Crítica: Transporter 3

4452

Ayer fue tarde de cine (como cada semana) y la elegida fue Transporter 3. Una película que teníamos ganas de ver. Todo el que haya ido más de una vez a ver este tipo de películas sabe lo que debe esperar y lo que no debe exigir. Es por eso que a mi Transporter 3 me gustó mucho.

Jason Statham está en uno de sus mejores momentos. Puedo decir después de haber visto ya bastantes películas suyas que ahora mismo es mi actor de acción favorito. Me encanta la tremenda fuerza que pone en las escenas de lucha. Es realmente bueno. Ésta vez y quizá un poco influenciados por Crank y su brutal desinhibición, han utilizado varias escenas como quien no quiere la cosa para el lucimiento del cuerpo de Statham que, todo sea dicho, está mejor que nunca.

Había leído en algunas críticas que la acción en sí estaba rodada fatal, que mareaba, que no dejaba al espectador enterarse de nada, que los planos eran demasiado rápidos… Nada más alejado de la realidad. Si bien Olivier Megaton queda lejos de la espectacularidad de Leterrier, su forma de rodar es muy efectiva y desprende fuerza y dinamismo. Además cuenta con unas coreografías bastante originales.

Como en toda película de acción que se precie hay un Mcguffin, una misión que cumplir y por supuesto una chica guapa que acompaña al protagonista. La elegida esta vez es la rusa Natalya Rudakova. Apuesto a que la mayoría la odiará al terminar la película y es que su papel es el de una chica alocada y pija que parece no saber lo que quiere, es decir totalmente contrario al de Frank Martin, siempre serio y seguro de sí mismo. Creo que por una vez, el personaje femenino está muy bien definido y resulta bastante creíble dentro de lo que cabe. Al menos no es la típica rubia sosa que se deja llevar de un lado a otro siempre con la misma cara.

Respecto al villano, en esta tercera parte le toca a Robert Knepper visto en la horriblemente alargada Prison Break. Con esa cara de malo que tiene no le hace falta mucho más. Me gustó mucho la resolución siendo consecuente siempre con que él sólo es el cerebro de todo el asunto, no un luchador.

Conclusión: Transporter 3 es una película hecha para pasar un buen rato a secas. Entretiene sin hacerse pesada, tiene buenas escenas de acción, una trama floja como requiere el género y un protagonista con mucha fuerza y mucho carisma. Se mantiene de sobra a  la altura de la trilogía, lo que ya es bastante.

Un pensamiento en “Crítica: Transporter 3

  1. A mí también me gusta Jason, es un gran actor de acción (no lo he visto en otro registro), y además sus escenas son elaboradisimas, tiene mucha elegancia y a la vez, fuerza. Espero ver esta entrega pronto xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s