Crítica: Rango

Gore Verbinski se vuelve a encontrar con Johnny Depp después de la trilogía pirata (de la que ya no forma parte el primero) en este western animado llamado “Rango”.

Del apartado técnico de la película se ha encargado Industrial Light and Magic (propiedad de Tito Lucas) y no creo que nadie haya dejado de sorprenderse ante el resultado. Espectacular. A la altura de Pixar visualmente (Dreamworks últimamente está mejorando mucho también)  y además Gore Verbinski se encarga de aportar frescura a la hora de “mover la cámara” con algunos planos maravillosos y unas setpieces que nada tienen que envidiar a la mejor película de acción.

La trama de “Rango” está dibujada a partir de los westerns clásicos y conocidos por todo cinéfilo. La originalidad de la cinta radica en una vuelta de tuerca que transforma una historia harto trillada en un homenaje bizarro, divertido y cañero a este tipo de películas (Sólo hay que ver, por ejemplo, la aparición del gran Clint Eastwood…)

En la película queda claro desde el primer momento que el personaje de “Rango” es el encargado de llevar todo el peso de la trama así como gran parte de los chistes. Y lo cierto es que el pequeño camaleón con un ojo más grande que otro, el cuello torcido y la voz de Johnny Depp se basta y se sobra (Menos mal que en España se ha mantenido a Luis Posada, su doblador habitual). Y aún así tenemos a un montón de secundarios interesantes que aportan distintos toques a la película (Dicen que Isla Fisher está sensacional pero eso no lo sabremos hasta que no la veamos en versión original).

Algo que me ha sorprendido es que “Rango” no está dirigida al público infantil; Es la película de animación más adulta que he visto nunca (sólo hay que ver a los bichos fumando y alguna que otra contestación algo subida de tono). De hecho los niños que había en la sala se empezaron a aburrir a la media hora/cuarenta minutos, señal de que lo único apetecible en “Rango” para este tipo de público son los monigotes que aparecen. Mola.

Conclusión: “Rango” me ha sorprendido gratamente. No sé si será la película de animación del año pero sí tengo claro que si es una de las nominadas del año que viene tiene muchas posibilidadaes de hacerse con la estatuilla desbancando a Pixar después de cuatro años de obtenerla ininterrumpidamente (recemos porque “Cars 2” sea espectacular y ayude a mejorar la pésima e injusta impresión que casi todo el mundo tiene de su primera parte).

La película es entretenida y divertida. Tiene un pequeño bajón a mitad de metraje pero es rápidamente subsanado con varias setpieces de infarto, de estas que te dejan con la boca abierta. En fín, que “Rango” es una cinta de animación que tiene algo que decir y sabe perfectamente cómo hacerlo. Recomendable 100%. Merece la pena sólo por ver el adelanto técnico que han realizado Industrial Light and Magic.