Crítica: Planet 51

Planet 51, como todos sabemos, es esa película de animación que han dirigido tres españoles y que ha costado unos 50 millones de euros. Publicidad hemos visto en casi todos los rincones del país así que no necesita mucha más presentación.

La idea de la película en sí es curiosa ya que plantea la típica historia del extraterrestre que nos visita, al revés. En esta ocasión es un astronauta americano el que llega al planeta 51 (sabemos el nombre por el título porque no se menciona nunca en la película) y se encuentra con una comunidad alienígena (para él) que no tardará en perseguirlo e intentará frustrar sus planes de  regreso a la tierra. Como en toda aventura que se precie tendrá aliados que le ayudarán y enemigos a los que tendrá que vencer para conseguir sus objetivos.

Planet 51 es una cinta de animación correcta. Equiparable a algunas producciones de Dreamworks como Monstruos contra alienígenas o Madagascar. Kung Fu panda y Shrek (la tercera para mi no existe) me parecen bastante superiores. De Pixar no hablamos porque sería como comparar un dibujo de un niño de seis años con un cuadro de Van Gogh. Pero sí que sorprende que Planet 51 se pueda comparar con algunos de los trabajos de Dreamworks y es que técnicamente es brillante. Se ve que han tomado buena nota de lo que hacen al otro lado del charco para animar como es debido.

El guión es otra historia porque aunque entretiene y tiene algunas setpieces bastante chulas, al terminar la película me quedé pensando “sí, está bien pero le falta algo”. Quizá sea un poquito de varias cosas: un poco más de emoción al final, un poco más de tensión, un conflicto mayor… Carece también de giros argumentales importantes lo que hace que la película sea muy entretenida pero demasiado lineal. Es decir no llega a aburrir pero tampoco te mantiene pegado a la butaca con la boca abierta. Sólo esperas que todo se desarrolle como ya se puede adivinar desde los primeros minutos. Y al final aciertas.

¿Los guiños cinematográficos tan aplaudidos? En general me han parecido muy típicos dado el género en el que se enmarca la película. ¿Cuantas veces hemos visto una sombra de alguien o algo sobrevolando una luna enorme como en E.T? demasiadas. El perro-Alien sí me parece un acierto y de hecho es uno de los personajes con más carisma de la película aun sin decir ni una palabra, igual que Robert (el robot que acompaña a Charles Baker). Y es que tiene narices que la relación entre este último y su nuevo amigo (el alienígena friki del grupo) tenga más emotividad que la relación amorosa que une a los dos protagonistas verdosos (Neera y Lem).

Los secundarios como suele pasar a menudo, no aportan nada. El roquero que parece salido directamente de Woodstock tiene su par de chistes pero no llega a crear un conflicto a la hora de conquistar a la chica de la película, sólo está ahí. El hermano pequeño de Lem también aparece y desaparece según conviene. Y respecto a los malos malísimos tampoco estorban todo lo que deberían. Es lo que decía antes, que se queda a medio camino de todo.

También me sorprende que Planet 51 trate de hacer parodia de algo que está imitando completamente. Algo así como reirte del profesor que te está enseñando cómo hacer bien las cosas. No me parece mal que conste, sólo me resulta curioso.

Por otra parte Me ha encantado el nivel de detalle de los fondos, el mobiliario y los objetos en general. Todo tenía la misma forma redondeada, desde las puertas y ventanas hasta una pizarra o el micrófono de un periodista. En ese sentido es muy coherente durante toda la película y hace que el escenario donde transcurre la película tome mayor credibilidad. Muy acertado también ese aire del típico pueblo americano de los cincuenta mezclado con esas formas futuristas que mencionaba antes.

Conclusión: Para ser la primera película española de animación (obviemos los intentos anteriores de hacer algo decente) Planet 51 pinta muy bien. De cara a futuras producciones es esperanzador ver que sí se puede hacer algo parecido a la animación americana. Pese a sus carencias es entretenida y divertida en bastantes más momentos que otras que presumen de ser la monda. En EEUU eso sí, no ha funcionado bien. Ya cae con 28 millones de dólares. No creo que llegue a los 40 así que necesitará (como tantas otras) de la recaudación internacional para considerarse un éxito.

Anuncios

3 pensamientos en “Crítica: Planet 51

  1. Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. es una peli muy entretenida pero le falta algo…incluso a veces todo pasa tan rapido que no puedes apreciar todo bien. muy bien usado el formato panoramico 2:35 y la ambientacion.

    lleva ya 50 millones en todo el mundo asi que no es un fracaso pero hubiera ido mejor en usa si no la hubieran estrenado el mismo dia de luna mierda nueva, jajajaja
    JP4evr

    PD: y si el dibujo del niño de 6 años es de van gogh?, jajajajaj

  2. Pues si el dibujo es de van gogh con 6 años entonces sería como comparar el corto Tin Toy con Wall-E por ejemplo, dos trabajos de la misma persona a diferentes épocas. Toma ya! jajaja

    Ya, si fracaso no será pero en America podría haber hecho más tanto que por un lado les lamen el ass con americanadas y teniendo voces de actores americanos importantes etc etc… Desde luego Luna Nueva le ha hecho mucha pupita.

    JP 4ever

  3. A mi me gusta mas tinY toy,,,jajajaja…por llevar la contraria y darme la rzon mas k nada, jajajaja

    JP 4evr

    k ganbas de ver luna nueva…digo en madrid, en el cielo, pk esa peli ni gratis, drogado y con 2 whoppers voy a verla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s