Próximamente…

Crítica: Sophie Ellis-Bextor – “Make a scene”

Más de dos largos años es lo que ha tardado la pequeña diva inglesa-indie-del-dance en sacar su cuarto disco. Después de múltiples retrasos y varios singles de adelanto (en realidad colaboraciones varias con DJs), por fín podemos disfrutar de “Make a scene” (anteriormente titulado “Straight to the heart”). Curiosa la decisión de publicarlo primero en Rusia y comenzar allí la gira promocional… ¿Será mucho pedir que venga a España pronto? Con una lista de ventas tan vergonzosa no sé si se animarán a traerla… Anyway, A continuación un repaso canción por canción de este nuevo y excepcional trabajo:

1. Revolution: Una genial introducción con la que abrir el álbum. Cortita y muy cañera. El comienzo me recuerda vagamente al “Speakerphone” de Kylie aunque luego continúe por otros derroteros. Es la típica canción que estoy deseando aprenderme, con esas estrofas tan largas y tan rápidas.
2. Bittersweet: El tercer single de este disco (y eso que acaba de salir) es un tema 100% Sophie. La canción tiene luminosidad de tan positiva que es, quizá sea por todas esas referencias a la luz en su letra. Todo un himno al enamoramiento compulsivo y un single potencial (con un estribillo maravilloso) que aún no entiendo cómo no ha funcionado mejor…
3. Off & On: Parece ser que esta canción es una cara-b de Roisin Murphy, la ex-componente de Moloko. Su buena relación con Sophie y su marido (Bajista de The feeling) puede ser motivo suficiente para incluirla en “Make a scene”. Ya habíamos escuchado esta canción tiempo atrás, sólo que está regrabada para la ocasión (y mejorada, todo sea dicho). Ahora las pegas: No llama demasiado la atención y yo personalmente no la habría incluído en el disco, quizá como cover/cara-b en uno de sus singles sí, pero poco más. Y desde luego está demasiado arriba en el tracklist, pero bueno…  
4. Heartbreak (Make Me A Dancer): Una de las primeras canciones que escuchamos de “Make a scene” es esta colaboración de Sophie con The Freemasons. Llegó a los primeros puestos en la lista UK por lo que estaba claro que acabaría formando parte del disco. No es especialmente brillante pero tiene ese toque discotequero que hace falta para sonar en cualquier local nocturno.
5. Not Giving Up On Love (Featuring Armin van Buuren): Es el actual single de este nuevo disco. Al igual que “Bittersweet” tiene esa positividad y ese toque veraniego que puede llamar la atención ahora que se acerca el buen tiempo pero está claro que hay otras canciones en el disco que tienen más tirón en una primera escucha. Escoger buenos singles es decisivo para promocionar bien un disco ya que son el escaparate de lo que encontraremos después en la tienda, por así decirlo, y Sophie (o su discográfica) ya ha cometido alguna pequeña metedura de pata (por ejemplo “Me and my imagination” o “I won’t change you”).
6. Cant Fight This Feeling (Featuring Junior Caldera): Seguimos con las colaboraciones. Ésta canción fue segundo single y definitivamente demasiado buena como para dejarla fuera. Uno de los pilares de “Make a scene” junto a “Bittersweet” y “Magic”. No puedo decir otra cosa aparte de que me encanta y no me canso de escucharla.
7. Starlight: Sophie ya había presentado esta balada en directo allá por el 2008. Su versión en estudio es una verdadera delicia, un sedante sonoro en toda regla (¿me he pasado de pedante? Sí, creo que sí XD).
8. Under Your Touch: Después de “Starlight” comienzan las canciones que no habíamos oído nunca y ésta mantiene la homogeneidad del disco. Me recuerda mucho a “Supersonic”, la que fuera bonus track de “Trip the light fantastic”.
9. Make A Scene: Uno de los puntos de inflexión. Es un medio tiempo con un sonido retro y una peculiar melodía. Opino que no tiene la fuerza necesaria para darle título al álbum pero no se puede negar que sorprende, es diferente y eso en un disco de Sophie Ellis-Bextor es muy de agradecer.
10. Magic: La joya oculta de este nuevo disco. El estribillo me suena a otra canción que aún no he podido identificar. Sea como sea tiene algo especial, es una de esas canciones redondas cuya melodía te asalta cuando menos te lo esperas. 
11. Dial My Number:  Otro tema que no está bien colocado, porque apenas se distingue de las dos que tiene antes y la que tiene detrás (en las primeras escuchas me refiero). Aún así tiene un algo que me gusta, ese toque ochentero tan del estilo “Down with love” (que desgraciadamente sólo los fans conocemos, porque es la cara-b de “Catch you” más que nada).  
12. “Homewrecker” y “Synchronized”: Un medio tiempo y una balada respectivamente que en mi opinión sobran. No porque sean malas, que no lo son, sino porque no son tan buenas. Además 14 canciones es un disco bastante largo y a no ser que lo escuchemos tranquilamente en casa, pocas veces lo podremos disfrutar entero y de una sentada (En esto los Dover tienen razón al hacer discos de 10 temas). Está claro que cuantas más canciones publicadas mejor pero aún así mantengo mi opinión de que lo breve si bueno…
14. Cut Straight To The Heart: Me encanta como punto y final para el disco y eso que yo no soy nada fan de acabar con una balada. Pero esta es diferente. Tiene una fragilidad y un sentimiento que la convierten desde ya en una de mis canciones favoritas de Sophie. Esta sí que debería haber puesto nombre al disco, como se rumoreó en un principio.

