Crítica: La cuarta fase

Una de las cosas que más me gusta del cine es que nunca sabes cómo va a ser realmente una película. Después de los trailers y posters de “La cuarta fase” yo esperaba una película de extraterrestres digna, una mezcla entre “Encuentros en la tercera fase y la fantástica “Misteriosa obsesión”. Pues bien ahora puedo decir con toda convicción que la nueva película de Olatunde Osunsanmi es una mamarrachada.

Nada más comenzar la película Mila Jovovich aparece andando por un oscuro bosque, se acerca, mira directamente a cámara y se presenta: “Hola, Soy Mila Jovovich”. Yo alucinaba en colores, como es normal. Pero ahí no acababa la cosa. Su mensaje venía a ser el siguiente: La película (por la que tan inocentemente hemos pagado) está basada en hechos reales pero los nombres y las profesiones de los protagonistas han sido cambiadas para preservar su anonimato (¿no podemos saber los nombres pero sí ver las caras de los implicados con todo lujo de detalles?). Mila, tan guapa como siempre, termina diciendo que el espectador debe decidir qué se cree de todo esto (mal empezamos). Tras esta impactante introducción comienza una escena en la que el director en persona entrevista a la psicóloga que han llamado Abigail Tyler y de la que no hay rastro alguno (ni de ella ni de sus grabaciones).

“La cuarta fase” se basa en una serie de entrevistas y audios grabados por esta mujer en las que sus pacientes relataban, hipnotizados previamente y como por arte de magia (porque es de risa que se pueda hipnotizar a alguien en cuatro segundos), cómo habían sido abducidos y el efecto que ello había supuesto en sus vidas. De la confidencialidad medico-paciente mejor no hablamos…

Aunque la premisa es interesante, a los quince minutos de comenzar la película te das cuenta, si tienes dos dedos de frente, de que “La cuarta fase” es un auténtico coñazo. Además utilizan el split screen de la peor forma posible: Nos muestran a la vez fragmentos practicamente idénticos, a la derecha la “representación” de los hechos con Mila y a la izquierda las cintas originales. El split screen es un recurso genial (véase Hulk de Ang Lee) si se trata de contar varias cosas totalmente distintas pero en este caso resulta innecesario y molesto y no hace sino sacarte de la película constantemente.

Esto se utiliza como potenciador de la vericidad de la película pero todo se va al traste cuando comenzamos a notar efectos de distorsión y “envejecimiento” de la cinta que obviamente han sido añadidos después. Además, ¿Alguien puede creerse que SIEMPRE cuando va a aparecer un extraterrestre, ovni o cualquier cosa similar en pantalla la cinta se quede en blanco con un ruido de mil demonios? Estos fallos en la cinta “accidentalmente premeditados” hacen que el poco interés que tiene la película se esfume y lo único que da miedo son las partes de la entrevista del director a Abigail, que parece sacada directamente de “El exorcista”, con el pelo lacio y sucio, la cara cadavérica, los ojos enormes y saltones y una expresión de tristeza y terror permanente que no se la cree nadie.

Conclusión: En películas como “El proyecto de la bruja de Blair” y “Paranormal activity” se creaba esa ilusión de realidad pero se hace con metraje grabado en forma de mockumentary, en su totalidad. Cualquiera puede darse cuenta de todo es falso y que únicamente sirve para meternos más en la película y pasar más miedo con esa ilusión creada tan inteligentemente estudiada. En “La cuarta fase” en cambio nos dicen básicamente: “Esto de aquí es real y lo de al lado es nuestra interpretación de los hechos”, lo cual me parece una falta de respeto repugnante hacia el espectador.

Un par de meses antes del estreno de la película, la productora creó varias webs y entradas relacionadas con la psicóloga que después fueron eliminadas. Otra muestra de que nada en “La cuarta fase” tiene la más mínima veracidad. Si al menos la película fuera interesante quizá se le perdonaría en parte pero encima es un coñazo insufrible.

3 pensamientos en “Crítica: La cuarta fase

  1. La verdad es que yo antes de ir sabía que iba a ser un coñazo. Es falsa, aburrida y mal enfocada. La idea estaba muy bien y se podría haber hecho una buena peli de extraterrestres… que ya es hora, por cierto.

    Un rollo…casi tanto como Julie y Julia.

    JP4ever

  2. Estoy prácticamente de acuerdo con vosotros, aunque a mi no me pareció mala, de hecho me resultó interesante pero no es una peli que se merezca estar en el cine.

    Porque sí, parece más bien para verla en tu casa un domingo que no tengas otra cosa que hacer. Es típica para verla así y no para gastarte el -considerable-dinero para ir al cine.

    En mi blog tb lo he comentado, ya que nosotros fuimos a verla porque ganamos una entrada del sorteo que hicieron los del blog oficial. Pero creo que si lo llegamos a pagar, a mí me hubiera pesado muchísimo.

    En resumen, me pareció interesante la idea y todo eso, pero falla en otras partes, sobre todo el meterte esas imágenes que son supuestamente reales…si al menos lo pareciesen…huele a marketing de lejos.

  3. Que suerte no haber pagado por ella Chinuka! jaja. Bueno nosotros nos cobramos estos truños antes o después Ejjee-El padrastro-eeem, verdad Jorge? jajaja.
    Yo la siguiente de Mila que me muero de ganas de ver es Resident Evil 4, que tendrá todas las críticas del mundo pero a mi me encanta la saga entera jiji.

    JP 4ever.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s