¿Dónde está Wall-E?

Mis ávidos y queridos lectores, ¿Os aburrís? Pues os propongo encontrar a Wall-E entre esta maraña de tuercas, botones y circuitos que dan forma a casi todos los robots que hemos visto en el cine y la televisión. Terminator, los de Perdidos en el espacio, C3PO y R2D2 (por supuesto), Bender … Incluso el hombre bicentenario o el buho de “Furia de titanes”. Ale buscad, buscad 😀

Crítica: “Super 8”

Mes y medio hemos tenido que esperar para ver “Super 8” en España. Demasiado tratándose de una de las películas más esperadas del verano (lo que digo siempre, luego se quejan de la piratería…). J.J. Abrams y Steven Spielberg se unen, cumpliendo uno de los sueños de infancia del primero y firman este film con espíritu ochentero sobre un grupo de amigos que ruedan una película de zombies y se encuentran con algo aún más aterrador a lo que tendrán que hacer frente.

Técnicamente “Super 8” es espectacular. J.J. Abrams sigue innovando con planos geniales y también aportando su sello, ya inconfundible para cualquier cinéfilo. Hablo de los miles de brillos que plagan la película (revisionad Star Trek 2011 si no me creeis). Atención al accidente de tren, escena a la que los trailers no le hacían justicia. Es A-LU-CI-NAN-TE. La catástrofe no se limita sólo a un descarrilamiento y unas pocas explosiones. De hecho el lugar del siniestro acaba tan destrozado que nos recuerda irremediablemente al piloto de LOST, incluso con un vagón en llamas cayendo peligrosamente cerca de uno de los protagonistas (igual que le pasó a Charlie Pace con una de las hélices del 815). Lo bueno es que aquí no paran las setpieces espectaculares. Me estoy acordando por ejemplo de la del autobús policial o la de la caverna y creo que ir a verla de nuevo se va a convertir en una necesidad muy pronto…

J.J. Abrams sabe mantener la tensión como pocos y “Super 8” se convierte en una especie de Alien, en la que no vemos al monstruo en cuestión hasta muy avanzada la película. Su criatura es muy parecida a la de “Cloverfield”, película que él mismo produjo hace unos años. Los efectos especiales igual de alucinantes que todo lo demás, claro.

El reparto es también de lo más acertado. Elle Fanning, cada vez más guapa, se come la pantalla en cada plano en el que aparece. Igual que Kyle Chandler, que es capaz de transmitir con sólo una mirada de esos ojos tan peculiares que tiene. El resto de los adolescentes tampoco se queda atrás y lo bueno es que sus personajes están perfectamente dibujados haciendo que el hetereogéneo grupo funcione y sea divertidisimo en todo momento. En este sentido las comparaciones con “Los Goonies” son acertadas y no desmerece para nada al original gracias al genial guión que tiene detrás (la base de toda buena película). La banda sonora es de Michael Giacchino así que no hay mucho más que añadir. Genial, como siempre.

En esta película está claro que los homenajes son lo que más llama la atención, desde el accidente que he mencionado antes hasta el plano “Jurassic Park” con la bestia entre los árboles o la sala tan “E.T.” donde llevan al causante del accidente de tren. Pequeños detalles que los amantes del cine ochentero y noventero apreciamos sobremanera.

Conclusión: “Super 8” me ha parecido perfecta. La mejor película del verano junto a “Harry Potter 7.2”. No entiendo cómo ha hecho una taquilla tan floja (no ha ido mal pero no ha llegado ni a los 150 millones) porque todo en ella es brillante, desde el guión hasta la fotografía pasando por el reparto o esa emotividad que recupera de los clásicos ochenteros, esa que hace que sea imposible que nos cansemos de revisionarlas una y otra vez. En resumen, una must-see en toda regla que espero que sepais apreciar y disfrutar, porque esto sí que es cine con mayúsculas.

Nota: 10