Crítica: The Box

the_box

“The Box” es una película de Richard Kelly basada en un relato breve de Richard Matheson llamado “Button, button”. Para los que no lo hayan leído lo resumo: Una pareja recibe en su casa un paquete que contiene una caja de madera con un botón rojo cubierto con una cúpula de cristal. Debajo hay una nota que dice “pasaré a visitarles a las ocho”. A esa hora aparece en su puerta un hombre que pertenece a una compañía internacional. La pareja le pide explicaciones y él responde que el mecanismo de la caja es sencillo: si pulsan el botón recibirán un pago de 50.000 dólares (de la época) y a cambio una persona que no conocen morirá. Después de discutirlo mucho (quieren hacer un viaje a Europa, tener un hijo etc… y ese dinero les vendría muy bien) la mujer pulsa el botón por su cuenta. Esa misma tarde recibe una llamada: Su marido ha muerto atropellado por un tren. La siguiente llamada es del extraño hombre de la caja. La mujer consternada le pregunta: “¿No decía usted que moriría alguien a quien no conocía?” y el hombre le dice: “Pero buena mujer, ¿acaso cree usted que conocía a su marido?”.

The Box parte de la misma premisa pero obviamente tiene mucho más que ofrecer (es imposible rellenar hora y media con tan poco). La pareja en esta ocasión tiene un hijo. Ella sufrió la amputación de varios dedos del pie derecho y su marido que trabaja en la Nasa intenta hacerle una prótesis que le haga volver a andar como antes. Nada más recibir la caja y conocer el trato, la pareja de la película (igual que la del relato) discuten mucho acerca de todo lo que conlleva. Al final también es ella la que pulsa el botón pero Richard Kelly está ahí para darle una vuelta de tuerca total a la historia.

Poco a poco y con cuentagotas podemos intuir algo de la extraña corporación que ha creado la caja y de sus extraños fines. Lo que queda claro es que son extraterrestres y que pulsar el botón es un experimento cuya resolución sólo conoceremos al final.

Durante toda la película se mantiene un ritmo bastante equilibrado y la tensión se siente casi como una pulsación, genera una intranquilidad que te hace seguir pendiente de lo que les pasa a los Lewis. Eso sí, en varias momentos puntuales me encontré pensando: “No entiendo nada de lo que pasa” y también esta sensación se mantiene casi hasta el final cuando ciertas partes encajan y dan una visión que te deja más o menos satisfecho. No obstante está claro que es necesario un segundo visionado para arrancar algo más de lógica y entender ciertas partes porque la película es muy muy extraña.

Respecto a los actores destaca con claridad el trío protagonista. Cameron Diaz y James Marsden pese a lo que pueda parecer están tan convincentes como Frank Langella haciendo de emisario y mensajero con la famosa caja.

La ambientación de los años 70 está asi mismo muy lograda y la fotografía ayuda a crear ese ambiente opresivo que tan bien le sienta a la película y que tanto ayuda a mantener el interés.

Al final, después de conocer como trabaja la extraña compañía (utilizando a las personas cercanas a la pareja protagonista como si de la invasión de los ultracuerpos se tratara) llegamos a la resolución, tan cruda como la vida misma **SPOILER** y es que para que el hijo de los Lewis vuelva a ver y oír (penalización por pulsar el botón) Norma Lewis debe morir a manos de su marido. Ambos no se lo piensan ya que no soportarían a su hijo en esa situación y Arthur Lewis aprieta el gatillo matando a su mujer en el mismo momento en el que otra mujer pulsa el botón rojo en el salón de su casa. Es decir, Quien pulsa el botón es el causante de su propia muerte por lo tanto esa mujer morirá de la misma forma que Norma por lo que ha hecho y así la cadena se prolongará indefinidamente. Y mucha gente pensará ¿No era alguien desconocido el que tenía que morir? Y Richard Kellis puede responder igual que lo hizo el hombre del relato de Richard Matheson: ¿Acaso nos conocemos a nosotros mismos? **FIN DE SPOILER**

Conclusión: The Box es una película interesante e intrigante. No esperaba mucho de ella y me ha sorprendido gratamente. Tiene mucho más de lo que se puede apreciar a simple vista y al menos para mi se hace imprescindible un segundo visionado. Da que pensar y la forma en la que está contada hace que no sea otra película del montón. Puede que se haga un poco densa a veces pero no cae en picado como otras del mismo género. Los siete millones de dólares recaudados en su estreno no le hacen justicia. Para nada.

3 pensamientos en “Crítica: The Box

  1. me estoy empezando a preocupar. 2 críticas seguidas en las que coincido contigo.jejeje.

    Yo no sabía como acababa el relato corto y lopensaba ver una tarde de estas. Gracias por desvelarme el final, ejem.

    La peli está muy bien, incluida la ambientación. Incluso Cameron , que normalmente no me la creo en ningún papel (para mí su mejor interpretacion ha sido en las muy entretenidas Angeles de Charlie), está muy bien en el papel.

    Yo también tengo ganas de volverla a ver cuando salga en BD. Típica peli que sé que me costará elegirla otra vez por su fatídico final, pero que terminaré viendo junto a mi novio, tumbaditos en su cama y con una manta envolviéndonos, jejeje.

    Muy recomendable.

    PD;: Pablo, si te parece esta una peli muy muy rara, ve su anterior filme DONNIE DARKO. LO FLIPAS!!!!!

    JP4evr

  2. Pues sí, que ganas de volver a verla (ya para DVD). Es una pena que haya sido un fracaso, igual que Fourth Kind. No lo entiendo. Seguro que las dos le dan mil vueltas a Paranormal Activity.

    Un abrazo JP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s