Conclusión: La espera ha merecido la pena ya que Sophie Ellis-Bextor ha vuelto a demostrar cómo hacer un disco Pop-Dance positivo, bailable y sin demasiadas pretensiones (Ya hay otras que se preocupan por convertirse en las reinas de la pista de baile y las listas de ventas). “Make a scene” tiene, como ya hemos podido ver, varios singles potenciales pero lo mejor es lo que aún no habíamos descubierto. En fín, un regalo para los fans antes de su inminente Greatest hits que, viendo su trayectoria va a estar cargadito de temazos. Yo con este disco no puedo hacer otra cosa que seguir adorándola y reivindicándola por encima de Kylies y Madonnas.

Link: Sitio oficial de Sophie

Eurovision 2011: TVE emitirá las dos semifinales en “La 2” (!!)

Por primera vez en la historia TVE se ha animado a emitir no ya una (que a veces ni eso) sino las dos semifinales por televisión por lo que los próximos 10 y 12 de Mayo podremos olvidarnos de buscar ansiosamente alguna web que las retransmita. Estos dos días a partir de las 21:00 tenemos una cita con “La 2” para ver qué países van pasando a la Gran Final y sobretodo las coreografías, escenografías y voces en directo a las que nos enfrentamos y ante las que nos darán el “Luciazo” (el Sorayazo 2.0).

España podrá votar en la primera semifinal en la que competirán por un puesto en la final: Albania, Finlandia, Armenia, Suiza, Noruega, Turquía, Georgia, Serbia, Rusia, Polonia, Croacia, Azerbayán, Hungría, Lituania, Malta, San Marino, Islandia, Grecia y Portugal.

En la segunda se verán las banderas: Bosnia & Herzegovina, Austria, Países Bajos, Bélgica, Eslovenia, Ucrania, Moldavia, Suecia, Chipre, Bulgaria, Macedonia, Israel, Eslovaquia, Rumanía, Estonia, Bielorrusia, Letonia, Dinamarca e Irlanda (Hace tiempo que no participaban tantos países).

