Crítica: Harry Potter y las reliquias de la muerte (Parte I)

Llévabamos mucho tiempo esperando y cuanto más se acercaba el día, más ganas teníamos así que era inevitable no verla el día de su estreno. Cuatro salas de un mismo cine ocupadas por este nuevo Harry Potter y en la que acabamos nosotros había un volúmen de gente bastante considerable a pesar de ser una sesión que empezaba a las 00:20.

Lo primero de todo comentar que, aunque me pareció que asignar a David Yates la tarea de dirigir las cuatro últimas películas de Harry Potter era desperdiciar una oportunidad de oro pudiendo escoger a otros directores más personales, creo que al final ha sido una decisión más que acertada. Incluso se ha atrevido a despuntar y romper el estilo que hasta ahora llevaba la saga con algunas escenas de acción; Por ejemplo la persecución por el bosque con cámara al hombro, otorgándole mucha más tensión al momento. Una dirección perfecta de principio a fín.

La primera parte de “Harry Potter y las reliquias de la muerte” comienza con la despedida de los Dursley, simplemente con una pequeña frase de Vernon, “Tenemos que irnos, aquí corremos peligro”, que ni siquiera le vemos pronunciar. Es una pena que se haya obviado la parte en la que Dudley le agradece a Harry que le salvara la vida en el ataque de los dementores de la quinta parte ya que es el único atisbo de amabilidad que Harry recibe por parte de esta desagradable familia en casi 17 años.

La escena del traslado a la madriguera, a la que también podríamos llamar la escena de los siete Potters, es impresionante. En primer lugar por los efectos, que ya desde los primeros minutos podemos advertir que en esta película han adquirido un nivel de calidad espectacular pero también por la presentación y el reencuentro de varios personajes; Bill Weasley que hasta ahora era un desconocido para los que no han leído las novelas de Rowling y Mundungus Fletcher. A Fleur ya la conocíamos por “El cáliz de fuego” así que espero que nadie diga que es nueva en esto o me lo cargo XD. Respecto a Bill decir que se obvia que fue atacado por Greyback (el hombre lobo más temido) en la batalla de Hogwarts de “El príncipe mestizo” ya que en la película no hay tal batalla pero al menos podemos ver sus cicatrices.

Tras una lucha sin cuartel en el aire, las parejas van llegando a la madriguera, el nuevo emplazamiento que protegerá a Harry ya que ha cumplido la mayoría de edad y el hechizo de Dumbledore que unía al joven con su única familia de sangre (los Dursley) sólo tiene validez hasta esa fecha. George llega con una oreja menos (en la película parece que salva la mayor parte de ella) y Ojoloco y Hedwig mueren en la batalla. Muchos pensarán que deberían haber mostrado la muerte del primero pero en el libro ocurre exactamente igual que en la película.

En la escena de los preparativos de la boda tenemos en una simple secuencia, un resumen de la relación de Harry y Ginny desde que Dumbledore muriera en Hogwarts, es decir, están enamorados y aunque llevan su relación en secreto por miedo a que los enemigos del protagonista la tomen con su novia, está claro que si el destino lo permite, acabarán juntos. De todos modos los pobres no tienen mucho tiempo para disfrutar de su noviazgo porque ya en la boda de Bill y Fleur se enteran de que el ministro ha caído y los mortífagos se dirigen directamente hacia allí. Ron, Hermione y Harry escapan en el último momento desapareciéndose y comenzando así su búsqueda de los Horrocruxes.

A partir de aquí, como en el libro, el viaje de los tres amigos es un no parar ya que deben encontrar los dichosos objetos en los que Voldemort ha depositado una parte de su alma con sólo unas pocas pistas que Dumbledore les ha dejado en su testamento (el desiluminador, El libro de Beedle el Bardo, la espada de Griffindor y la primera snitch que cazó Harry en Hogwarts). Además, y casi por casualidad, descubren otro grupo de objetos que serán claves para la destrucción de Voldemort, las reliquias de la muerte. Tres instrumentos mágicos que convierten a su portador en el señor de la muerte (Uno de ellos lo conocen y lo han utilizado en multitud de ocasiones).

Lo bueno que tiene que este libro se haya dividido en dos películas es que Steve Kloves ha podido ser mucho más generoso con los detalles y con las escenas importantes. Es la primera vez desde “El prisionero de Azkabán” que no echo nada en falta y eso como fan se agradece mucho.

Respecto al metraje, decir que me parece perfecto ya que las dos horas y cuarto se pasan volando y el punto de corte que unirá esta parte con la segunda y final de la saga es también el más acertado ya que no hay nada mejor que terminar una primera parte con una pequeña y desalentadora victoria del mal (no pude dejar de pensar en “El imperio contraataca” tras ese plano final de Voldemort).

