rowling me perdonde por ponerlas en la misma frase) aún en nuestra memoria y nuestro corazoncito cinéfilo. Lo que está claro es que algo tiene la saga de Suzanne Collins, que ha vuelto a llevar al cine en masa a los adolescentes de todo el mundo. Ya desde los castings comenzó el hypeo y la gente opinaba sobre los posibles candidatos por lo que los de Lionsgate ya debían ir viendo que “Los juegos del hambre” iba a ser un pelotazo de los grandes. Y así ha sido finalmente.

Lo primero que me ha llamado la atención es lo terriblemente mal dirigida que está la película. Gary Ross ha cometido el error garrafal de intentar emular a Paul Greengrass con esa cámara al hombro en las escenas de acción (y en muchas otras también :-S). Olvidaos de distinguir gran cosa siempre que haya una lucha, una carrera o un enfrentamiento. Me parece muy bien que intente sugerir el punto de vista de Katniss igual que en los libros (que están contados en primera persona) pero no si con ello vas a privar al espectador de poder disfrutar de la película, digo yo.

Otra cosa que ya todos sabíamos pero que quizá muchos nos negábamos a aceptar inconscientemente es que la violencia está tan sólo sugerida para que hasta un niño de 2 años pueda verla en EEUU (porque aquí pasamos de todas esas chorradas bastante). Esto hace que uno de los puntos fuertes que tenía la historia se eche a perder completamente. Y es una pena, la verdad.  

En el casting brilla en todo su esplendor Jennifer Lawrence, que se come la pantalla en cada plano y transmite con cada gesto. Vamos que se mete al público en el bolsillo con un talento que yo personalmente no le había terminado de apreciar en “X-men: First class”. Pero sí, la chica es una actriz impresionante (Ya podría aprender cierta colmillera que es más sosa que un yogurt de agua…) y su Katniss es tal y como Suzanne Collins describe: Fría, arriesgada y valiente. Toda una heroína, vaya. El triángulo protagonista lo completan Liam Hemsworth y Josh Hutcherson, aunque el primero sale máximo cinco minutos en total. Yo personalmente habría preferido un intercambio de papeles porque nunca he aguantado a Hutcherson pero también es cierto que es mucho mejor actor, las cosas como son.

Y en el maravilloso mundo de los secundarios tenemos para elegir, desde una genial Elizabeth Banks a un apagado aunque resultón Lenny Kravitz pasando por Stanley Tucci o Woody Harrelson, que han sabido contenerse cuando todo parecía indicar que serían la mar de histriónicos. Me ha encantado ver también a Isabelle Fuhrman, la niña que nos encandiló a mi novio y a mí con su papel maligno en “La huérfana”. Ha dado un estirón muy bueno, está muy guapa por lo que espero que continúe su carrera con otros papeles. Desde luego el de psicópata está claro que lo domina.

Respecto al montaje, metraje y demás decir que las dos horas y veinte no se hacen largas para nada. La presentación de personajes ocupa casi la mitad de la película pero curiosamente está tan bien contada que la prefiero a la parte del concurso como tal. Como en toda adaptación hay cambios e incluso algún personaje como el de Seneca Crane hace acto de presencia antes de tiempo pero en general es increíblemente fiel a su equivalente literario. Yo desde luego me había imaginado así la cornucopia o el aspecto del vestuario de los tributos (tan extensamente descritos por Collins). Por cierto, me ha gustado la trama del distrito 11, gracias también a la pequeña Rue (que ofrece el único momento emotivo de la película). Además los efectos especiales están a la altura para tener un presupuesto de 70 millones de dólares (un presupuesto medio para un blockbuster así).