En resumen, que sea cual sea la razón por la que han decidido emitir las dos semifinales (¿redención?, ¿falta de programación?, ¿locura transitoria?) el caso es que es una gran noticia para todos los eurofans. Esperemos que haga un buen pico de audiencia y que TVE siga por este buen camino en años venideros. Cuidando un poco más estas cosas y mostrando interés, una mala canción o un mal puesto no saben tan mal…

Las 10 películas que no te puedes perder este verano

En esta nueva lista vamos a hacer un repaso de los mejores estrenos de este verano. He dejado algunas en el tintero, como siempre (“The hagover 2”, “Transformers 3”, “Conan”, “Destino final 5″…) pero había que elegir y aquí están. Las fechas de estreno, por cierto, son las americanas ya que hay alguna que aún no se ha confirmado en España o que nos toca esperarnos a Septiembre (Como es el caso de Cowboys & Aliens, sin ir más lejos). ¿Listos? Pues comencemos…

10 – Cowboys & aliens [29 de Julio] – En 1880, en el viejo Oeste, los colonos y los indios se enfrentan en una batalla salvaje por el control de las tierras. Pero cuando la Tierra se ve amenazada por seres de otro planeta, ambos bandos deberán colaborar para salvar a la humanidad. Bajo esta premisa se nos presentan nada más y nada menos que Daniel Craig, Harrison Ford y Olivia Wilde. La película parece tener una fotografía muy chula y unos efectos muy conseguidos pero a mí la mezcla me sigue chirriando un poco. De todos modos tengo curiosidad por ver qué sale de aquí, en parte por la gran confianza que han depositado en ella los estudios…

9 – Piratas del caribe: En mareas misteriosas [20 de Mayo] – Diga lo que diga Johnny Depp de que necesitaba volver a encarnar el personaje de Jack Sparrow porque lo vive, lo necesita y demás, está claro que los veintitantos millones que le pagan por hacer de piratilla (con rintintín XD) le vienen muy bien para costear los gastos de su isla privada y vaya usted a saber qué más propiedades. Anyway… Esta cuarta entrega trata sobre la búsqueda de la fuente de la juventud eterna y en ella Sparrow se reencontrará además con una de las mujeres de su pasado (Pene) que parece ser de armas tomar (y muy latina ella). También conoceremos al legendario Barbanegra y volveremos a ver al gran Barbossa, uno de los mejores personajes de la saga. Si a esto le sumamos zombies y sirenas, yo creo que la cosa promete bastante. Mejor que la tercera parte será (no es muy difícil).

8 – Capitán America [22 de Julio] – No soy lector de este tipo de comics así que la historia de El Capitán America me pilla un poco Green Lantern, digo verde XD. Por lo que parece, en la película veremos la transformación de Steve Rogers en este poderoso personaje gracias a un experimento científico que pretende crear el soldado perfecto. Chris Evans protagoniza esta nueva saga que nació con la esperanza de unir a los héroes más famosos de Marvel en “The avengers” (De ahí que éste sea “El primer vengador”. Por cierto para la unificación cambiará de traje). Habrá que verla para poder juzgar, como siempre. Yo le tengo ganas aunque no es la que más, la verdad sea dicha. El género super héroes me empieza a cansar un poco…

7 – Rise of the planet of the apes [5 de Agosto] – Hace muy poco le he dado una oportunidad a la saga de “El planeta de los simios” y me ha sorprendido muy gratamente. Desde la primera parte (un clásicazo en toda regla con uno de los mejores finales de la historia del cine) pasé sin darme cuenta a una necesaria segunda parte (“Regreso al planeta de los simios”) en la que al final se les va un poco la olla con el tema de la bomba nuclear y los telépatas pero que mantiene el interés en todo momento. De hecho es mi favorita de la saga. Las tres siguientes continúan con Zira y Cornelius y más tarde con su primogénito César (mítico y venerado por los simios ya que inició la Revolución). Vamos, que si os gustan las pelis de paradojas y viajes en el tiempo no sé a que esperais para echarles un ojo. Las cuatro completan la fascinante historia original de una forma más que digna.

