Crítica: G.I. Joe

Yiaiyous

Si de algo puede enorgullecerse Stephen Sommers es de hacer películas entretenidas. Desde aquella que rozaba la serie B, “Deep rising” hasta “The mummy returns” pasando por “Van Helsing” que, sí muchos os echareis las manos a la cabeza pero yo me lo pasé genial viéndola (Cómo molaba Elena Anaya haciendo de vampiro, por cierto).

Después del arrollador éxito de transformers, todos intentan sacar tajada de donde pueden creando películas basadas en muñecos y juguetes. Los famosos G.I. Joe que marcaron una generación, cobran vida de la mano de Sommers. 

Los trailers de la película han sido contraproducentes porque han dado una impresión equivocada a todo el mundo, una sensación de “Uy, que mal pinta esto” que todos hemos tenido alguna vez. Pues bien, después de dos horas de G.I. Joe salí del cine medio convencido con lo que acababa de ver porque, a pesar de tener cosas negativas, el resultado es un blockbuster entretenido por obligación y con un par de giros argumentales “interesantes”.

La historia es bien simple, como debe ser: Dos agentes (Duke y Ripcord) son reclutados por una organización secreta e increíblemente preparada que lucha contra otra empresa igual de misteriosa que pretende acabar con los principales líderes mundiales. Más típico imposible pero no se puede esperar mucho más. Al menos es mejor que Transformers 2…

Los efectos especiales están bastante bien repartidos por las innumerables escenas de acción. Hay alguna cosilla por ahí que canta demasido a videojuego pero se perdona después de disfrutar como un enano con la escena de la persecución en París.

Respecto a los actores no tengo casi pegas. Divertido el cameo de Brendan Frasier. Dennis Quaid hace un papel demasiado secundario ya que se queda en la base dando órdenes que todo el mundo ignora. Lo mismo le pasa a Adewale Akinnuoye-Agbaje. Sienna Miller no me convence haciendo de mala y de morena no hay quien la reconozca, la verdad. Para la segunda parte la tendremos en el otro bando, a ver que tal. Rachel Nichols salva el personaje de Scarlett a pesar de que la actriz tiene un deje de niña pija-tonta bastante importante. No hablaré del espectacular aumento de pecho que le han inflingido. Marlon Wayans y Channing Tatum están bastante correctos en sus papeles, contando con que Tatum siempre pone la misma cara de chulito foia-pavash.

Conclusión: Un blockbuster entretenido y bien dirigido por Sommers. Si bien no es su mejor película, ni mucho menos, se salva de la quema y espero que salga bien parada para que pueda aprender de sus errores en una segunda parte. Es cierto que peca de exceso de efectos especiales pero a estas alturas de la vida parece inevitable bombardear al espectador todo lo posible con explosiones y demás. Ya sabemos a lo que íbamos ¿no?

Un pensamiento en “Crítica: G.I. Joe

  1. Es verdad lo de los giros de la historia…al final estan todos muertos, jajaj. No en serio, a mi también me gustó. al menos nos entretuvo y espero que añlgun dia hagan la 2 GIJOU Doó

    Me la pido en BD!!, jajaj

    JP4evr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s