Crítica: Cómo entrenar a tu dragón

Cuando pensamos en Dreamworks nos viene a la mente Shrek (que ha caído en picado desde esa tercera parte tan obscenamente mala y que parece que no se va a recobrar porque la cuarta según dicen sigue sus pasos), Madagascar (olvidable practicamente entera tanto la primera como la segunda) o incluso la más reciente Kung Fu Panda (muy divertida aunque miedo me dan las secuelas). Pero por lo visto, por la recaudación que está consiguiendo, Dreamworks nunca será recordada por “Cómo entrenar tu dragón” y es irónico porque es sin lugar a dudas la mejor película que han hecho nunca.

En ella nos cuentan la historia de Hippo, un joven vikingo que vive en una isla asediada día y noche por dragones. Sus habitantes están acostumbrados a estas luchas sin tregua y se ha convertido casi en un deporte nacional. El padre de Hippo es el líder de este bárbaro pueblo y vive preocupado porque su pequeño no muestra la más mínima habilidad en la caza de dragones. Hippo comienza su entrenamiento sin mucho ánimo, eclipsado por un grupo de jóvenes vikingos que parecen tener mucho más talento y empeño que él. Pero todo cambia el día que encuentra el especimen de Furia nocturna (la más rara y peligrosa especie de dragón) que consiguió apresar casi por casualidad con uno de sus ocurrentes inventos.

Incapaz de dar muerte al animal, Hippo lo libera y poco a poco comienza a relacionarse con el pequeño al que llama desdentao (Toothless en versión original). Tras darse cuenta de que no puede volar por una anomalía en su cola decide ayudar al animal y casi sin quererlo nace entre ellos una amistad que hará que ambos mundos cambien de forma irrevocable.

“Cómo entrenar a tu dragón” está dirigida por Dean Deblois y Chris Sanders, directores de la divertidísima Lilo y Stitch (una de las últimas películas buenas de Disney) por lo que no debe extrañarnos ese simpático parecido que guardan Desdentao y Stitch. Y no es lo único en lo que se parecen. Ambas tratan el tema de la amistad por encima del clásico romance chico-chica aunque en esta película aparece de forma secundaria mediante el personaje de Astrid.

Técnicamente estamos ante una película que roza la perfección. El pelo, los tejidos,el agua o los paisajes parece que hace tiempo dejaron de ser un problema en las películas de animación y se han convertido en elementos que hacen que podamos disfrutar plenamente con cada fotograma. En esta película en concreto tenemos varios vuelos en dragón que son una verdadera maravilla así como un montón de setpieces perfectamente distribuidas y repletas de humor. Un humor que se aleja (igual que pasaba en Lilo y Stitch) de la escatología y el chiste fácil o infantil y se aproxima más al que hace gala la más grande entre las grades: Pixar.

Los personajes esta vez están perfectamente definidos y cada uno aporta algo diferente, desde la cuadrilla de jóvenes cazadores a las raras y divertidísimas especies de dragón, que acaban siendo tan importantes como los propios vikingos. También me ha encantando la relación de Hippo con su pequeño Furia Nocturna, una amistad que nace casi desde el silencio ya que el pequeño dragón es incapaz de hablar. Esto, en vez de empobrecer el relato hace que sea aún más sincero y complejo.

Conclusión: “Cómo entrenar tu dragón” me ha parecido una película tan mágica y tan bonita que casi me alegro de que no esté teniendo tanto éxito como otras de Dreamworks porque así, con un poco de suerte, no tendremos que sufrir segundas partes innecesarias (y más en este caso). Días después de verla sigo sin encontrarle fallos. Es entretenida, divertida, ocurrente, muy emotiva… En resumidas cuentas genial de principio a fín.

4 pensamientos en “Crítica: Cómo entrenar a tu dragón

  1. La verdad es que a mi también me encanto,y junto a shrek 2, es lo mejor de dreamworks(es que esa segunda peli me trae buenos recuerdos)
    el caso es que han hecho una pi muy buena y lo malo de que no tenga tanto éxito,será que las próximas de dreamworks seguirán con pedos y eructos,que parece ser que es lo que gusta,una pena

    jp4evr

  2. Pues sí, Shrek 4 tiene pinta de eso. A mi me da muy mala espina porque si es verdad que va a ser la última no entiendo como hacen una realidad alternativa en vez de seguir con la historia y darle un buen final a los personajes. Eso denota una falta de ideas bastante importante…

    JP 4ever.

  3. Totalmente de acuerdo,,, a mi me encantó, y eso que últimamente me han aburrido todas las películas de dibujos que he visto
    Qué buena crítica has hecho (aunque quiero leer más de Gerard,,,, jjj,, para cuándo Exposaos!?? jjj,,, crees que será tan mala como parece?

  4. Hola Ann Butler!! La crítica de “Exposados” la publicaré la semana que viene ya que el viernes seguramente la veamos. No tiene muy buena pinta, la verdad pero quién sabe… Ultimamente no me fío demasiado de los trailers.

    Un beso!
    JP 4ever

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s