Crítica: Enemigos públicos

public_enemies

Como sabeis Enemigos públicos nos cuenta (de nuevo) la historia de Johnny Dillinger, un famoso ladrón de bancos que se convirtió en una leyenda en una época en que Estados Unidos estaba sumida en una crisis y sus representantes no sabían muy bien cómo manejar la situación. En la película podemos ver además su habilidad para conquistar a las féminas y su sangre fría a la hora de escapar de la justicia (del que sería el fundador del FBI y de Purvis, interpretado por Christian Bale).

Me sorprende el final, totalmente verídico, eso sí en el que *Atención Spoiler* Dillinger es asesinado de un tiro en la cabeza cuando salía de un cine tan tranquilo, con dos bien puestos. ¿Después de tanta huída y con su novia en la carcel se mete en un callejón sin salida de ese tipo? Pues parecía más inteligente, la verdad. *Fin de Spoiler.

Si tuviera que ponerle una palabra a la sensación que me dejó enemigos públicos, ésta sería indiferencia. Sí, Michael Mann es un gran director de acción y sus setpieces están tan bien montadas que son “la milk” pero sigo odiando que grabe con cámara digital. Lo siento mucho. Y ya si es una película de época como es el caso, ni os cuento. No se si a muchos les pasa en esta película pero cada dos por tres me imaginaba al director, los cámaras y demás equipo de rodaje por ahí danzando. Y no creo que sea esa la finalidad de una película de este tipo. Con cámara digital las imágenes se ven demasiado reales. Que se haga así en Cloverfield o la reciente Distrito 9 pase pero no entiendo que lo haga Michael Mann.

Aparte de esto la película es entretenida, sí, y rebosa escenas de acción con persecuciones y tiroteos pero lo que queda en última instancia es una sensación chicle, osea poca historia alargada durante demasiado metraje.

Los protagonistas están bien, destacando a Marion Cotillard, ganadora del Oscar por La vie en Rose, por cierto. Johnny Depp sigue siendo igual de carismático. Se hace con el personaje con la clara intención de obtener una nominación al Oscar (que no creo que le llegue). Christian Bale por el contrario me cansa mucho. Puede engordar y adelgazar a voluntad pero eso no hace a un buen actor, ni mucho menos. Siempre tiene la misma cara sin expresividad ni emoción. Es el mismo en todas las películas. En Batman por lo menos tenía máscara que le tapaba gran parte del careto y en Terminator estaba Sam Worthington para meterse a la audiencia en el bolsillo (Y es que será la nueva gran estrella de Hollywood).

Apunte: Genial la aparición de mi querida Emilie de Ravin (Claire en LOST) interpretando a una trabajadora de un banco que es secuestrada por la banda de Dillinger. Qué ganas de volver a verla en la serie!

Conclusión: Esperaba que “Enemigos públicos” fuera mucho peor ya que el trailer es realmente pésimo. La película no está tan mal, como ya he dicho es entretenida pero llega a hacerse algo larga y es de las que olvidas más pronto que tarde. Es una buena opción si no hay nada más que ver pero no pasa de ahí.

Un pensamiento en “Crítica: Enemigos públicos

  1. ¡Que buen post sobre la película!
    Yo tambien la vi. A mi me gustó mucho.
    Coincido contigo en que no me gustó nada Christian Bale (muy cansino) y que tanto Johnny Depp como Marion Cotillard están estupendos.
    Por cierto, no me di cuenta de que salía Emilie de Ravin hasta que lo has puesto. Muy buen apunte😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s