Crítica: Sexo en Nueva York 2

 

Sexo en Nueva York es y será una de las series más emblemáticas de la HBO. Tras el éxito cosechado durante las seis temporadas que duró la serie, sus responsables decidieron preparar una película pero ésta no vería la luz hasta el 2008 (casi cuatro años después) debido a que Kim Cattrall exigía más dinero por aparecer en la película y les era imposible llegar a un acuerdo.

 Siempre he considerado que una continuación de Sexo en nueva York era muy necesaria ya que la serie cerraba sus tramas de una forma demasiado precipitada. Las dos horas y media que dura la película se me hicieron cortas pues tenían muchas cosas que contar: El nuevo embarazo de Charlotte, la preparación de boda y posterior separación de Carrie y Mr. Big, las penurias de Samantha en su relación con Smith y la infidelidad de Steve a Samantha. Además el personaje de Jennifer Hudson, sin duda lo mejor de la película, aportaba frescura y una trama interesante y emocionate.

Pues bien, Sexo en Nueva York acabó siendo un rotundo éxito de taquilla y logró acumular 415 millones de dólares en todo el mundo. Por lo tanto estaba claro que antes o después iba a llegar una secuela.

Sexo en Nueva York 2, no nos engañemos, es una segunda parte bastane innecesaria. La recaudación está siendo sensiblemente inferior a lo que los estudios esperaban de ella debido a una buena ristra de comentarios y críticas negativas que no animan precisamente a los que no han seguido la serie o los que simplemente irían a ver la película como si de otra comedia cualquiera se tratase. Aún así por ahora lleva 165 millones, que no está mal…

La trama continúa dos años después con la boda de Stanford y Anthony, una subtrama que el director parece haberse sacado de la manga aunque aporta un comienzo bastante divertido y prometedor. Allí podemos disfrutar de uno de los mejores momentos de la película: Liza Minnelli cantando y bailando el “Single ladies” de Beyoncé. Carrie y Mr. Big continuan felizmente casados pero su matrimonio muestra signos de deterioro. Samantha por su parte no tiene pareja por lo que vuelve a ser la que era en la serie, el personaje más divertido y querido por los fans. Charlotte tiene problemas con sus hijas y su liberal y saltarina niñera, otra trama que aporta momentos divertidos y Miranda sigue siendo una adicta al trabajo pero en esta ocasión su personaje pasa completamente desapercibido.

Todos estos ingredientes hubieran compuesto una digna secuela de la anterior película pero sus responsables se empeñan en hacerlo todo más dificil y espectacular sin motivo alguno mandando a las cuatro protagonistas a Marruecos en un viaje que alarga de nuevo el metraje hasta las dos horas y media. Lo malo es que esta vez no hay demasiado que contar y la segunda parte de la película parece más un documental turístico sobre el país con Miranda como una tediosa guía que informa puntualmente de detalles que realmente nos la traen al pairo. Sobran escenas que no tienen ningún interés como por ejemplo la del Karaoke (larga hasta querer morir) o la de los modelitos escondidos bajo los burkas (una ida de olla impresionante).

De esta segunda mitad destacaría únicamente la aparición del personaje de Aidan Shaw (John Corbett) aunque incluso este momento, tan esperado por los fans, acaba siendo decepcionante; Nos cambia completamente el concepto que teníamos de él, un hombre sensato y con principios acaba convirtiéndose en un padre de familia que no dudaría en tirarse a una ex (por muy Carrie que sea) a la primera de cambio. De todos modos es un buen guiño a los seguidores de la serie.

Conclusión: Yo realmente me temía lo peor con esta segunda parte y al final no era para tanto aunque está claro que no alcanza el nivel que ha mantenido la serie y la primera película ni de lejos. Le sobran unos 40 minutos de metraje. Sin ellos sería una simple secuela divertida o lo que muchos llamarían un capítulo largo (algo que no tiene porque ser negativo del todo). Lo que sí me fastidia es que las tramas no son sorprendentes ni procuran giros o cambios significativos en la vida de las protagonistas.

En fin que hasta para los que hemos visto y disfrutado de la serie, la película se hace demasiado pesada y exasperante por lo que no me quiero imaginar lo que pensarán los acompañantes (bueno eso lo sé gracias a mi novio XD). A pesar de todo yo me alegro de volver a ver a los personajes (como pasa cuando le tomas cariño a una serie) aunque no sea lo que todo el mundo esperaba. Eso sí, si al final Miley Cyrus protagoniza la precuela como se está rumoreando, la va  ver su padre (el tal Billy Ray)😄

3 pensamientos en “Crítica: Sexo en Nueva York 2

  1. Estoy seguro que si lo de miley es cierto tu la querrás ir var también junto a billy ray jaja.
    Esta segunda parte es tan innecesaria como la segunda peli de expediente x. Por mucho cariño que le tuviera A Dana y fox ojalá nunca se hubiera hecho .

    Ósea un autentico coñazo de peli. A todos los chicos: que vuestras novias ( o novios como es mi caso) no os engañen para ver esta mierda jajajajj

    jp4evr

    • Ah si? Pues espero que al final hagan una tercera parte para que tengas que verla conmigo jijiji. Además no te quejes que a mi me queda eclipse y al paso que vamos las dos de amanecer!!! Glups!

      JP 4ever

  2. Dios mío tiene que ser lo peor de lo peor! Si al menos las tías estuviesen buenas… Pero es que ni eso! Vaya kk de la vaca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s