Crítica: The Sounds – “Something to die for”

The Sounds es un grupo sueco que he seguido desde sus principios, con ese genial “Living in América” que descubrí por casualidad ya no recuerdo cómo. Su ecléctico estilo (pop-rock-dance-electrónico) siempre me ha encantado aunque no tanto como la particular voz de Maja Ivansson, personal e inconfundible. Después de dos trabajos (“Dying to say this to you” y “Crossing the rubicon”) un poco más flojos aunque siempre con varios singles cañeros, nos llega este “Something to die for”, un disco más dance y por primera vez redondo. Después de escucharlo por primera vez no me podía creer que por fín el grupo hubiera dado en el clavo con cada una de las diez canciones que conforman el álbum. Es, según ellos, lo que siempre habían querido hacer y yo desde luego me alegro de que al final lo hayan hecho. Y sin más vamos a hacer un pequeño repaso canción por canción de uno de los mejores discos que he oído en bastante tiempo:  

01. It’s So Easy – Introducción de lo que estamos a punto de escuchar (nueve temazos increíbles). Comienza con una musiquilla electrónica y da paso a un par de estrofas pegadizas. No hubiera quedado mal como canción completa…
02. Dance with the Devil – El ritmo comienza con esta canción y ya no se detiene hasta el final del disco. Dos escuchas son suficientes para engancharnos. No es a priori tan pegadiza como “Diana” o “The no no song” pero es un temazo igualmente.  
03. The No No Song – Como tercer corte tenemos este single en potencia. El estilo es totalmente Dover (en su nueva etapa, antes del nefasto aunque de culto dentro de unos años “I ka kené”). The no no song es una negativa a aceptar las disculpas en una relación. Un tema con mucha fuerza y una melodía super pegadiza y diferente.  
04. Better Off Dead – Primer single del disco y bastante bien escogido, por cierto. Me encanta como Maja Ivansson dice “Better off dead”, vocalizando al máximo. Y el puente instumental de la canción, con ese sonido disco-punk ochentero es simplemente perfecto. Una canción cargada de sentimiento y tristeza pero con un ritmo muy chulo.   
05. Diana – Otro single potencial. “Diana” es una canción con letra lésbica total y con un estilo “Living in America” que me encanta. El estribillo, con esos golpes de batería es la caña. Una auténtica vuelta a los comienzos del grupo pero con el bagaje musical que ya tienen. Es perfecta para mantener el ritmo del disco (y para escuchar millones de veces).
06. Something to Die For – Estábamos viendo Scream 4 cuando, en mitad de la película, escuché este tema. Por supuesto supe de quien era desde el primer momento, la voz de Maja y el sonido del grupo son inconfundibles. Esta canción es una especie de versión mejorada de “No sleeps when I’m awake”, el primer single de su anterior trabajo. Me encantan los sonidos distorsionados del principio que le dan un toque oscuro a la canción que, por cierto, tan bien queda en la película de Wes Craven. Y es que con ese título ( “Algo por lo que morir”)…
07. Yeah Yeah Yeah – Esta es la otra canción que aparece en Scream 4 (Si no recuerdo mal en la fiesta del maratón de “Stab” que preparan los protagonistas. No es tan buena como otras del disco pero tiene un estribillo muy pegadizo y un ritmo que hace que no resulte pesada en ningún momento.
08. Won’t Let Them Tear Us Apart – Una de las más flojas del disco, pero es que con semejante repertorio es normal… Aún así después de varias escuchas me ha convencido y me encanta que no sea un medio tiempo soso de relleno de los que suelen poner infinidad de grupos.
09. The Best of Me – Una de mis preferidas del disco (Si es que tuviera que escoger, que es dificil). Tiene un comienzo “Muse” que hace presagiar que algo grande está a punto de llegar… Y llega. La canción es un medio tiempo con una letra melancólica muy bonita que habla sobre recordar el pasado pero lo justo como para darse cuenta de que uno ya es mayor y hay que seguir viviendo. Un 10.  
10. Wish You Were Here – Y por último, The Sounds han escogido una balada para cerrar el disco. No son un grupo especialmente proclive a escribir este tipo de canciones pero cuando lo hacen, lo bordan. Me encanta ese sonido acústico acompañando a la voz de Maja. Una forma preciosa de cerrar este trabajo.

Conclusión: Parece que la acogida tanto por parte de la prensa como por parte de los fans no ha sido demasiado calurosa y la verdad es que no entiendo porqué. “Something to die for” es, según mi opinión, un disco perfecto para todos aquellos que les guste el pop-rock y el dance. Como buenos suecos que son demuestran sus dotes como letristas y compositores, esta vez más que nunca. El grupo ha estudiado al milímetro la elección de canciones y ha creado un disco corto, potente y entretenido desde el primer segundo hasta el último. Sin duda un “must have” en mi Ipod.