El trío de actores me ha sorprendido mucho, sobretodo Emma Watson que después de dos entregas en las que estaba demasiado sobreactuada (La cuarta y la quinta) nos ha regalado una Hermione mucho más a la altura de las circustancias. Se nota el cariño que le tiene al personaje y la madurez de este acompaña a la actriz que ya pensará en continuar con su carrera cinematográfica (y de hecho creo que es la que más posibilidades tiene de mantenerse en este mundillo). Por cierto, me encantó esa primera escena en la que realiza un “Obliviate” sobre sus padres para que no sufran si algo sale mal y no puede volver con ellos. Muy emotivo. De hecho Emma lo hace tan bien que podemos ver su dolor al recordar este momento cuando realiza el mismo hechizo sobre los atacantes de la cafetería (Sí, Hermione es mi personaje favorito, ya sé que se nota XD)

Los efectos especiales, como ya he dicho antes me han dejado con la boca abierta. Sólo hay que ver al nuevo Dobby, que parece real y los nuevos patronus o las deformaciones de cara y transformaciones que sufren los protagonistas a lo largo de la película. Y mención aparte merecen la increíble banda sonora de Alexandre Desplat y la preciosa fotografía de Eduardo Serra.

Conclusión: “Harry Potter y las reliquias de la muerte (parte I)” es en mi opinión una de las mejores películas de la saga, igual que pasa con el libro. El mundo de Harry se repliega constantemente con la aparición de viejos conocidos que no veíamos desde hacía mucho (Olivander, Dolores Umbrige, Dobby, Ojoloco, Lupin, Tonks…) y se van cerrando tramas de todos ellos demostrando así que en el universo de J.K. Rowling cada personaje y cada acto tiene un porqué y que basicamente todo está conectado.

Para ver esta primera parte hay que tener en mente que no es una película completa y que por mucha acción y conclusión de algunas tramas que haya, no deja de ser un comienzo del gran final. Por tanto hay muchos misterios que quedan por resolver (de quién es el Patronus-cierva, dónde están las otras reliquias y Horrocruxes y sobretodo quién sobrevivirá a la última batalla). A mí desde luego me ha parecido una de las mejores películas del año y consigue (creo yo) que todo el que la vea quiera volver en unos meses a ver esa segunda parte que tanto promete. Cualquiera que haya disfrutado con anteriores entregas, está claro que disfrutará al máximo con esta.

Anuncios

5 pensamientos en “Crítica: Harry Potter y las reliquias de la muerte (Parte I)

  1. Bueno hay cosas en las que no estoy de acuerdo. Al fin y al cabo eres un super fan de la serie y yo no. Me gusta mucho pero en esta parte veo vacíos.

    Para empezar estoy enfrentado a mi mismo. Por un lado hubo momentos o escenas que se me hicieron eternas e incluso a veces no me enteraba de cosas que pasaban o mejor dicho como pasaban. Me hacia un lío aunque gracias a tener un novio que lo sabe todo acerca de el mundo potter luego me lo explico todo.
    Sin embargo y pese a parecerme que hay escenas muy confusas y momentos que hubiera eliminado por no aportar nada al espectador, al final de la peli me quede con ganas de que siguiera la historia un par de horas mas para contarle como acaba todo. Quizás tengamos que verla una segunda vez para evaluar todo y disfrutaría mas. En un mes la vemos again?

    Coincido en que David yates dirige muy bien y que la foto y la música estan genial. Y los actores cada dia son mejores, incluso los secundarios … Aunque ninguno le llegue a la suela demos zapatos a kieran jajajajaj es bromita

    • Es normal, la película acaba cuando realmente empieza a coger vidilla. No deja de ser la primera parte de una sola película, don’t forget it. Y los vacíos son misterios que se resolverán en la siguiente, ya verás. Y sino te lo explico yo que para eso soy el experto en HP jeje.
      A mí sí que me gustaría verla otra vez dentro de unas semanas. Seguro que nos apetecerá y este mes no hay muchas, es muy flojo.
      PD: Ya veremos qué pasa cuando nominen a Kieran jajaja

      JP 4ever

  2. que ganas de verlaaaa!! mañana mismo por fin ire. estoy seguro de que me va a gustar, al fin y al cabo, me gustan, aunque sea un poco, TODAS las pelis de potter. y si encima la mayoria coincide en que es de las mejores, pues lo dicho… que ganas de verlaaaa!! XD

  3. Yo creo que en esta peli falta una escena de follar,porque tanta tensión sexual no es buena! Y me molan las escenas en las que aparece voldemort para mi es el personaje mas atractivo de la puta saga,de largo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s