Crítica: Salt

En el cine actual muy pocas mujeres pueden protagonizar una película de acción y convertirla en un éxito de taquilla. El único ejemplo actual que se me ocurre es la saga “Resident Evil” con Milla Jovovich pero mirando las cifras no es que haga ciento y pico millones precisamente, siempre ha superado por poco el presupuesto asignado. Angelina Jolie tiene ya bastante experiencia en este campo (“Tomb raider”, “60 segundos”, “Mr. and Mrs. Smith” o la genial “Wanted” donde nos dejó a todos con la boca abierta) y con “Salt” nos demuestra una vez más que un blockbuster de acción no entiende de edad (“Kick-ass” me viene a la cabeza) ni de sexo.

Tras leer muchas críticas negativas de la película yo me quedo con que “Salt” es puro entretenimiento sin más pretensiones que conseguir que lo pasemos bien durante una hora y media pelada junto a una actriz tan solvente como Angelina. “Salt” no se entretiene con presentaciones innecesarias y pasa a la acción directamente. Practicamente todo el metraje es una set-piece enorme ya que la protagonista está constantemente escapando del FBI que la acusa de ser una espía rusa que planea asesinar al presidente.

Respecto a los actores secundarios (todos los demás) destaca por supuesto Liev Schreiber que intenta hacernos olvidar ese error que tuvo llamado “Wolverine”. Chiwetel Ejiofor (tela con el nombrecito) también intenta involucrarse con el papel asignado, el de hombre que intenta hacer lo correcto pero acaba viendo que no todo es lo que parece.

Está claro, ya desde los posters promocionales, que la película es un vehículo para el lucimiento único y exclusivo de Jolie. Al adaptar el guión se nota que han añadido algunos detalles que intentan exacerbar el lado más erótico de la actriz, que para eso lo Por ejemplo el momento en que se quita las bragas sin ningún pudor para tapar una cámara cuando previamente lo estaba haciendo con un extintor. A mí me hizo gracia, la verdad.

Conclusión: “Salt” no tiene tanto misterio como nos vendían con esa promoción tan sugerente, seamos realistas. Puede que por eso haya decepcionado a muchos. Los giros argumentales son demasiado típicos para cualquiera que haya visto películas de acción de este tipo pero a mí personalmente me ha encantado el resultado final. Me parece una película super entretenida y además con Angelina al frente de la película la cosa no podía ser mejor. Me gusta desde siempre y lo seguirá haciendo. Además está muy bien que de vez en cuando cambien un poco los estereotipos cinematográficos (aunque haya sido de rebote).

“Inceptions”, osea películas que nos sorprendan de principio a fin y nos muestren algo que nunca antes habíamos visto, me temo que va a haber muy pocas y creo que todos sabemos que “Salt” no es una de ellas así que no hay más que sentarse y disfrutar de Angelina en una película de acción divertida y que no para ni un segundo. Eso sí, espero que haya una segunda parte como nos quieren hacer ver con ese final tan descaradamente abierto… No estaría mal una trilogía…