Bueno, a lo que iba, que este nuevo reboot/precuela (que no tiene conexiones directas con la saga original ni con el remake de Burton) comienza con un científico (James Franco) que busca una cura para el Alzheimer experimentando con simios. En concreto con uno llamado César (qué casualidad XD) El resto nos lo podemos imaginar…

6 – Kung fu panda 2 [26 de Mayo] – Después de bodrios como “Madagascar” o “Shrek tercero”, “Kung fu panda” resultó ser un soplo de aire fresco para Dreamworks. La mezcla de humor y aventuras de la película hizo que me quedara con ganas de más y, por supuesto los estudios cumplen con su misión en la vida que parece ser exprimir sus sagas hasta agotarlas del todo. Por ahora “Kung fu panda” parece tener hilo de sobra y en su secuela, aparte de presentar a un nuevo villano, ahondará en el pasado de Po por lo que las risas están más que aseguradas (recordad los gags de la primera con Po y “su padre” el pato cocinero. Buenísimos).

Sigue leyendo

Crítica: Código fuente

Después de llamar la atención de público y crítica con “Moon”, a Duncan Jones le ofrecieron dos proyectos: El remake de “Dune” con un presupuesto bastante elevado y “Código fuente” que apenas supera los 30 millones. Fiel a su espíritu independiente (por ahora) escogió este último, en principio mucho más personal y más parecido a su debut cinematográfico.

La premisa de “Código fuente” es bastante simple: Un programa informático permite a un soldado, herido en una misión en Afganistan, adentrarse en la mente de una de las víctimas de un atentado en un tren. Puede hacerlo durante sólo ocho minutos para averiguar la identidad del terrorista y así evitar futuras catástrofes. También le es posible volver las veces que sean necesarias e interactuar con los demás pasajeros para acumular información sobre los explosivos utilizados y demás pero poco a poco descubre que esos ocho minutos significan más de lo que los creadores del programa imaginan…

Desde el comienzo es inevitable pensar en “Atrapado en el tiempo” ya que vemos la misma escena una y otra vez, siendo el protagonista (Jake Gyllenhall) más consciente de su situación en cada nuevo viaje e interactuando de forma más práctica para conseguir sus objetivos. Lo bueno es que este bucle temporal, en lugar de resultar monótono, hace la película más divertida e interesante.

El guión es sin duda uno de los puntos fuertes de la película ya que va desgranando la información que necesitamos de una forma muy inteligente. Esto hace que “Código fuente” atrape al espectador desde el primer momento y no lo suelte hasta su sorprendente resolución. Una resolución que nos dará que pensar, incluso bastante después de salir del cine ya que debemos unir las piezas de este pequeño rompecabezas temporal y hay algunas que son bastante “problemáticas” por lo que el debate está servido.

Los actores son otro punto a favor. El papel de héroe de Jake Gyllenhall funciona a la perfección por primera vez en bastante tiempo haciéndonos olvidar otros anteriores (el de “El príncipe de Persia”, por ejemplo). Michelle Monaghan no destaca tanto como Vera Farmiga (a pesar de que ésta es sólo una simple operadora tras la pantalla) pero sin duda está presente y ayuda al desarrollo de la trama.

Conclusión: “Source code” es una película de ciencia ficción con un espíritu clásico que no puede pasar desapercibido a nadie. Tiene algo, igual que le pasaba a “Moon”. Los múltiples giros que tiene la película son realmente fascinantes y consiguen hacer algo diferente en un tiempo en el que parece que ya lo hemos visto todo miles de veces. Es una pena que no haya funcionado demasiado bien en taquilla porque realmente la película es redonda. Imprescindible para los amantes del género y una genial opción para los que buscan pasar un buen rato. Yo por mi parte subrayo mentalmente el nombre de Duncan Jones (ya lo apunté con “Moon”) ya que promete darnos muchas más alegrías de este tipo…

Nota: 7,7