Crítica: Expediente 39

case_39

En ocasiones vas al cine convencido de que una película va a ser mala y acaba sorprendiéndote gratamente. Es raro pero pasa. Y lo que pasa menos aún es que te lleves dos sorpresas. Eso nos pasó ayer.

Comenzamos viendo Expediente 39, la historia de una trabajadora de servicios sociales que se involucra en lo que ella cree que es un caso de maltrato infantil. Después de conseguir que los padres sean encerrados, adopta provisionalmente a la criaturita que parece haberse encariñado con ella. Pronto descubre que las cosas no son siempre lo que parecen y que la pequeña Lillith es mucho más de lo que aparenta ser.

Jodelle Ferland. Aprendeos este nombre porque va a dar mucho que hablar proximamente. Y es que en la última película de Renée Zellweger lo mejor, sin duda, es la joven actriz que interpreta a Lillith Sullivan. Mirando en Imdb descubro que aparecía también en la insufrible “Silent Hill” (ahora la recuerdo sin boca en el poster) y en “The messengers”. Desde luego es perfecta para películas de terror como confirma su filmografía. Va a aparecer en “Twilight saga: Eclipse”, un éxito asegurado y un pequeño salto para todo el que aparezca en ella.

Volviendo a la película, en sí es muy típica, para qué vamos a engañarnos. De hecho “la sorpresa” se prevee casi desde el principio pero “Expediente 39” tiene algo bueno, sabe mantener el interés en el espectador. Tanto el montaje como el guión son coherentes con lo que va pasando y por ello no hay bajones en toda la película. Los personajes se perfilan lo justo y necesario, cosa que es de agradecer en ciertas ocasiones. Aparte he de añadir que me encantó cómo acaba todo. Estoy harto de giros finales inesperados en el cine de terror (“Arrástrame al infierno” sería el caso más reciente…)

Entre lo negativo de la cinta cabe destacar el score (muy malo) y quizá que abusa de los sustos facilones (un perro que aparece de improviso, un golpe a todo volumen, etc…) pero sobresaltan y sirven para mantener la tensión. También hay un par de escenas de terror muy buenas (La persecución bajo la lluvia y algunos momentos en los que la protagonista intenta alejarse de Lillith). Se notan claras referencias a “The ring” y el final recuerda irremediablemente a esa obra maestra de Bob Zemeckis llamada “Lo que la verdad esconde”.

Aparece como co-protagonista Bradley Cooper, el actor de moda con el que la actriz inició una relación en el rodaje de esta película. La escena en la que entrevista a la pequeña Lillith es memorable (gracias a ella).

Conclusión: No sé si será por mis bajas expectativas pero “Expediente 39” me gustó bastante. Es previsible pero interesante, divertida e inquietante. Una buena opción para los que buscan simple y llano entretenimiento.

Anuncios

2 pensamientos en “Crítica: Expediente 39

  1. Momento cotilleo on: Bradley y Renée estuvieron por nuestro país visitando iglesias jejeje

    A veces pasa eso que tus expectativas son tan mínimas que con algo que tenga bueno pues te gusta. Me pasó el otro día cuando vimos la de “Me ha caido el muerto” (Ghost Town), o algo así que anda que los títulos traducidos tienen miga…en fin, esta seguro que me esperaré a que salga en dvd 😉

  2. a mi tambien me gusto. eso pasa al no esperar nada de una peli. pero es verdad que tiene algo. y bradley cooper va a dar mucho que hablar. time 2 the time.

    a ver que hacen en la 2º parte.

    JP 4evr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s