Crítica: The Lovely Bones

Peter Jackson es y posiblemente será conocido para siempre como el director que realizó esa obra maestra aparentemente imposible de conseguir: La trilogía del Señor de los anillos. Después de 11 oscars que se llevó “El retorno del rey”, Peter Jackson se sentiría el nuevo James Cameron, un director visionario capaz de hacer cualquier cosa que se propusiese. Su siguiente trabajo fue King Kong, una grandísima película, emocionante y llena de aventuras que, aunque tuvo éxito no fue una de las más taquilleras de su año.

Ahora tenemos en nuestros cines “The lovely bones”, la última propuesta de este arriesgado y genial director. Desde que se supo cual era el proyecto que Jackson tenía entre manos comenzaron todo tipo de rumores y comentarios ya que la novela en la que se basa la película es, por lo que comentan, bastante dura.

En The lovely bones tenemos a una pre-adolescente llamada Susie Salmon que vive feliz con sus padres en los años 70. Está enamorada de un chico, ya ha descubierto que quiere ser fotógrafa de mayor y parecer ser la única persona capaz de convivir con su peculiar abuela. La vida parece ser perfecta para ella pero esto, como es normal, no tardará en cambiar. George Harvey, un vecino psicópata y pederasta la engatusa mostrándole una habitación que él mismo ha construído bajo tierra. Allí mismo es donde la viola brutalmente y termina por quitarle la vida. A partir de ese momento Susie vivirá entre dos mundos, en una especie de limbo del que no podrá salir hasta que afronte sus miedos y acepte el hecho de que ha muerto.

Saoirse Ronan es uno de los grandes pilares sobre los que se asienta la película. Aporta una inocencia y una naturalidad que enamoran al espectador desde los primeros minutos de metraje. Se dice que la autora de la novela puso la condición de que el personaje de Susie estuviera interpretado por una desconocida. Poco tiempo después de que empezaran a rodar, Saoirse fue nominada a un Oscar por su papel en “Expiación”. Y la verdad es que se merecía una nueva nominación por “The lovely bones”.

Pero no sería justo otorgarle todo el mérito a Saoirse ya que Stanley Tucci es otro punto fuerte de la película. Es escalofriante y siniestro y consigue que sin ver casi nada sobre sus macabros hobbies, el público llegue a repudiar a George Harvey (porque la violación y el asesinato de la joven sólo se comentan, en ningún momento se muestran).

Los demás actores están simplemente correctos (Rachel Weisz apenas aparece y Mark Wahlberg está como siempre, ni mejor ni peor). Quizá destacaría a la gran Susan Sarandon haciendo de abuela moderna que fuma y bebe demasiado y aporta ese toque de humor que tanta falta hace entre tanto drama.

Las escenas más espectaculares son sin duda las que transcurren en ese lugar entre el cielo y la tierra al que Susie va a parar. En el libro parece ser que no se describe apenas y yo creo que precisamente esto fue una de las cosas que más atrajo a Peter Jackson, poder crear ese lugar que actúa como una ventana al mundo que Susie ha dejado atrás y como una puerta hacia lo que tendrá que superar para llegar a su destino. Todo está inundado de colores y formas imposibles. Las montañas se mueven a su antojo, las playas aparecen de repente y barcos metidos en botellas gigantes se estrellan contra las rocas ante la incrédula mirada de Susie.

Puede que el ritmo se ralentice algo por este tipo de escenas pero no cabe duda de que son un regalo para la vista y una muestra de cómo ha utilizado Jackson esos 80 millones de dólares que ha costado la película. Quizá muchos piensen que todo esto tan sólo es una muestra de onanismo artístico del director como si dijera: “mirad lo que puedo hacer aunque no tenga demasiada repercusion en la historia” pero yo lo veo como una muestra de genialidad que hace diferente y entrañable una película tan dura como ésta.

Conclusión: Está claro que “The lovely bones” no es el drama perfecto. La tensión está demasiado dosificada y eso hace que el ritmo vaya a trompicones (sin llegar  a aburrir, eso sí) hasta casi el final, donde Jackson mete un acelerón y resuelve la película de una forma bastante aceptable. Aún así no cala todo lo hondo que debería en el espectador y por más que me haya parecido una gran película, no es de esas que recuerdas semanas después con un nudo en la garganta. Lo que sí tengo claro es que dentro de un tiempo querré volver a verla en Blu ray para disfrutar de nuevo de esas escenas tan oníricas y tan mágicas.

En fín que Peter Jackson no me ha decepcionado en absoluto pero eso sí, espero que después de Tin tin 2 (apartentemente su próxima película) nos sorprenda con un buen blockbuster.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s