Eurovision 2011: 1ª Semifinal

Ayer se celebró la primera semifinal de Eurovision 2011 y ya sabemos los diez primeros países que competirán contra nosotros este sábado (Big 5 aparte, claro). La gala ha sido bastante floja en general, con fallos de sonido por todos lados. El que nos impidió que escucháramos media canción Noruega (tampoco nos perdimos nada importante) fue nuestro pero el de las conexiones de los comentaristas fue cosa de nuestros amigos alemanes, un gran fallo ya que por todo lo demás la gala fue impresionante: El escenario, los efectos, la pantallaza gigante del fondo, la green room (la mejor que he visto nunca)…

En las votaciones finales hubo sorpresas: La descalificación de Armenia y Turquía y el pase a la final de Serbia (no se lo esperaba nadie y pasó gracias al voto del jurado), Islandia y Lituania. Así pues los diez elegidos fueron:

  •  Serbia, Lituania, Grecia, Azerbaiyán, Georgia, Suiza, Hungría, Finlandia, Rusia e Islandia.

Rompieron el hielo Polonia, Noruega y Albania. La primera lo hizo bien pero la canción no llama la atención con sólo una escucha y desde luego su posición la perjudicó gravemente. Cuando terminaron todos de actuar ya nadie se acordaba de ella… Noruega partía como una de las favoritas aunque su directo fue bastante penoso. A mí siempre me ha parecido una M de canción, un waka waka 2 así que comprendo que no hayan pasado y Albania hizo una muy buena actuación pero fue demasiado típica, hemos visto más de una vez lo mismo en Eurovisión y no llamó la atención tampoco.

Emmy de Armenia era otra de las clasificadas casi aseguradas y yo al menos esperaba que la nombraran hasta el último instante pero no hubo suerte. Su directo fue bastante bueno y tenían algunos golpes de efecto bastante potentes (hablo del ring de boxeo que aparecía de la nada, no de los cuatro bailarines XD). Turquía lleva años y años llevando el mismo tipo de canción así que me alegro de que se haya quedado fuera. Aburre bastante ya y lo de ayer con la china metida en la bola fue demasiado para mi body…

Siguieron Serbia con un look y un sonido sesentero total (muy Austin Powers-Mari Fe Lación todo, fondo mareante incluído). Como he dicho antes su clasificación no se la esperaba nadie y he de admitir que después de unas cuantas escuchas la dichosa canción tiene su aquel. Alexey Vorobyov de Rusia, por su parte, pisó el escenario temblando, nervioso vivo y se notó, pero su físico y sus movimientos a lo Justin (Timberlake, no Bieber) suplieron cualquier fallo posible, como el grito final que dio pena o algún gallo que otro. Vamos que el aspecto vocal no es su fuerte…

Suiza, Georgia y Finlandia fueron las tres siguientes, todas clasificadas para la final. La primera gustaba mucho y la escenografía fue una de las mejores de la noche. Georgia ha sido otra que se ha medio colado en la final debido, creo yo, a la potencia de voz de sus cantantes (porque no creo que sea por el vestuario…) y Finlandia, el nuevo Tom Dice, a mí personalmente me aburrió pero hay que reconocer que tuvo un directo muy bueno.

Y después nos colaron tres actuaciones bastante patéticas: Las de Malta, San Marino y Croacia. A destacar la última con sus dos cambios de vestuario (con mago y todo) y ese fondo poligonero. Además la cantante desafinó como una verdadera perra. No obstante fue la única que se atrevió a usar la pasarela (me llamó la atención, no sé porqué).

Islandia, otra de las sorpresas de la noche, me pareció bastante sosa. De hecho me alegro de que en el sorteo les haya tocado actuar justo antes que a nosotros en la final ya que hará que la canción de Lucía suene mucho más alegre y festivalera. Estoy seguro de que nos va a beneficiar y pensando en que cierran la gala otras dos baladas más aún…

Seguimos con Hungría que destacó por la voz de su representante y una canción dance-ESC de toda la vida (yo la apunté como la Hera Björk de este año) y Portugal cuya actuación fue de auténtica vergüenza ajena. No he visto nada tan malo desde hace años (y mira que ha habido frikis). Vamos que la canción fue un suplicio.

Y terminamos la noche con tres clasificadas: Lituania, Azerbaiyán y Grecia. Las dos primeras dos baladas que entiendo perfectamente que pasaran; Lituania por la increíble voz de Evelina Sasenko y ese mensaje para los sordos (muy original) y Azerbaiyán por la puesta en escena (otra de las mejores de la noche con la cascada de chispas) y una canción muy comercial, porque desde luego los cantantes no tenían química ninguna. Grecia por otro lado me da bastante asquito este año. No entiendo la bazofia de canción que han llevado (por muy bien que cante Giorkas), la mezcla es… surrealista. Seguimos esperando que vuelva Sakis Rouvas un año de estos (a la tercera va la vencida).

Mañana mismo podremos ver la segunda semifinal, también en “La 2” a partir de las 21:00 horas y por cierto, promete ser bastante más potente. Tengo muchas ganas de ver a Suecia y también a dos de mis favoritos cada año: Ucrania y Rumanía. Por no hablar de Israel (en mi opinión una de las mejores canciones de este año) y las dos parejas de gemelos: Eslovaquia e Irlanda (lástima que no podamos votar a Jedward porque el jurado les va a dejar por los suelos y son muy divertidos).