Viernes 13

fridaythe13th

Ya tenía yo ganas de ver un Slasher en condiciones y después de ver los estupendos resultados en la taquilla americana (en el primer fin de semana ya ha dado beneficios) esperaba mucho del remake de Viernes 13.

La película comienza con una introducción interesante en la que la madre de Jason intenta eliminar a la superviviente del grupo de monitores de Crystal Lake. Les acusa de haber dejado que su hijo Jason se ahogara en el lago. El enfrentamiento acaba con la cabeza de la señora Burges rodando por el suelo. Años más tarde un grupo de jóvenes eróticamente cargados (como diría Rachel Greene) o cachondos (como diría Joey Tribbiani) llegan a las puertas del campamento abandonado buscando una plantación de marihuana. Uno de ellos les cuenta a los demás la historia de Jason y con ello la maldición parece revivir ya que no tardará en comenzar la caza.

Sólo una sobrevive y lo hace por su parecido a la madre de Jason, con la que sigue teniendo un fuerte vínculo aún después de su muerte. El hermano de la chica en cuestión llega al pueblo  seis meses después buscándola desesperadamente y se unirá a un nuevo grupo que disfruta de un fin de semana en una cabaña próxima.

La película no da un segundo de respiro y, aunque los sustos no son todo lo efectivos que deberían, mantiene bien la tensión y el interés. Marcus Nispel tiene un estilo parecido al del productor de la cinta (Michael Bay), planos muy cortos y mucho movimiento. Entre los actores hay caras conocidas: Jared Padalecki de Supernatural, Danielle Panabaker a la que sigo desde “SkyHigh” y la maravillosa “Mr. Brooks” o Aaron Yoo (el chino de Disturbia). Todo muy hetereogéneo eso sí. Hay que ser políticamente correcto.

Está claro que hay que ir a ver Viernes 13 sabiendo lo que compras. No hay grandes diálogos ni tramas complejas. Ni siquiera alcanza el nivel de Scream con ese humor negro de Wes Craven y ese modo de hacer cómplice al espectador con múltiples guiños al cine de terror. En Viernes 13 todo se reduce a las tres “S”: Sangre, Sustos y Sexo y en este remake han conseguido extraer la esencia de la saga y actualizarla de un modo que sea atractivo para las nuevas generaciones. Eso sí no aporta nada nuevo, es un reinicio en toda regla que explica la historia de Jason con cuentagotas, lo justo para entender lo que pasa. Creo que juegan con la teoría de que cuanto menos sepamos de Jason, más inquietante será.

Conclusión: Viernes 13 es un Slasher de 90 minutos que entretiene desde el primer minuto y se pasa volando. No llega a inquietar  como debiera pero la trama no chirría y técnicamente es más que correcta lo cual ya es bastante tal como está el cine ultimamente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s