Crítica: Furia de titanes (2010)

El remake de “Furia de titanes” se postulaba como uno de los grandes estrenos pre-veraniegos de este 2010. Los trailers han cumplido con su función de forma impecable porque prometían mucho más de lo que ofrece el producto final.

El argumento de esta nueva versión es prácticamente el mismo: Una familia de pescadores encuentran a un niño al que adoptan y crían como si fuera su propio hijo. Perseo crece como un humano normal y corriente desconocedor de que en realidad es un semidios. Un día su vida cambia de forma radical al perder a toda su familia en una repentina batalla entre humanos y furias. El causante de esta lucha es Hades, que se propone líderar el reino de los Dioses, un sitio que le fue vetado milenios atrás.

Perseo por su parte se embarca en un viaje contrarreloj para salvar el mundo de los humanos y evitar que Hades lo convierta en el infierno que tan bien conoce. Para ello tendrá que luchar contra todo tipo de bestias ayudado sólo por un reducido grupo de hombres y un fiel aunque inconstante Pegaso (de color negro azabache en esta nueva versión).

Mal empezó la película cuando, pasados 20 minutos aún no había ocurrido nada relevante. Además el guión es una retahíla interminable de frases enrevesadas que no hacen más que aburrir y cansar al espectador. Yo, inocente de mí, pensaba que la cosa mejoraría en las escenas de acción… Pero no. Louis Leterrier hace en esta ocasión un trabajo parecido al que suele ofrecernos Paul Greengrass, es decir, no deja ver nada con movimientos de cámara innecesarios y coreografías mal planificadas.

Los efectos especiales, para rematar, no son tan espectaculares como parecía en un principio. La escena con los escorpiones canta bastante en multitud de ocasiones, el acompañante de la antorcha azul (que por cierto no sé bien de donde sale porque no se paran a explicar nada) parece un monstruito de los Power Rangers y Medusa da vergüenza ajena… No sé porque a veces se empeñan en rehuir de un buen maquillaje y utilizan unas técnicas de animación que, para una película en imagen real (y sin tener detrás James Cameron), se les quedan más que cortas si se trata de primeros planos y secuencias enteras. Pasaba lo mismo en “Soy leyenda”. En las dos primeras partes de Harry Potter, por ejemplo, se usa esto mismo como apoyo a tomas de Quidditch (entre otras) especialmente díficiles y, al ser pocos segundos casi ni se nota. En fín, es otro fallo más de los millones que tiene Furia de titanes.

Respecto a los actores debo defender a Sam Worthington que intenta mantener el tipo con un guión que no tiene demasiado de donde sacar. Liam Neeson y Ralph Fiennes consiguen elevar un poco la calidad de las actuaciones pero de poco sirve con personajes tan planos como los que nos ofrece esta película.

Ya que no somos demasiado partidarios del 3D (y menos en esta película que está completamente adaptada a este formato en post-producción), fuimos a verla a una sala normal y corriente y por lo que he leído esta vez nos salvamos de gastarnos más dinero porque el resultado final parece ser un verdadero timo.

Conclusión: Furia de titanes me ha decepcionado mucho. No hay nada realmente brillante en la película, ni siquiera algunas setpieces que a priori prometían ser espectaculares. No hay tampoco empatía con ninguno de los personajes por su falta de carisma y por ello sus muertes no nos importan demasiado. Ni siquiera el guión, como he mencionado antes, consigue interesar aunque sea mínimamente. Vamos, que si ha recaudado 64 millones es por el elevado precio de las entradas en 3D. Lo tengo claro.

2 pensamientos en “Crítica: Furia de titanes (2010)

  1. No estoy de acuerdo en que Sam Worthington “haga lo que puede con su papel”. Creo que es mal actor en general, aunque la acción física la haga bien. Pero este no es el problema de esta peli.

    El problema radica en que no hay ni buen guión (con personajes que nos interesen) ni un buen director de segunda unidad ( que son los que casi seimpre hacen las escenas de acción, excepto Reny Harlin que siempre las hace él (y por eso son tan buenas en sus pelis)). Porque si ves El increíble Hulk y esta ( que son del mismo director ,Luis Leterrier) te das cuenta que no tienen nada que ver con respecto a sus escenas de acción. UNa pena.

    Si a esta peli le pones más escenas de acción e infinitamente mejor rodadas, puede que hasta te interese un poco. Recuerdo que a los 18 minutos exactos, le dije ami novio “esto es un verdadero coñazo”. El dijo ” deja que empiece de verdad”… ya, si fuera por él aún estaríamos esperando el milagro, jajajaj

    Una peli rollazo, que encima ha hecho taquillón all around the world. Una pena. Van a poner una caca en 3d (te lo dedico pablo) y la gente va a ir en masa a verla, jajaja

    JP4evr

  2. A mí es que Sam Worthington me mola porque tiene carisma haga lo que haga, como Shia Labeouf. Pero sí, la peli es un truño, que le vamos a hacer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s