Conclusión: “Los juegos del hambre” es la típica película pensada para los fans de los libros. Todos los fieles seguidores de las aventuras de Katniss disfrutarán de lo lindo con los detalles (los que deje apreciar el frenético movimiento de cámaras del director) y sin duda se quedarán con ganas de más. A mí me ha gustado en un principio, no puedo negarlo aunque es la típica película que vas recordando peor según pasan los días. Me ha pasado lo mismo que con el libro, que me enganchó y me entretuvo pero no me dejó ningún tipo de huella ni de poso ni nada por el estilo. Vamos que creo que los más de 350 millones de dólares que lleva recaudados me parecen injustificados ya que, sin ser una mala película, dista mucho de ser una maravilla o una must-see de esas que afortunadamente aparecen cada año en nuestras pantallas. En dos palabras: Cine Kleenex, de usar y tirar.

Nota: 5,5

Crítica: “Battleship”

Peter Berg se atreve a emular a Michael Bay y su trilogía “Transformers” en esta curiosa y palomitera adaptación cinematográfica del famoso juego “Hundir la flota”. Sí, ese en el que de niños decíamos Agua-tocado-hundido como si nos fuera la vida en ello y al que jugábamos incluso con un trozo de papel. Como en todo blockbuster que se precie, los estudios se han asegurado las cartas más importantes para ganar en taquilla, a saber: Efectos especiales a la altura, aliens con navecitas y un reparto de lo más interesante.

Cuando comenzaron a salir datos sobre este estreno, todos nos preguntábamos qué argumento se podía sacar de un juego tan simple y los trailers desde luego no despejaban esta incógnita pero viendo la película sí que se pueden apreciar bastantes guiños al juego, algunos muy ingeniosos, la verdad. Tienen su gracia. La trama de todos modos no es para calentarse mucho la cabeza: Unos aliens intentan conquistar nuestro planeta y lo primero que se encuentran es una flota de barcos de la armada dispuestos a plantarles cara. A partir de ahí no es difícil imaginarse lo que viene después…

El reparto está encabezado por Taylor Kitsch, que vuelve a demostrar que un papel protagonista de estas características es demasiado para él. El chico no nos cae mal pero con su rol de gracioso no le llega ni a la suela al que interpretaba Shia LaBeouf en “Transformers”. Los otros dos papeles masculinos, los de Liam Neeson y Alexander Skarsgard son méramente anecdóticos aunque en la promoción que han hecho obvian este “pequeño” detalle. Una pena, porque el sensual Eric Northman de “True Blood” sí que puede tirar el sólo de este tipo de películas sin el más mínimo esfuerzo. Y las dos chicas de la película, Brooklyn Decker y Rihanna están sorprendentemente bien en sus respectivos papeles. La primera no aporta mucho pero al menos le han dado frases coherentes y no va luciendo cuerpazo gratuitamente (aunque lo tiene) y la segunda, pese a ser su primera experiencia cinematográfica no lo hace mal (aunque parece algo tensa a veces) y tiene su punto como tipa dura rollo Michelle Rodriguez.

Peter Berg como director demuestra una vez más su saber hacer y la experiencia que ha adquirido con películas como “El tesoro del amazonas”, “Hancock” o la genial “La sombra del reino”. Las escenas de acción son espectaculares y los efectos especiales a la altura con una excepción: La cara de los aliens, algo en lo que se podrían haber esforzado un poco más porque están peor hechos que los de “Soy Leyenda” que ya es decir. Por suerte están el 90% del tiempo con la máscara y el traje rollo “Halo” puestos así que no hay mayor problema.

Conclusión: “Battleship” (o Waterformers como la llama mi novio) es el primer blockbuster que nos llega este verano, un mes antes que en USA, lo cual es raro. Quizá sea porque planean convertirla en 3D allí. Desde luego hay varios planos pensados precisamente para este formato. Sea como sea es una película super entretenida, con unas escenas geniales y un montaje super acertado que va in crescendo desde la primera media hora de presentación y casi no para hasta el final. No será la mejor del verano, ni siquiera estará entre las diez mejores (con un poco de suerte) pero desde luego ha marcado un buen comienzo.

Nota: Después de los títulos de crédito hay sorpresa; Una escena (bastante larga además) que termina de rematar la película y da pie a una segunda parte (faltaría más). Así que si quereis saber cómo acaba todo realmente ya sabeis…

Nota: 6,2