Di que sí

20081219-004426-pic-844704272

El que en su día fuera rey de la comedia Hollywoodiense, Jim Carrey, vuelve a la carga con una nueva comedia, “Di que sí”. En esta ocasión, su compañera de reparto Zooey Deschanel nos vuelve a deslumbrar con su amplio abanico de registros y de expresiones faciales (nótese la ironía). Y es que lo de esta chica no se quedó en “El incidente” de Shyamalan, es así de sosa siempre. Al menos es bastante guapa. Muchas veces eso es suficiente para triunfar en el cine… No, no estaba pensando en Jessica Alba. Bueno sí.

A lo que íbamos: Está claro que tiene que gustarte Jim Carrey para disfrutar de esta película ya que en el 98% de los planos aparece él y en el 75% de éstos pone caretos y demás gestos típical Carrey que a mi por cierto me hacen bastante gracia. 

La película podría ser comparable a otra, Mentiroso compulsivo, también protagonizada por Carrey. En esta ocasión, el protagonista de la cinta es un hombre gris con una vida aburrida y sin emociones. Ha sufrido una ruptura por este modo de vida y en su trabajo parece no haber cambios nunca. Todo cambia cuando un amigo le ofrece asistir a una sesión de terapia basada en decir sí a todo, en no desaprovechar nada de lo que te brinda la vida o el destino. A partir de ahí Carrey se verá envuelto en situaciones de todo tipo que le inducirán a conocer a Deschanel y a enamorarse de ella.

Di que sí es una oda al positivismo, una película que te hace tener casi permanentemente una sonrisa en la cara (y sin recurrir a gags escatológicos … ejem Apatow). Pero no sólo se queda en una pequeña sonrisa, tiene gags realmente buenos y bastantes, lo cual no es muy usual en este tipo de comedias.

El ritmo no me pareció que decayera en ningún momento si bien es cierto que no tiene un conflicto importante entre los protagonistas y por lo tanto tampoco una emocionante resolución. Tampoco le hace falta ya que la comedia funciona por sí sola sin grandes cambios o giros en la trama.

Los secundarios son otro gran punto a favor, destacando al jefe del protagonista interpretado de forma hilarante por Rhys Darby.

Conclusión: Jim Carrey se mantiene en muy buena forma y es sin duda el punto fuerte de esta película. Di que sí es una comedia que si bien no es sorprendente, cumple con creces su objetivo de entretener y hacer reír además de contener una contagiante dosis de positivismo que se agracede, y mucho. Por ahora es la mejor comedia de estas flojas Navidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s