Eurovisión 2010: Daniel Diges es nuestro representante en Oslo

Ayer pudimos disfrutar de una gala de Eurovisión: Destino Oslo llena de sorpresas y momentos que pasarán a la historia de la televisión XD. La encargada de presentar el evento fue Anne Igartiburu que, como siempre, no paraba de confundir palabras, leer los números de teléfono en sus tarjetas (es que son tantos y tan distintos que…) y gesticular como si tuviera mono de alguna sustancia sospechosa.

Por suerte empezaron pronto las actuaciones después de una más que innecesaria intro promocionando Chicago en riguroso playback. Venus fueron las encargadas de abrir la ronda de actuaciones y creo hablar en boca de todos los que vieron la gala al decir que fueron totalmente decepcionantes. Vestidas rollito katy perry lo único que hacían era moverse manteniendo un triángulo. Las voces casi no se oían (fallo del pésimo sónido de tve1, como siempre) y la escenografía fue prácticamente inexistente. Vamos que nada más terminar hasta ellas mismas supieron que no iban a ir a Oslo.

Fran Dieli nos hizo olvidar a Venus con unos pantalones de seda rojos tras los que se intuía “algo pequeñito” XD. Nunca hubiera podido imaginar un gusto tan pésimo, creo que más que la canción, todo el mundo estaba flipando con su disfraz. Comenzó con una introducción acapella por si alguien más le acusaba de plagio a ella Baila sola.

Ainhoa Cantalapiedra, ganadora de OT2 se lo curró un poco más con el vestuario y escenografía pero no pudo evitar algún que otro desafine. Hizo un poco la pelota al jurado y terminando la gala acusaba a la dirección del programa de faltarle el respeto por un fallo técnico que impidió ver su número de teléfono durante la última fase de las votaciones.

Sigue leyendo