Crítica: Iron man 2

Algunas veces los trailers no engañan y después de ver el de Iron man 2 comenzamos a temer que esta segunda parte no iba a ser todo lo buena que cabría esperar. Al final resulta que teníamos razón, esta segunda entrega no está ni mucho menos a la altura de la primera.

Iron man 2 comienza justo donde acabó su predecesora, con Tony Stark confesando su doble identidad. Durante los títulos de crédito aparece Ivan Vanko (Mickey Rourke), el nuevo villano, para mostrarnos cómo crea las armas con las que intentará detener a Iron man. Las motivaciones no quedan muy claras pero parece que basta con saber lo importante, que está enfadado y que quiere venganza. Por su parte Tony tiene problemas con la gestión de su empresa y con la fuente de energía instalada en su pecho que le mantiene con vida. Mientras que lo primero lo soluciona ascendiendo a Pepper Potts, para lo segundo no parece haber un remedio posible.

No obstante Tony Stark aún tiene energías para presentar la Expo Stark, una especie de parque temático / escaparate para mostrar al mundo las genialidades del excéntrico personaje. Los conflictos reales comiezan cuando el gobierno se interesa por la gestión armamentística de la empresa de Stark y también por el peligro y la responsabilidad que conlleva un poder tan grande (sí, más o menos como en Spiderman).

El guión de Justin Theroux se va demasiado por las ramas en ocasiones pero mantiene el tono de la primera entrega. También ayuda que haya tan sólo un villano importante en vez de dos o tres como en otras películas de super héroes.

Respecto a los efectos especiales poco que objetar, son totalmente creíbles y las escenas de acción son espectaculares aunque también he de decir que sólo hay dos en toda la película (tres si contamos la “pelea” en la casa de Tony Stark, escena totalmente ridícula y prescindible, por cierto). Están colocadas una al principio y otra al final por lo que podeis suponer que todo el nudo de la película es bastante más denso de lo que cabría esperar en un film de estas características.

Entre los nuevos personajes, comentar que los que esperen ver a Scarlett Johansson en más de una escena de acción lo llevan claro. El personaje, anunciado a bombo y platillo, se queda en nada; apariciones como la perfecta secretaria calentorra y una sola escena de acción en la que más de la mitad de los planos no son suyos (obviamente). Sólo se limita a poner caras serias y posturas dramáticas.

Mickey Rourke cumple perfectamente su papel de malo siniestro e implacable y Sam Rockwell destaca a pesar de tener un papel más secundario. De todos modos, la aparición estrella de la película es sin duda la de Samuel L. Jackson. Con su gabardina negra y su parche en el ojo, Nick Fury sentará las bases del nuevo y más ambicioso proyecto de la Marvel: The Avengers (ya sabeis, la película que juntará a Hulk, Iron man, Thor, el capitán américa…). En Iron man 2 sueltan algunas pistas más que reveladoras: “¿Aceptais a Iron man pero no a Tony Stark?” dice Robert Downey Jr. “Sólo serás un asesor en esta coyuntura” responde Nick Fury. Es decir, que en “The Avengers” tendremos a Iron man pero no será Tony Stark debido seguramente a la apretadísima agenda de Downey Jr. Después de esta conversación queda bastante claro que después de que la Marvel fichara a Chris Evans como el capitán America, el proyecto por fín parece despegar. Y la última prueba de esto, por cierto, es la escena que aparece tras los títulos de crédito en la que el grupo de Nick Fury encuentra en Nuevo México… ¡El martillo de Thor!

Conclusión: Iron man 2 es una secuela que no llega al nivel de la primera parte, ni mucho menos. Las escenas de acción son demasiado escasas y, aunque no ralentizan en exceso la película, sí que la hacen menos divertida que la anterior. De todos modos lo que la salva de ser una floja segunda parte más es Robert Downey Jr. que, con su impresionante carisma mantiene el interés en una historia que pretende aparentar mucho más de lo que es en realidad.

Ni que decir tiene que muchas tramas de personajes quedan abiertas y la sensación final es que iron man 2 no es más que una lanzadera para una tercera parte y la futura e incierta The Avengers.

2 pensamientos en “Crítica: Iron man 2

  1. La verdad es que la peli es muy flojita. Si no fuera por Downey jr, aburriría en muchos momentos. Para una peli de 2 horas , 2 escenas de acción no es suficiente… Para nada

    lo mas sorprendente han sido los 130 millones de dólares que ha hecho este primer finde en usa. Lo flipo. Espero que la semana que viene baje al menos bastante para que se den cuenta que la gente pide mas. Y que así la tercera parte sea una digna secuela.

    Y respecto a avengers… Ya en hulk 2 hacia un cameo downey jr para preparar la peli. Y de eso hace 2 años. Puede que haya que esperar 3 o 4 hasta que aparezca en pantalla grande

    lo mejor de iron man es que no era en 3 d…. Llegan a hacerla así y me da un algo

    Pd;A juanma le ha gustado… No lo entiendo

  2. No sé cuanto habrá que esperar pero ahora sí que parece más que probable que salga adelante. Sino es que son imbéciles por usar tanto tiempo de Iron Man 2 para contar lo de The avengers si luego no se va a hacer…

    En fín, la peli es demasiado olvidable… Un “Los cuatro fantásticos 2” pero más adulta y con Robert Downey que mola un montón.

    JP 4ever

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s