Supervivientes 2009, comienza la aventura

Ayer comenzó una nueva edición de Supervivientes. El primer programa por lo general suele tener un ritmo frenético y este año no ha sido menos. Desde la presentación de participantes a las primeras nominaciones pasando por los famosos saltos en helicóptero y pruebas varias.

Este año han decidido separarles en dos grupos: hombres y mujeres. Parece no quieren arriesgarse a dejar en manos del azar la disposición de los grupos. Ya lo hicieron el año pasado y quedó todo tan descompensado que a los pocos días volvieron a juntarlos. Espero que la división dure este año ya que la competición entre grupos es uno de los puntos fuertes de supervivientes. Es interesante ver quien llega a la unificación y las amistades (y odios) que se forman primero en un grupo y luego en otro. Además las pruebas de recompensa e inmunidad son más emocionantes, al igual que las nominaciones.

Este año de nuevo ha habido polémica con el fuego ya que pocas horas después de llegar ya habían conseguido el preciado elemento y tras decirles que no podían hacer fuego en esa isla y apagarles la hoguera, volvieron a repetir la operación (esta vez de noche) por el frío que estaban pasando. Muy sospechoso… En ambas ocasiones no había una cámara para filmar el momento (vaya seguimiento exhaustivo ¿eh?) por lo que no se ha podido demostrar si lo han hecho con el fantástico método de frotar una cuerda de tender.

No obstante dejaron aparcado el tema y se centraron en ubicar a cada grupo en una isla, una pequeña y otra minúscula. Las chicas ganaron una prueba bastante tonta en la que había que conseguir unos sacos con piezas de un puzzle-totem y montarlo después. Para sorpresa de todos, las supervivientes eligieron la isla minúscula con sorpresa.

Esta sorpresa era desembarcar en la isla grande y viajar a la otra remando con un quit de supervivencia bastante completo compuesto por 10 cajas. Antes de empezar el programa les habían impuesto la tarea de pescar todo lo que pudieran ya que de ello dependería su futuro en la isla. El grupo consiguió cinco peces. Por cada uno de ellos el equipo de las chicas consiguió un minuto. Cada cinco minutos el grupo debía tirar una caja al mar hasta que consiguieran llegar a su pequeña residencia.

Tras 15 minutos y tres cajas desechadas, las féminas se instalaron en la isla. Poco después empezaron las nominaciones. Este año cada grupo nominaba a los suyos. El resultado: Roberto y Maite son los primeros expuestos al público. El primero por haber llegado el último (después de la aún inexplicada expulsión de Michel Gurfi antes de comenzar) y la segunda por no haberse integrado del todo en el grupo.

La decisión no está clara ya que ambos son bastante desconocidos para el gran público. Si no pasa nada realmente relevante lo más seguro es que abandone la isla Maite ya que en igualdad de condiciones un hombre (y más si parece buena persona y está de buen ver) suele superar a una mujer en la votación popular.

Por ahora la cosa promete. Veremos que tal continúa la aventura el próximo jueves…

S/V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s