Lars y una chica de verdad

lars_and_the_real_girl02

Sin ánimo de parecer un gafapasta después de la crítica de “Déjame entrar”, voy a comentar “Lars y una chica de verdad”. Tuve oportunidad de verla el pasado fín de semana.

Una mañana Karin (Emily Mortimer) invita  a desayunar a su vecino y cuñado Lars. Con una simple conversación apreciamos la dificultad que éste tiene para comunicarse y relacionarse con los demás. Karin y su marido están muy preocupados por él. Cuando una noche Lars interrumpe en su casa para anunciarles que tiene visita, lo último que espera la pareja es que la chica en cuestión sea una muñeca comprada por internet. Tras consultar con una psicóloga deciden seguirle la corriente y hacer como que Bianca es una mujer de verdad, inválida y enamorada de Lars. Pronto el pueblo admitirá a Bianca en sus vidas con el fín de ayudar a su traumado vecino. No obstante todo cambia cuando Lars conoce a su nueva compañera de trabajo. Ésta es la curiosa trama de una película que en más de una ocasión consigue sacarnos una sonrisa y sobretodo nos une desde el principio al pobre Lars y su aventura con su chica real. 

Esta película sin Ryan Gosling sería una película patética donde un desquiciado pasea a una muñeca, nada más que eso. Gosling da vida al personaje principal de una forma increíble, se transforma en alguien casi autista, muy muy tierno y tímido, carismático. Cambia su modo de andar, su modo de mirar, tiene tics… Su interpretación es, en definitiva, excepcional.

Con la base de un buen personaje principal, a una película le hace falta un buen guión para poder funcionar y “Lars y una chica de verdad” lo tiene. De hecho bien hubiera merecido una nominación al Oscar.

El ritmo aunque lento, es muy uniforme y nunca llega a hacer la película pesada. Siempre hay algo interesante en la forma que Lars tiene de comportarse, de su temor a la soledad que le lleva a dar vida a Bianca. Es emocionante ver las consecuencias que puede tener la necesidad de compañía y cariño en alguien necesitado de ello y que, por su carácter, no cree poder conseguir.

Conclusión:  “Lars y una chica de verdad” es una buena comedia, muy emotiva, con un planteamiento novedoso al que sabe sacar partido y lo que es mejor: sabe finalizar la trama de forma consecuente, como debe acabar una buena historia.

Un pensamiento en “Lars y una chica de verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s