Crítica: “The Thing” (2011)

“La cosa” de John Carpenter es uno de los clásicos representativos del cine de los ochenta pero ante todo es una verdadera película de culto y lo es porque en su momento ni siquiera acumuló 20 millones de dólares en taquilla. Las ediciones en VHS y DVD la ensalzaron como una de las mejores películas de terror-suspense y es por ello que, en plena fiebre de remakes hollywoodienses, Universal se decidió a revivir y rehacer esta película.

Matthijs van Heijningen Jr. y Eric Heisserer (director y guionista respectivamente de este nuevo proyecto y fans declarados de la película original) se pusieron manos a la obra pero no de un remake sino de una precuela ya que argumentaron a los responsables de los Estudios Universal que la película de John Carpenter era perfecta y que un remake sería algo así como “Pintar un bigote sobre La Mona Lisa”. Es decir, nos quitamos la posibilidad de un innecesario remake y a cambio tenemos a dos fans haciendo una precuela para fans que intenta lanzar más luz  sobre la llegada a la tierra de “La cosa” y sobre lo que les pasó a los Noruegos en su base. Perfecto ¿verdad? Pues sí y no.

“La cosa (2011)” ha sido un fracaso estrepitoso y una de las razones de ello es que no han sabido venderla. Para nada. No ha quedado claro lo que era para el gran público y su título, igual que la original, no ha ayudado. Sus responsables argumentan que no se les ocurría ningún subtitulo tipo “Begins” que quedara bien así que esta película ha pasado sin pena ni gloria entre la gente, que ha huído de ella como de otros tantos remakes y los únicos que la han apoyado han sido los fans del clásico de Carpenter que realmente sabían lo que iban a ver, una precuela digna hecha con cariño, dedicación y cuidando cada mínimo detalle de la obra original.

Esta vez tenemos a una mujer al mando del grupo de Noruegos (no desde el principio pero sí una gran parte de la película), la americana Mary Elisabeth Winstead, actriz de la que hace varios años que soy fan absoluto debido a su carisma y su envidiable carrera plagada de blockbusters y películas geniales. En esta ocasión demuestra de nuevo que no tiene ningún problema en cargar con el personaje principal y lo hace como Kate Lloyd, una científica muy semejante a la emblemática Teniente Ripley. Una mujer con dos pelotas, vaya. Esas que mola tanto ver en pantalla. Entre los demás miembros del reparto cabría destacar al co-protagonista Joel Edgerton (Tío Owen en la primera trilogía de Star Wars) o a Adewale Akinnuoye-Agbaje (escrito de memoria gracias a que soy fan de LOST XD). Los demás son prácticamente desconocidos y eso es lo que se buscaba, para que realmente no supieramos quién va a ser el siguiente en morir.

En el plano técnico podemos decir que “La cosa (2011)” cumple de sobra en casi todos los aspectos. Tiene una dirección más que correcta, un guión interesante (aunque sigue demasiado el esquema de la película original) que hace que el montaje en ningún momento se haga pesado y unos efectos realmente espectaculares. Pero sobre todo hay que valorar ese espíritu ochentero que ha conseguido recuperar a la perfección.

Conclusión: Yo tenía esperanzas sobre esta precuela y he de decir que no me ha defraudado. Es entretenida a más no poder, espectacular, va al grano, cuida cada mínimo detalle y además tiene un final realmente genial que todo fan de la película de Carpenter sabrá valorar y aplaudir. En fín, que es otro ejemplo más de una buena película que no se merecía para nada tal vapuleo en taquilla. Quizá todo lo relacionado con esta historia esté destinado al fracaso en un principio. Veremos si dentro de unos años obtiene el reconocimiento que se merece…

Nota: 8