Querido sauce llorón que siempre estás enlagrimado,
llorando pareces enojado.
Quizá es porque te dejó un día
o porque dijo que quedarse no podía.
En tus ramas se columpiaba,
¿y ahora añoras la felicidad que eso te daba?.
Tus hojas regalaban fresca brisa
y creíste que nunca se apagaría su risa.
Sauce llorón, ¡escucha el viento!,
te diré algo que calmará tu lamento:
Quizá pienses que para siempre la muerte se lo llevó
pero en tu corazón eternamente se alojó.

– Vada Sultenfuss  en “My girl”

Anuncios

Un pensamiento en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s