Crítica: “Ghost Rider: Espíritu de venganza”

Nicolas Cage es un apasionado de los comics. Tanto es así que cogió su apellido artístico (ya que es un Coppola) del personaje Luke Cage, su hijo se llama Kal-El (nombre kryptoniano de Superman) y ha intentado desde hace años interpretar a un villano o un super héroe en el cine. Era uno de los candidatos a ser el Duende verde en “Spiderman” y nada más y nada menos que Superman en el fallido proyecto de Tim Burton. En 2007 le llegó su momento al hacerse con el papel de Ghost Rider,  (tiene un tatuaje que tuvo que ocultar al rodar la película, curioso). La película no comenzó con buen pie pero acabó recaudando más de 200 millones en todo el mundo (gran parte pienso yo que fue gracias a la explosiva Eva Mendes…) y por lo tanto se planteó la posibilidad de una secuela ya que Nicolas Cage no pasa por su mejor momento económico y acepta absolutamente todo lo que le ofrezcan, aunque esté claro que el proyecto fracasará estrepitosamente (un ejemplo: “Tresspass”).

Para esta secuela que no pintaba nada bien desde el principio, contrataron a los directores de “Crank” y “Gamer” por lo que a priori las escenas de acción deberían ser bastante cañeras. A mí en esta ocasión no me gusta nada la forma que han tenido de rodar; la cámara al hombro y movimientos y planos muy extraños me han dado aún más sensación de serie B (de la mala, no la disfrutable). La última setpiece está bastante bien pero en general pienso que los 57 millones que ha costado podrían haber dado bastante más de sí.

El casting es otro motivo para rehuir de “Ghost rider 2”. Nicolas Cage intenta salvar la película sin conseguirlo, Idris Elba parece un vampiro de “Blade” con esas lentillas cuyo impactante color no tiene explicación en la historia, el papel de Christopher Lambert es simplemente ridículo y los villanos acaban pareciendo los de Power Rangers, con ese maquillaje terrible. La fotografía tampoco ayuda, por cierto. Menos mal que los efectos están bastante logrados…

Pero lo peor es el guión, lleno de frases estúpidas y con un argumento insustancial y poco interesante. El montaje también es otro punto en contra ya que tiene escenas totalmente prescindibles (la de la confesión en las cuevas, por ejemplo) que alargan la película hasta la agonía.

Conclusión: Poco me queda por decir de “Ghost rider: Espíritu de venganza”… Me ha parecido una basura en general. Decepcionante porque la primera al menos era entretenida. Me sorprende la acogida que está teniendo ya que ha superado los 80 millones contando con la recaudación internacional. Vamos, que no puede considerarse un fracaso en taquilla. Incomprensible a todas luces pero ahí está… Nicolas Cage ha sido siempre uno de mis actores favoritos pero entiendo que se haya convertido en poco menos que el hazmerreír de Hollywood con tantas películas tan malas. Como apuntaba mi novio, parece increíble que sea el mismo que ganó un Oscar en el 95 y llegó a cobrar 20 millones por película…

Nota: 2

Eurovision 2012: Irlanda, Alemania y Francia

Ya vamos conociendo más detalles sobre las candidaturas de los países que participarán en Eurovision 2012, que se celebrará en Bakú (Azerbaiyán). Muchos importantes como Suecia, Grecia o Rusia (estos dos últimos mis favoritos junto a Rumanía y Ucrania) aún tienen que escoger canción y representante pero podemos ir echándole un ojo a los que sí lo han hecho ya. Este sábado sabremos cual es la canción con la que Pastora Soler nos representará a nosotros, por cierto (“Quédate conmigo”, está claro…). A continuación os dejo las canciones de Irlanda, Alemania y Francia. Los gemelos Jedward repiten después de arrasar en la pre-selección irlandesa.