Nuevos posters y trailer de la segunda temporada de “Juego de Tronos”

¡¡Faltan “sólo” 30 días para el 1 de Abril!!

Crítica: “Viaje al centro de la tierra 2: La isla misteriosa”

Voy a escribir esta reseña antes de que se me termine de olvidar por completo la película xD. Bueno, después de que “Viaje al centro de la tierra” recaudara la friolera de 240 millones, estaba claro que habría una secuela y cuatro años después vuelve Josh Hutcherson (un chico que siempre me ha parecido de lo más repelente) sin Branden Fraser. Eso sí, para compensar han contratado a Dwayne Johnson que es todo un experto en este tipo de películas familiares de aventuras o comedia etc. En ese género, más incluso que en de acción, es un valor seguro.

De nuevo la trama se basa en una obra de Julio Verne, esta vez en “La isla misteriosa”. Bueno más que basarse, intenta sostenerse sin conseguirlo porque obviamente aquí lo que menos importa es el guión. Esta saga está hecha por y para el 3D, para ver bichos y lanzar cosas a la cara del atontado espectador (a mí no me mireis :P). Es de lo más “gracioso” ver como localizan la isla en los 5 o 6 primeros minutos; Comienzan descifrando una señal de radio y antes de que nos demos cuenta tienen un mensaje de un Verniano y se ponen a juntar tres partes de un mapa de tres libros de ediciones completamente distintas y de distintas épocas y tamaños. Y encaja a la perfección. Vamos, ridículo a todas luces.

A partir de ahí la película continua con el viaje hasta llegar a la famosa isla, donde se harán con un helicóptero pilotado por Luis Guzmán, Vanessa Hudgens y sus pechos (miedo deben de dar en 3D). El primero va de gracioso mientras que la segunda se limita a zorrear de vez en cuando con el protagonista (con el hijo, se entiende). Por cierto no sabemos qué se supone que le pasó a Trevor Anderson (Brendan Fraser) pero su hijo en la ficción acaba en una familia de acogida y buscando a su abuelo que se supone que está en la isla Dios sabe porqué.

Sobre el trabajo de los actores no tiene sentido hablar demasiado, ya que todo es según lo esperado: Dwayne correcto, Josh Hutcherson sigue dando repelús y Vanessa Hudgens no expresa ni cuando se está cayendo de una abeja gigante a 20 metros del suelo. Ah! Y Michael Caine hace lo que puede, que el pobre casi ni se sostiene en pie y tiene que interpretar a un aventurero de pura cepa. Al menos los efectos especiales son muy buenos y nos creemos de sobra a los animales, monstruos y demás parafernalia. Por cierto, el hecho de que los animales grandes en la vida real sean pequeños en la isla y viceversa da lugar a algún chiste gracioso, he de reconocerlo.

Conclusión: Chorrada de película de proporciones épicas. Lo esperado, vamos. Dirigida al público más infantil o a aquel que no suele molestarse mucho en pensar. Se pasa rápido por lo menos y en 3D tendrá las típicas gracias del formato así que para qué pedirle más a un producto así ¿no? Ah! Y para la tercera (ya que ésta ha llegado de nuevo a los 240 millones), un viaje al espacio con “De la tierra a la Luna”. Pues mire usted que bien…

Nota: 2,5

Las 10 mejores películas de transformaciones

Hace poco mi cuñada Ana me sugería, medio en serio y medio en broma, una lista que podría desarrollar aquí: Las mejores películas de transformaciones. Las posibilidades eran a priori bastante reducidas pero le he echado un poco de imaginación y he confeccionado esta lista (menos seria que de costumbre) que le dedico muy especialmente 😉 Comenzamos:

10 – Shrek 2. La segunda parte de la saga Shrek ha resultado ser la mejor de todas (junto a la primera que está más o menos al mismo nivel). En ella la pareja de ogros y su fiel corcel Asno se transforman gracias a un hechizo del Hada Madrina y dejan atrás su desagradable aspecto para comprobar finalmente que no importa lo que digan los demás, lo importante es estar a gusto con uno mismo y que los demás aprendan a quererte por lo que eres etc. etc… (Típica moraleja que queda muy bien, eso sí). “Shrek 2” es ante todo muy divertida, tiene algunas setpieces bastante potentes y además fue la primera película en la que apareció el Gato con botas, un personaje entrañable que ha quedado algo desprestigiado por el infame spin-off con el que nos abofeteó Dreamworks el año pasado.

09 – Avatar. En la película más taquillera de la historia (hasta la fecha y por mucho tiempo), Mike Sully se nos presenta como un personaje paralítico que se siente incapaz de hacer nada productivo, y mucho menos suplantar a su hermano gemelo (fallecido en combate) en una misión que implica infiltrarse entre los Na’vi de Pandora para explotar sus recursos naturales. La transformación del protagonista se nos va dando muy poco a poco ya que el falso marine tiene que adaptarse a su nuevo cuerpo a la vez que al entorno que le rodea y sólo al final logra su objetivo: Dejar atrás su frustrante pasado y comenzar de nuevo abriendo los ojos al nuevo mundo que ha conocido y del que se ha enamorado. Lo cierto es que “Avatar”, vista con el paso del tiempo, es un peliculón. James Cameron supo una vez más suplir su falta de originalidad con todo aquello que suele esperar la gente al entrar en una sala de cine. Apostó fuerte y una vez más, salió ganando. Ahora nos toca esperar para ver qué pasa en los siguientes capítulos y hay muchas ganas. Sobretodo después de la guerra de esta primera parte en la que se cargó hasta al apuntador.

08 – El amor tiene dos caras.La tercera y última película dirigida y protagonizada por la gran Barbra Streisand puede entrar también en esta lista, porqué no! Sólo hay que ver la transformación que sufre la protagonista después de perder a su media naranja. El film cuenta con uno de los guiones más divertidos e inteligentes que he visto nunca y, a pesar de ser de 1996, tiene un espíritu ochentero desde el primer fotograma hasta el último. Se encuentra en ese pequeñísimo grupo de películas perfectas, esas que entretienen, hacen reir y encima tienen algo que contar.

07 – Un hombre lobo americano en Londres. Esta es, junto a “Lobo”, mi película favorita de este género tan particular. La transformación que sufre el protagonista después de ser atacado por uno de estos seres es lo más ochentera que os podais imaginar pero por eso es por lo que conserva su encanto. Todo es super físico y la verdad es que se nota el maquillaje en ciertos planos pero no tanto como cabría esperar. Un maquillaje excepcional, por cierto, sólo hay que ver la descomposición que va sufriendo el fantasma de Griffin Dune, que se le aparece a su compañero en múltiples ocasiones y mimetiza su aspecto con el del cuerpo que ha dejado atrás. Genial película y genial transformación.

06 – Grease. Olivia Newton John sufre varias transformaciones en esta película. La primera de ellas la consigue con esos vestidos con vuelos, el peinado de niña buena y la carpeta y los libros aferrados al pecho mientras mira soñadora a Danny Zucko. Todo eso hace que nos creamos (más o menos) que tiene 16 o 17 cuando en realidad tenía 30 tacos. Los maquilladores siguen sudando por el esfuerzo xD. La segunda es la que sucede al final de la película, cuando pasa de chica buena a toda una motera malota, que fuma e incluso conduce un coche volador! Cómo no adorar una película que termina con un plano tan surrealista como ese…

Sigue leyendo