Box office: “Despicable me” directa al nº1 superando a “Eclipse”

Parece que el reinado de la saga Crepúsculo va perdiendo fuerza cada vez con más rapidez aunque hay que reconocer que los datos que ha conseguido (237 millones) en tan poco tiempo son impresionantes.

La cinta de animación “Despicable me” se alza con el primer puesto y 60 millones de dólares. No está nada mal ya que ha costado poco más que eso. Veremos si con esta funciona el boca a oreja porque ya vemos que la nueva de Shyamalan no cuenta con el apoyo del público y cae nada más y nada menos que a la quinta posición. Aún así 100 millones no es un mal dato pero está claro que no van a ganar dinero con ella. Y M. Night hablando de una secuela. Sí, sí, corriendo…

“Predators” se estrena en tercera posición con 25 millones. Al ser de bajo presupuesto no está del todo mal. Necesitaría superar los 60 y sumar algo internacionalmente para ser un relativo éxito. De todos modos me parece que han vuelto a hacer lo mismo que en la primera parte y que la sensación es de remake innecesario. Digo yo, no se…

“Toy Story” 3 se mantiene en cuarta posición con 340 millones. Eso es sí que es un éxito. Las restantes se mantienen más o menos como la semana pasada: “Grown ups” con una buena recaudación, “Knight and day” que ya cae con una recaudación claramente insuficiente, “The Karate kid” sigue poco a poco amasando una pequeña fortuna con relación a su presupuesto y a “The A-team” le pasa lo mismo que a “Knight and day”…

La próxima semana “Inception” que promete hacer un primer fin de semana apoteósico y “The sorcerer’s apprentice”, el as que Jerry Bruckheimer tenía en la manga después de la “decepción” taquillera de “Prince of Persia”.

Crítica: La saga Crepúsculo: Eclipse

Estas últimas semanas han sido tan flojas cinematográficamente hablando que, con unas entradas gratis, fuimos a ver Eclipse. Más que nada para comprobar si David Slade podía reconfigurar la franquicia y hacerla mínimamente digerible. El cine estaba vacío ya que fuimos el día en que España jugaba la semifinal del mundial (algo que a mi me importaba un pepper, la verdad) así que nos salvamos de cuchicheos, susurros, jadeos y demás soniditos pre-adolescentes causados por el six-pack de Lautner.

Debo admitir que técnicamente es la mejor con diferencia. David Slade ha podido mostrar hasta cierto punto su buen hacer y está claro que es un director que sabe cómo rodar una película. Sólo con un plano cenital (uno de Kristen Stewart subiendo a su esperpento naranja) ya se nota que Slade es muy superior a Chris Weitz y se encuentra a años luz de la penosa Catherine Hardwicke. Además de esta pequeña mejora en la saga resaltaría la fotografía de Aguirresarobe, realmente preciosa. Y por último la banda sonora (cuyo tema central está interpretado de nuevo por Muse) es bastante mejor de lo que cabría esperar en una película así.

He de reconocerlo, yo hace tiempo me compré Crepúsculo y Luna Nueva. Los vi un día en fnac bastante antes de que comenzara la fiebre. No me fijé demasiado en que estaban en la sección juvenil y me atrajo esa portada tan original cuyo estilo puede verse ahora en infinidad de libros parecidos y lo que me parece realmente insultante: En las reediciones de “Las crónicas vampíricas” de Anne Rice. Como si ésta necesitara eso para vender… Vamos hombre! Pero bueno, a lo que voy, cuando iba por la mitad de “Crepúsculo” ya estaba agonizando por ver que no pasaba nada y que el 50% de los diálogos iban dirigidos a la belleza y perfección de Cullen (agg!). Me terminé el libro por no dejarlo a medias, algo que no me gusta pero en cuanto pude vendí los dos tomos por Ebay y me convencí a mí mismo de que esa compra nunca había tenido lugar XD. Dicho esto podeis imaginar lo que esperaba al ir a ver Eclipse. Y lo cierto es que no me equivoqué.

La trama me sigue pareciendo tan insustancial y carente de interés como las dos anteriores. Bueno, en realidad la primera película no me pareció mala, me entretuvo bastante pero “Luna nueva” es la película más coñazo que he visto en muchísimo tiempo. “Eclipse” es algo más digerible, quizá por el apartado técnico que he mencionado antes, pero desde luego el guión sigue siendo malo con ganas, los diálogos eternos y la acción prácticamente inexistente.

Sigue leyendo